Edición Impresa, El Hincha, Rosario Central

El DT evalúa quiénes serán los ingresantes ante Talleres

Las opciones que tiene Montero por Pinola y Camacho

Paolo Montero evalúa quiénes serán los ingresantes ante Talleres, por las bajas sufridas el viernes frente a Banfield.


Rosario Central no tiene tiempo para quedarse en lamentos por el mal arbitraje de Darío Herrera, ni por la derrota ante Banfield. Es que el martes tendrá un duelo clave pensando en el objetivo trazado, el de ingresar a una Copa Internacional. Más allá de que hoy Defensa y Justicia (40) lo podrá pasar, si es que le gana a Atlético Tucumán, el equipo de Paolo Montero (42) recibirá a Talleres (40) en el Gigante desde las 21.15.

Y de cara al juego ante los cordobeses, el Canalla no tuvo descanso y ayer entrenó pensando en el último partido que tendrá en condición de local. La novedad del ensayo de ayer fue que todos los futbolistas que sumaron minutos en el Sur entrenaron con normalidad. Aunque la práctica solamente se trató de ejercicios regenerativos.

Claro que ya hay bajas confirmadas. Javier Pinola, expulsado ante el Taladro, y Washington Camacho, llegó a la quinta tarjeta amarilla, no podrán estar ante los de Frank Kudelka.

Las opciones

Para reemplazar al zaguero central, el entrenador cuenta con dos opciones: Hernán Menosse y Renzo Alfani. Y por la suma de minutos que tuvieron ambos desde la llegada de este cuerpo técnico, el uruguayo es el que tiene más chances.

La probable última línea canalla para recibir a Talleres sería: Víctor Salazar, José Leguizamón, Menosse o Alfani y Paulo Ferrari.

Por el lado del reemplazante de Camacho, el entrenador tiene como posibilidades los ingresos de Mauricio Martínez, Maximiliano Lovera y Leonel Rivas, aunque este último tiene muchísimas menos chances que los otros dos. Es que cualquiera de los dos primeros le da la posibilidad de no tocar tanto el mediocampo. Ya que el ex Unión jugó como volante por derecha algunos partidos desde que arribó al club. Y el último no fue hace mucho, estuvo en la derrota por 2-1 en el Nuevo Gasómetro ante San Lorenzo. Claro que si se inclina por el juvenil Lovera, las características de la línea media será más ofensiva.

Una formación probable de la mitad de la cancha sería: Damián Musto; Martínez o Lovera, Gustavo Colman y Federico Carrizo.

¿Toca arriba?

Más allá de que podría repetir ante Talleres la misma dupla de atacantes que utilizó en el Florencio Sola, según averiguó este diario Montero evalúa la posibilidad de que Germán Herrera sea de la partida en lugar de Fabián Bordagaray. Es que el ex Defensa y Justicia no tuvo un buen partido en el Sur y podría dejarle su lugar el Chaqueño para que acompañe a Teófilo Gutiérrez en ofensiva.

El espíritu no se modificará a pesar de que sí cambiará el concepto

La clasificación o no a la Sudamericana solamente le pondrá el moño o no a un campeonato irregular como el que tuvo Central. Si bien la evaluación tomará un matiz diferente dependiendo si alcanza el objetivo o no, la misma no variará en el grueso de su contenido. El torneo canalla ha sido irregular.

La primera parte, el semestre inicial fue malo. Es que el cuerpo técnico anterior, como era lógico, apuntó todos sus cañones a la Copa Argentina, pero descuidó demasiado el torneo. Claro que no lo descuidó poniendo suplentes, simplemente el equipo no rindió en el campeonato y dio la sensación que el error estuvo en no afrontar de manera adecuada la doble competencia. Encima, nunca se renovó futbolísticamente tras la eliminación de la Libertadores cuando la cosa parecía encaminada a dejar en el camino a quien después fue el campeón.

Con la llegada de Paolo Montero y los suyos las esperanzas se renovaron. Pero el hecho de comenzar con el equipo en el puesto 24 hizo que la empresa se haga muy cuesta arriba.

A pesar de la lejanía de los puestos protagónicos, el Central del uruguayo comenzó a tener una efectividad llamativa. Y con el tiempo también llegó el buen juego.

Ahora, en esta recta final, la sumatoria de puntos no fue buena. De hecho cosechó solamente 2 de 9 posibles. Pero así y todo se mantiene en zona de Sudamericana. Es que el mediocre campeonato argentino le está dando una mano.

La historia tendrá su finalización en días nada más. Y si bien la clasificación o no a la copa cambiará conceptos, en líneas generales el mote de torneo irregular no será modificado.

Comentarios