Policiales

Captura internacional

La PFA detuvo en Chaco a los prófugos Lorena Melgarejo y Claudio Casco, vinculados con Los Monos

Fuentes federales informaron que la Policía Federal Argentina los detuvo este miércoles en la ciudad de Resistencia. El matrimonio santafesino estaba con pedido de captura hace más de dos años por una causa federal y por su captura había una recompensa


Un matrimonio santafesino que permaneció prófugo más de dos años por una investigación de narcotráfico cayó este miércoles en un hotel de la ciudad chaqueña de Resistencia.

La captura había sido solicitada por el titular de la Fiscalía federal 2 de Santa Fe, Walter Rodríguez, quien los investigó a raíz del hallazgo de una avioneta que en febrero de 2020 se estrelló en un campo de Naré, en el departamento San Justo, con un cargamento de 200 kilos de marihuana paraguaya, dato que fue proporcionado por agentes norteamericanos de la DEA.

Este año, con el avance de la pesquisa, los dos sospechosos que en un principio habían sido vinculados al delito de “transporte de estupefacientes” terminaron siendo investigados como “organizadores de actividades de narcotráfico y lavado de activos”, figura penal más gravosa.

Se trata de Claudio Andrés “La Pulga” Casco y Lorena Guadalupe Melgarejo, ambos santafesinos y con antecedentes por comercio de estupefacientes. Fueron apresados por efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA).

Desde febrero de 2020, a instancias del fiscal Walter Rodríguez, ambos tenían pedido de captura ante Interpol. En la misma causa por la que ahora fueron arrestados Casco y Melgarejo, hace dos años fueron procesados el piloto de la avioneta que trasladó la droga y un ex policía santafesino, recordaron voceros del caso.

La pareja fue detenida este miércoles en un hotel llamado “Alfil”, ubicado en Santa María de Oro 495 de Resistencia, la capital chaqueña, donde se alojaron con identidades falsas.

Fuentes de la investigación explicaron que Casco y Melgarejo estaban siendo seguidos y que el miércoles los policías confirmaron que se trataba de ellos, por lo que “a última hora de la tarde” se produjo la detención.

La investigación se inició el 22 de febrero de 2020 por un dato suministrado al fiscal Rodríguez por el entonces ministro de Seguridad santafesino, Marcelo Sain, sobre una avioneta “presuntamente proveniente de la República de Paraguay que había ingresado al territorio nacional de manera irregular con destino a esta provincia”.

El dato había sido brindado a Sain por el delgado local de la Drug Enforcement Administration (DEA), la agencia antinarcóticos de Estados Unidos.

La Policía encontró la avioneta siniestrada en un camino rural ubicado en inmediaciones de la localidad de Naré, del departamento San Justo de esta provincia.

Ese mismo día fue detenido en Santa Fe el piloto de la aeronave, el paraguayo Juan Adrián Fleitas González, mientras viajaba en un remís hacia Formosa para regresar a su país, precisaron las fuentes.

Según la investigación, llevaba 30 mil pesos encima que le habrían pagado para regresar a Paraguay, aunque también tenía domicilio en Lanús.

La declaración judicial del piloto permitió identificar a los demás integrantes de la organización y a los pocos días fue detenido el ex policía Carlos Alberto Maldonado, alias Pipi.

De acuerdo a la pesquisa, fue la persona que a bordo de un Fiat Palio azul llegó hasta el campo donde estaba la avioneta y retiró la carga de 200 kilos de marihuana el 22 de febrero.

El piloto paraguayo declaró en sede judicial que mientras trasladaban la carga se les unió Casco, quien conducía un Ford Focus rojo luego identificado también a través de cámaras de seguridad.

Los tres hombres descargaron la marihuana en un domicilio de Santa Fe que los vecinos asignan a Casco y a su pareja, Lorena Melgarejo.

Los registros de Migraciones incorporados a la causa indican que tanto Casco, Melgarejo, como el piloto Fleitas González poseen varias salidas y entradas a países limítrofes, lo cual refuerza la idea del tráfico internacional de drogas.

Un análisis del GPS de la avioneta, en tanto, arrojó que la aeronave hizo viajes a Brasil y Uruguay, antes del accidentado aterrizaje en un camino rural de Santa Fe.

Para el fiscal estaban al mando

En una entrevista radial, el fiscal Rodríguez dijo que desde que se estrelló la avioneta, cuando el matrimonio quedó expuesto públicamente, hasta la fecha, tuvo tiempo de profundizar la investigación y logró “reconstruir con diferente elementos una nueva imputación” que ubica a Casco y Melgarejo al mando de “una organización narcocriminal” que opera en la zona central del provincia.

Un matrimonio que está prófugo por tráfico de drogas sumó nueva acusación

Consultado sobre el posible vínculo de esa organización con la banda rosarina Los Monos, el fiscal recordó que existen “algunos antecedentes productos de otra investigación que en algún momento tuvimos donde se corroboraron vínculos entre ambos grupos criminales, al momento de detectar composición de sociedades anónimas simplificadas, las famosas SAS, en donde encontramos vinculaciones de esa naturaleza”. No obstante, el fiscal Rodríguez aclaró que esa investigación “ya no está en mis manos sino en la órbita de la Justicia federal de Rosario”.

Sociedades por acciones simplificada, herramienta para emprededores usada por narcos, como Los Monos

Sobre la información obtenida por parte de agentes de la DEA, el fiscal Walter Rodríguez valoró que “independientemente del lugar de donde provenga la información, la cuestión es si brinda datos fidedignos que después pueden ser corroborados” judicialmente.

“Lo que quiero decir es que independientemente del origen de la información, el tema es nutrirnos de la posibilidad de realizar investigaciones de naturaleza narcocriminal compleja para tratar de cumplir un objetivo central de la Justicia federal, que es justamente esta temática tan demandada por parte de la sociedad en términos generales”.

La DEA hace pie en Santa Fe y hay un libro que te cuenta cómo cooptan voluntades

No obstante, el fiscal federal de Santa Fe aclaró que en este caso particular no observó “ningún tipo de afectación de soberanía en la medida en que la actuación de esta agencia se estaba desarrollando en la República de Paraguay”, país que tiene otro acuerdo biliteral que les permite actuar en territorio.

Un pedido para retribuirle a “los gringos” de la DEA todo su apoyo

Comentarios

10