El Hincha, Rugby

Polémica en las redes

La Unión Argentina sancionó con una probation a Los Pumas por el escándalo de los tuits

La UAR expresó que la acción prescribió pero que el daño ocasionado, que fue reconocido por los propios jugadores, debe ser remediado. Por lo tanto, Pablo Matera, Guido Petti y Santiago Socino, deberán realizar actividades especificas para poder volver al seleccionado nacional


Pablo Matera, Guido Petti y Santiago Socino, deberán realizar actividades si es que quieren volver a jugar en Los Pumas. Crédito: Gentileza Prensa UAR.

La Unión Argentina de Rugby hizo público un comunicado en el que se expide sobre el caso de las publicaciones en redes sociales de distintas expresiones racistas, xenófobas y discriminatorias de los jugadores Pablo Nicolás Matera, Guido Petti Pagadizabal y Santiago Gabriel Socino, realizadas hace ocho años o más. La Comisión de Disciplina expresó:

“Sosteniendo que atento al tiempo transcurrido entre la fecha de los hechos investigados y la actualidad, la acción se encuentra prescripta. Sin perjuicio de ello, la Comisión consideró que el daño ocasionado, que fue reconocido por los propios jugadores, debe ser remediado”.

“Ratificando la condena categórica de toda expresión racista, xenófoba y discriminatoria, la UAR hace propio los aprendizajes de las organizaciones con larga trayectoria en la batalla contra el discurso del odio”, expresa un párrafo del comunicado.

Fueron cuatro semanas en las que la Comisión de Disciplina tomó declaraciones testimoniales a los jugadores, entrenadores y testigos clave. Para poder llegar a un veredicto, si bien los jugadores no recibirán sanciones, para poder ser nuevamente convocados deberán realizar determinadas actividades.

Según el comunicado para que Matera, Petti y Socino, puedan volver a vestir y representar a Argentina con la camiseta de cualquier seleccionado deberán cumplir con los siguientes pasos, que en términos jurídicos sería una probation.

Los jugadores deberán realizar las siguientes actividades: “Participar de un curso de 6 horas que se desarrollará en tres días de 2 horas cada uno, con dos objetivos: 1) tomar conciencia de dónde surgen los prejuicios y de las consecuencias que estos tienen en las relaciones entre las personas y 2) prepararlos para participar dentro del programa de “Estereotipos discriminadores y prejuicios” de Rugby 2030, hacia Una Nueva Cultura”.

“Grabar un video con contenido formativo sobre “Estereotipos discriminadores y prejuicios”, que se utilizará como recurso pedagógico de referencia para los jugadores y jugadoras”.

“Concurrir 2 días, cada jugador, al espacio de intercambio de experiencias con los jugadores y jugadoras que hacen el curso, en los días que se coordinen con los jugadores”.

“Adicionalmente, este Consejo Directivo evaluará favorablemente cualquier otra acción restaurativa que los jugadores decidan efectuar voluntariamente de manera complementaria a las acciones aquí consideradas”.

“En su oportunidad y previo a una nueva convocatoria, el Consejo Directivo, a través de las áreas pertinentes de la UAR, controlará el efectivo cumplimiento de estas actividades restaurativas, a los fines de resolver sobre las cuestiones de elegibilidad para futuras participaciones en los equipos representativos nacionales y/o la elegibilidad para ocupar la capitanía del equipo, cuestiones que este Consejo resolverá en su momento”.

“En consecuencia, la elegibilidad de los tres jugadores queda supeditada al cumplimiento de las medidas restaurativas impuestas y este Consejo Directivo retira el aval a la capitanía de Pablo Matera hasta que las medidas restaurativas sean cumplimentadas satisfactoriamente”.

Santiago Artagaveytia y Juan Cabiche, abogados de Matera, Petti y Socino, hablaron con Infobae, medio en el que expresaron su disconformidad y analizan qué medidas van a tomar por sus defendidos.

“Entendemos que ya hubo un sanción que consistió en una suspensión provisoria de los jugado-res cuando estuvieron en competencia, como el hecho de quitarle a Matera capitanía. Ahora esta nueva determinación fue extemporánea y no sabemos qué se quiso hacer. Hubo un enorme desamparo de la UAR y no sabemos por qué tomaron esta determinación. Tampoco qué ganan tomándola”, aseguran los letrados.

Además, los representantes jurídicos de los jugadores expresaron: “Los jugadores no se escondieron, admitieron sus tuits y ya pidieron perdón de forma pública. Están dolidos, golpeados, desilusionados, calientes y expuestos. No son el patito feo del rugby ni de la sociedad. Hay familias detrás de ellos”.

Además agregaron: “La medida es innecesaria y ello son señalados por cosas hechas cuando eran adolescentes. Fue producto de la inmadurez que uno tiene a esa edad. Tampoco creemos que haya una persecución personal ni social en contra del rugby. Pero sí que este deporte hoy tiene una alta exposición mayor y no solo por resultados deportivos”.

Comentarios