Edición Impresa, El Hincha, Rugby

torneo regional

La revancha: Jockey se vengó de Duendes

El Verdiblanco se quedó con el segundo clásico de la temporada. Fue por 31 a 21.


“El que pega primero, pega dos veces”, dice el dicho popular. Ayer, Jockey encontró en el inicio del superclásico la diferencia para poder derrotar a Duendes finalmente 31 a 21, por la 3ª fecha de la zona Campeonato del Torneo del Litoral. El Verdiblanco con el triunfo se pone en carrera y el Verdinegro es candidato, pero el margen se va achicando.

Sin muchos lujos pero siendo efectivo en las incursiones en campo visitante, Jockey fue edificando el triunfo. A los dos minutos, desde un line los backs verdiblancos encontraron los huecos para que Rodrigo Soraires, tras un kick quirúrgico de Di Bernardo, lograra apoyar. Una conquista que pegó duro en el ánimo de Duendes, porque no pudo reponerse; y encima Di Bernardo sumó con un penal para estirar: 8-0.

La oleada verdiblanca continuaba y con la fórmula que le dio rédito (line y maul) llegó el segundo try a través de Sebastián Binner (15-0).

Duendes respondió y descontó con mucho esfuerzo con try en la bandera de Juan Rapuzzi. Pero Jockey no se quedó con los brazos cruzados y cerró el primer tiempo arriba 25 a 7, con un try penal forzado desde un scrum y otro penal de Di Bernardo.

En el complemento, el local estiró la diferencia con un penal (28-7) y despertó a Duendes, que logró apoyar por duplicado pero nuevamente con mucho esfuerzo (28-21).

Pero la carta final la tuvo Jockey con un drop de mitad de cancha de Di Bernardo que le bajó el telón al clásico cuando faltaban 17 minutos.

Lo que quedaba fue para los intentos desesperados de Duendes que sin un norte fue a buscar la heroica, pero la defensa verdiblanca se lo impidió.

FIGURA. Alberto Di Bernardo sumó 14 puntos y aportó toda su experiencia para que Jockey lograra el triunfo ante Duendes. En partidos así, se necesitan líderes como el 10 verdiblanco. El drop de mitad de cancha para sellar la victoria resume su actuación. (Foto: Juan José García).

Comentarios