Política

Movimiento Obrero Santafesino

La reforma previsional, un rechazo argumentado

Tras la aprobación de la nueva ley previsional, en diciembre pasado, en el Congreso Nacional, organizaciones sindicales expresaron su repudio y rechazo.


Tras la aprobación de la nueva ley previsional, en diciembre pasado, en el Congreso Nacional, organizaciones sindicales expresaron su repudio y rechazo.

Entre esas organizaciones se encuentra el Movimiento Obrero Santafesino (MOS), organización integrada por el Movimiento Sindical Rosarino, CTA de los Trabajadores de Santa Fe, CGT Regional Santa Fe, CGT Regional Venado Tuerto, CGT Regional Rafaela, CGT Regional Reconquista, CGT Regional San Lorenzo, CGT Regional Esperanza, UOM Villa Constitución, Amsafe, ATE, y Festram.

La primera iniciativa del MOS fue lanzar un petitorio de oposición a la nueva norma con la recolección de un millón de firmas.

Así, se confeccionó un documento de 10 puntos, el cual se transcribe a continuación, con la consigna: No es reforma, es ajuste.

Es preciso recordar que tras una maratónica sesión en la Cámara de Diputados, y más de 14 horas después de una jornada de violencia extrema fuera del Congreso, el oficialismo consiguió sancionar la reforma previsional con 127 votos a favor, 117 en contra y dos abstenciones.

A continuación, los 10 puntos del MOS y su explicación de por qué se oponen a la nueva ley previsional.

1- Desaparece la relación de la jubilación con el salario de lxs activxs

Se cambia la fórmula de cálculo que relacionaba las jubilaciones con el salario de lxs trabajadorxs activxs y se actualizarán sólo por la inflación. Desaparece definitivamente la histórica movilidad jubilatoria.

2- La edad jubilatoria aumenta hasta los 70 años

Lxs trabajadorxs podrán elegir jubilarse a los 70 años. La patronal puede intimar a su empleadx a jubilarse a los 65 años y reemplearlx en blanco una vez jubiladx, sin reconocerle la antigüedad.

3- Jubilación anticipada y retiros voluntarios

Se impulsarán programas de retiro y/o jubilación anticipada para empleadxs provinciales y municipales, para reducir el gasto de personal. Se financiarán con deuda externa.

4- Se elimina la diferencia entre hombres y mujeres

La opción para jubilarse a los 70 años alcanza a hombres y mujeres. Ambos podrán ser intimadxs a jubilarse sólo a partir de los 70 años.

5- Incentivo para no jubilarse antes de los 70 años

Si lxs trabajadorxs alargan 5 (cinco) años su retiro jubilatorio, su futuro haber mejora 7,5 puntos, pero sobre la nueva fórmula de cálculo (Punto 7)

6- Desaparece definitivamente la promesa del 82 por ciento móvil

Se establece un 82 por ciento móvil engañoso: sólo para la jubilación mínima con 30 años de aporte, y calculado sobre el salario mínimo, vital y móvil. El resto de las jubilaciones se fijan con la nueva fórmula de cálculo por inflación.

7- Forma de cálculo de las jubilaciones

Se elimina la fórmula de cálculo basada en los aumentos salariales y el incremento de la recaudación, por otra que toma el 70 por ciento de la inflación y 30 por ciento por un índice de incremento salarial que proveerá el Ministerio de Trabajo. Se elimina la actualización del semestre junio-diciembre 2017 y se calcula en marzo 2018, bajando las jubilaciones un 13 por ciento para empezar la nueva liquidación.

8- Se eliminan los aportes patronales

Para lxs trabajadorxs que se jubilen después de los 65 años, lxs empleadorxs no deberán abonar las contribuciones patronales con destino al régimen previsional, reduciendo el costo laboral empresario.

9- Indemnizaciones acotadas

Lxs jubiladxs que reingresen o continúen trabajando para un mismo empleador pierden los años de antigüedad anteriores a su jubilación. Ante un despido, la indemnización rige desde el momento en que se jubiló.

10- Grave perjuicio para los jóvenes

El aumento de la edad jubilatoria, afecta el progreso en la carrera laboral de lxs trabajadorxs en actividad y reduce drásticamente las vacantes para jóvenes sin trabajo.

Si te gustó esta nota, compartila