Política

El largo brazo de la ley ómnibus

La tensión sigue: ahora Milei echó desde Roma a funcionarios de Córdoba y de Salta

Son la secretaria de Energía, Flavia Royón, alineada con el gobernador de Salta, el titular de la Ansés, Osvaldo Giordano, que viene del "cordobesismo". La purga evidencia la decisión de La Libertad Avanza de romper lanzas con las provincias que tenían buena pero parcial sintonía. ¿Cómo sigue?


A la arena. Milei les dio la espalda a los gobernadores con los que tenía relación amigable.

El presidente Javier Milei les pidió la renuncia a la secretaria de Energía, Flavia Royón, y al titular de la Ansés, Osvaldo Giordano, según anunció este viernes por la noche en redes sociales la Oficina del Presidente , que remarcó que “la crisis económica heredada y el momento histórico actual” requieren “funcionarios públicos comprometidos con la modernización, simplificación y desburocratización del Estado”. La purga confirma versiones que habían adelantado la salida de un conjunto de funcionarios vinculados a gobernadores tras el naufragio de la ley ómnibus en la Cámara de Diputados, lo que completa la decisión del gobierno nacional de romper lanzas con los gobernadores más próximos, iniciada con la decisión de destruir el Fondo Compensador del Transporte, un mazazo a los gobiernos provinciales y municipales.

Giordano está vinculado a la gestión del justicialismo “cordobesista” del gobernador Martín Llaryora y su antecesor Juan Schiaretti, y Royón al mandatario salteño del partido local Pais, Gustavo Saénz, de quien fue secretaria de Minería y Energía hasta que integró el gabinete del ministro de Economía Sergio Massa, en el último tramo de la gestión de Alberto Fernández. En ambos casos sus nombramientos representaron una apertura del presidente Javier Milei y el gobierno de La Libertad Avanza, que no tiene ningún gobernador propio, a dos que no estaban alineados ni con la liga de gobernadores peronistas ni con la decena de mandatarios de la UCR, el PRO y partidos provinciales que se mueven en bloque, entre ellos el santafesino Maximiliano Pullaro.

Diputados cordobeses y salteños que responden a los mandatarios provinciales acompañaron la ley ómnibus en el dictamen de mayoría en el debate en comisiones y en la votación en general, pero lo hicieron en contra de artículos que tocaban las economías regionales de sus territorios con retenciones y en la eliminación de fondos fiduciarios instaurados por leyes específicas para atender situaciones particulares en la votación de cada artículo y cada inciso del proyecto. Como resultado se iban limando aspectos puntuales del proyecto y el oficialismo propuso que volviera a comisión, es decir, a discutir desde cero. A partir de ahí declaraciones oficiales se refirieron con dureza creciente a diputados. “Le dieron la espalda a sus promesas de campaña por una Argentina distinta. El pueblo jamás olvidará los nombres de aquellos que, pudiendo facilitar las reformas que fueron elegidas por el 56% de los argentinos, decidieron seguir haciéndole el juego a la casta”, se lee en un comunicado de la Oficina del Presidente que incluso se publicó una lista de quienes cometieron “traición” y “votaron en contra del pueblo”.

En la nómina figura Alejandra Torres, que es la esposa de Giordano y votó en contra del proyecto en consonancia con sus compañeros de bancada Juan Fernando Brügge, Ignacio García Aresca y Carlos Gutiérrez, todos de Córdoba y del bloque Hacemos Coalición Federal. Y también escracha a los salteños Pamela Calletti, Pablo Outes y Yolanda Vega, integrantes de la bancada de Innovación Federal.

Así se definió la eyección de Giordano y Royón. Trascendidos indican que Milei también renunciaría al titular del Banco Nación, Daniel Tillard; el secretario de Transporte, Franco Mogetta, y Luis Giovine, en Obras Públicas, todos de la alianza Hacemos por Córdoba. Tanto en Buenos Aires como en Roma “’están armando la lista”, según trascendidos.

Comentarios