Ciudad

Preocupación e incertidumbre

La suba del dólar impactó en el precio de los remedios

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe aseguró que los medicamentos aumentaron en promedio un 10 por ciento. Las cámaras bajaron el convenio con Pami y temen por la continuidad de las obras sociales


La última suba del dólar trajo preocupación al sector farmacéutico de Rosario ante el aumento en el precio de los medicamentos.

Desde el Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe aseguraron que entre el viernes y el sábado el precio de los remedios nacionales subió en promedio un 10 por ciento y los internacionales un 16 por ciento. Ante este panorama, las tres cámaras de fabricación farmacéutica cancelaron el convenio firmado en marzo con Pami para proveer a los afiliados medicamentos a un precio fijo durante un año.

Hasta octubre mantendrán las prestaciones mientras negocian un nuevo acuerdo. De no concretarse, Pami deberá volver a licitar. Los farmacéuticos también están preocupados por el financiamiento a las obras sociales. Temen perder rentabilidad si las obras sociales no adelantan los pagos que en la actualidad demoran cerca de dos meses.

“El contexto económico genera incertidumbre. El panorama es complicado si el dólar no se estabiliza. Las farmacias no quieren dejar a los afiliados sin medicamentos, pero tampoco pueden desfinanciarse”, señaló a El Ciudadano el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe, Cándido Santa Cruz. Desde que asumió el gobierno de Cambiemos, los medicamentos aumentaron un 150 por ciento.

Ante la suba, sube

Desde el Colegio de Farmacéuticos confirmaron que los medicamentos subieron en promedio entre un 10 y 16 por ciento entre antes del fin de semana. El aumento superó el 2 por ciento de suba mensual que venían teniendo los remedios y mostró el impacto de la devaluación. “Estimamos tiene que ver con la suba del dólar. No tenemos precisiones de los precios de los medicamentos oncológicos porque los entrega la obra social o salud pública, pero el valor cotiza en dólares”, explicó Santa Cruz, y dijo que la última actualización de precios había sido el 1° de agosto.

Sin convenio

La Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (Cilfa), la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme) y la Cámara Empresaria de Laboratorios Farmacéuticos (Cooperala) cancelaron el convenio que en marzo habían firmado con Pami.

Según el acuerdo vigente hasta marzo de 2019, las tres cámaras se comprometían a proveerles medicamentos a los afiliados con un descuento del 5 por ciento en el mostrador sobre el precio vigente en febrero de este año para remedios ambulatorios y para los oncológicos con un descuento de un 60 por ciento sobre el precio de enero. Los medicamentos no podían aumentar más de un 70 por ciento del valor de la inflación. El sábado pidieron rescindir esas condiciones. Explicaron que la nueva cotización no era rentable para un precio congelado. Hasta el 31 de octubre, siempre según comunicaron las cámaras, negociarán con Pami un nuevo convenio y en caso de no llegar a un acuerdo la obra social de los jubilados llamará a una nueva licitación.

“Si al 31 de octubre no se ponen de acuerdo se corta la provisión y se llama a otro proveedor. El acuerdo puede implicar un aumento para la tarifa”, señaló Santa cruz y aclaró que durante los próximos dos meses estará garantizada la prestación.

“Dados los cambios generados en la economía durante los últimos días y la modificación de las condiciones existentes al momento de la firma del convenio vigente (marzo 2018), ambas partes abren un período de negociaciones en un marco de buen diálogo y entendimiento”, informaron desde Pami a través de su cuenta oficial de Twitter, donde también aclaró que “la dispensa de medicamentos continuará de manera normal en todas las farmacias del país”.
El acuerdo establecía un descuento del 5 por ciento en el mostrador sobre el precio vigente en febrero de este año para remedios ambulatorios y para los oncológicos un descuento de un 60 por ciento sobre el precio de enero. Los medicamentos, siempre según ese acuerdo, no podían aumentar más de un 70 por ciento del valor de la inflación.

No se fía

Otra de las preocupaciones de los farmacéuticos es la atención a través de las obras sociales y prepagas. Según explicó Santa Cruz, en la actualidad solo alcanzan a cubrir entre un 40 y un 60 por ciento del costo de los medicamentos. El porcentaje es financiado por las farmacias a las que la obra social les paga dentro de los 60 días de facturado el remedio. “Vendemos una prestación con un dólar a 39 y la cobramos dentro de dos meses con un valor de dólar incierto. Resulta inmanejable la sustentabilidad de las farmacias. Si las obras sociales no pueden pagar antes, las farmacias van a dejar de atender por obra social”, explicó el presidente del colegio. El representante de los farmacéuticos recordó que Santa Fe adhiere a la ley de Genéricos por la cual toda receta o prescripción médica deberá expresar el nombre genérico del medicamento. “La población siempre necesita medicamentos. El problema es que siga siendo accesible. Podemos ofrecer alguna variedad adecuada al bolsillo para que las personas puedan continuar con los tratamiento, pero las drogas son específicas por un motivo”, concluyó.

No es nuevo

Desde que asumió el gobierno de Cambiemos, los medicamentos aumentaron un 150 por ciento, según señaló el titular Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe y publicó El Ciudadano. Las subas fueron graduales y en septiembre del año pasado habían alcanzado un 15 por ciento en todos los laboratorios. Desde la entidad atribuyeron el incremento a la inflación, pero un estudio del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda publicado el año pasado había arrojado que el aumento en 2017 fue de un 16 por ciento superior.  El ajuste lo sintieron los pacientes y creció la demanda de medicamentos genéricos. En algunos casos, la diferencia de precio llegó a un 35 por ciento en relación con las marcas comerciales.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios