Política

Omar Perotti, en campaña

“La unidad es un mandato de la gente, quien no lo escucha se equivoca feo”

El espacio que lidera el rafaelino respondió a las críticas de María Eugenia Bielsa por el armado que incluyó a sectores disímiles del peronismo. En un encuentro en un hotel céntrico, el precandidato a gobernador desplegó sus ejes de campaña: seguridad y producción


Seguridad y producción. Esos son los dos ejes que flotan en la campaña del precandidato a gobernador Omar Perotti. Ambos conceptos desplegados por el rafaelino en un encuentro con profesionales, dirigentes y vecinos que se realizó este lunes en un hotel céntrico rosarino le sirven para diferenciarse de las dos administraciones, la provincial para endilgarle al socialismo los problemas de seguridad de los santafesinos, y la nacional para cuestionar a Cambiemos el presente económico al priorizar una conducción financiera por sobre el trabajo de los santafesinos. Sin embargo los postulantes de este espacio, y el propio Perotti, destinaron gran parte de sus discursos en explicar y responder las críticas que generó la alianza de espacios disimiles en el frente Juntos, que incluye a peronistas federales, renovadores y kirchneristas. 

El salón estaba lleno, la convocatoria fue importante. Había desde ex funcionarios de administraciones reutemistas y obeidistas, a dirigentes que formaron parte del kirchnerismo; pasando por intendentes comunales, legisladores y algunos representantes gremiales. Esa diversidad fue puesta en tela de juicio días atrás por María Eugenia Bielsa, la rival por la nominación a la gobernación de Perotti. Recordó que el rafaelino “le votó todas las leyes” a Macri y que justamente una alianza con el kirchnerismo hablaba de la “corporación política”.

Y hacia allí fueron las respuestas de todos los que tomaron la palabra en el encuentro: los precandidatos a intendente Roberto Sukerman, a senadora por el departamento Rosario Norma López, a diputado provincial Leandro Busatto, a la vicegobernación Alejandra Rodenas y el propio Perotti.

Sukerman apeló al histórico “todos unidos triunfaremos” para explicar que quienes conforman el espacio tienen “distintos orígenes e historias pero la misma sensibilidad social”. “El nombre Juntos del frente es el «todos unidos triunfaremos». Hablar de proyectos, de nuestras ideas, es la mejor forma de ganar. Lamentamos que otros sectores estén hablando de nosotros en lugar de lo que hay que hacer”.

Por su parte, Norma López fue la encargada de rescatar las figuras de Néstor y Cristina Kirchner, administraciones que “durante una década nos tuvo en el poder y ha podido cambiar políticas en favor de la justicia social”. Además, instó a “desplazar” al socialismo, fuerza política a la que acusó de ser “absolutamente funcional a las políticas neoliberales, a las políticas de ajuste, de destrucción de la industria y del consumo interno, los grandes valores del peronismo”.

En tanto que Busatto habló de un momento “bisagra” en la Argentina, y dijo que en ese desafío “el peronismo no se puede quedar afuera de este momento histórico”. “Venimos a poner en marcha un sueño colectivo, de que nuestros compatriotas tengan la posibilidad de levantarse y acostarse sabiendo que pueden ir sus chicos a la escuela, que puedan recuperaran sus trabajos, que los abuelos puedan comprar sus medicamentos. Esas cosas que parecen tan sencillas pero que hoy se carecen. Hace tres años que vivir el día a día en la Argentina se ha hecho adverso para nuestro pueblo”, agregó.

Rodenas, la compañera de fórmula de Perotti, recordó: “En estos días nos han criticado por haber confluido distintos sectores. A mí me parece que no es una crítica válida. Creo que esta unidad que hemos logrado es un imperativo de la historia”. La ex jueza resaltó otro rasgo distintivo del movimiento peronista, la vocación de poder, justamente en momentos donde no gobiernan ninguna de las tres administraciones (local, provincial o nacional): “No estamos hablando de un desafío electoral, estamos pensando claramente en volver a gobernar la ciudad, la provincia y la Nación. Si algo tuvo el peronismo es que nunca fuimos una fuerza testimonial, nunca nos interesó dar solamente testimonio de aquello que pensábamos; al contrario, somos un movimiento que tiene una fuerte vocación de poder. Y esa vocación de poder, hoy postergada, actualiza un principio de nuestra cultura política que está inscripto en nuestro ADN: a nosotros nos gusta gobernar porque nos hemos formado para ello”.

Por último Perotti retomó aquellos dos ejes de campaña, previa explicación del por qué de este armado: “No es una unidad de dirigentes, es un reclamo de la gente: únanse para construir algo mejor, para cambiar esto porque no la estamos pasando bien”. “Quien no escucha ese mandato es porque se está equivocando muy feo. Y eso significa dejar de reunirnos con los que piensan igual para animarnos a construir con lo que piensan diferente“, lanzó el actual senador, en un dardo que parece estar dirigido a su rival interna Bielsa y las infructuosas negociaciones para que desista de competir por la gobernación.

“Nos unimos para tener una propuesta superadora a lo que ha sido el socialismo en el gobierno pero también para marcar un protagonismo de Santa Fe que impulse cambios de políticas nacionales, para que se abandonen las políticas financieras que se han apoderado de la conducción económica del país”, se diferenció Perotti.

Luego arremetió con el tema seguridad, con fuertes críticas a las gestiones del Frente Progresista: “Creemos que esta provincia puede estar más segura y lo decimos con firmeza: no vamos a acompañar esta política de seguridad, a esto le decimos basta”. “Yo sí voy a conducir a la policía de la provincia de Santa Fe”, dijo el precandidato a gobernador y enumeró sus deseos de “una policía más profesionalizada, bien equipada, mejor entrenada y también mejor remunerada. Una policía que vuelva a recuperar su relación con la ciudadanía y que la ciudadanía vuelva a confiar en su fuerza. Para ello, una clara línea divisoria: todo el respaldo al que tiene vocación de servicio y afuera a los delincuentes de la fuerza”.

En el plano productivo, Perotti recordó “lo que significa esta provincia con su liderazgo agroalimentario, su diversidad industrial, la capacidad emprendedora, la fortaleza de nuestras universidades y sector científico-tecnológico”. “De esto se habla cuando hablamos de un protagonismo diferente para Santa Fe”, lanzó y finalizó: “No le vamos a delegar a nadie la defensa del trabajo de los santafesinos, la defensa de nuestra historia productiva”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios