Espectáculos

De estreno

La Perilla: diversidad y belleza en un dúo marcado por diálogos estéticos y políticos   

Julia Pistono y Mati Vant adelantan detalles del imperdible “La Perilla y La Caja de los Objetos Perdidos”, su segundo registro, que tendrá su presentación oficial este domingo en la sala Lavardén y que ya está disponible en plataformas


Marcado por una serie de diálogos estéticos y políticos abiertos, diversos, que al mismo tiempo que sostienen el sentido hacia el adentro se expanden hacia un afuera que saludablemente se amplifica, el dúo local La Perilla estrenará este domingo en la sala Lavardén, rodeado de invitados e invitadas, muchos de ellos compañeros y compañeras de ruta que participaron del registro, su flamante e imperdible nuevo disco, La Perilla y La Caja de los Objetos Perdidos, una pequeña joya llena de sorpresas, un puñado de hallazgos que no son más que canciones del dúo rosarino que revisa la música popular latinoamericana y argentina desde hace algunos años, y que está integrado por Julia Pistono en voz y Mati Vant en voz y guitarra.

El material, sucesor de Quinta pata, presentado en 2018, propone un repertorio de canciones arreglado para dos voces y guitarra que va desde música latinoamericana clásica hasta composiciones actuales (la mayoría, temas propios compuestos por Vant), “pasadas por la maquinaria del dúo”, en donde se entraman los cálidos arreglos vocales y la energía de lo compartido. Sucede que para este segundo disco, La Perilla se propuso “generar un nuevo repertorio, explorando nuevas sonoridades” y lo consigue dado que a la escucha, las canciones suenan clásicas pero con un toque diferente, con un arreglo, un giro, una coda, algo disrruptivo en las letras que ponen al material en otro lugar.

Así lo presentan: “Si bien las canciones llevan impreso un tinte folclórico, hay una búsqueda por acercarnos a otras corrientes musicales que no se encuadran en una categorización tan rígida. Sin buscar definirse como un huayno, un gato tradicional o un samba, en cada una de esas canciones se mezclan recursos de diferentes músicas que conmueven, dándole así un sonido e identidad propios”.

El disco está integrado por ocho canciones; siete propias, de Mati Vant, y una del mexicano David Aguilar, trabajadas y arregladas en banda entre 2020 y 2022. Esas canciones son “A mí como a vos” (La Perilla), “Reflejos” (La Perilla, Franco Luciani), “Mis amores” (La Perilla), “Eco” (La Perilla), “Toque de queda” (La Perilla, Carlos Aguirre), “Estaciones” (La Perilla), “Libras” (La Perilla, Pablo Devadder) y “Lo que esperabas” (La Perilla, Emiliano Zamora).

La formación con la que se produjo este álbum está integrada por Ana Vélez en batería, Julia Martínez en contrabajo y bajo, y Tomás Bozzano en piano y teclados. Y cuenta con la participación de artistas invitados como Franco Luciani, Carlos Aguirre, Emiliano Zamora, Milena Di Giorgio, Simón Lagier, Romina Vega Soto y Pablo Devadder.

Abrir la caja

Algo del cine, de un cuento infantil, de una historia de hallazgos de otros tiempos aparece revelado en el nombre del disco que invita a descubrirlo. “Es así, el nombre completo, La Perilla y La Caja de los Objetos Perdidos, como pasa con la sala Harry Potter”, contó Julia Julia Pistono acerca de cómo surgió el nombre.

Y Mati Vant sumó: “Estuvimos mucho tiempo produciendo este disco. Entonces tuvimos muchas ideas en la cabeza que no terminaron de cerrar e incluso que ni llegaron a ser propuestas. Podía llevar el nombre de alguno de los temas, en algún momento apareció como posible el nombre Bisagra. Y después la idea, que me parece que termina englobando el disco en sí, es que el disco es una caja de objetos perdidos que fueron dejando; si vemos en el disco las canciones y la gente que participó en esas canciones, desde nosotres hasta la banda que tenemos, y les invitades, cada une fue dejando algo en esa caja. Y después, ya desde la composición y desde mucho más atrás, con todo lo que hace que esto sea un álbum, que sea una producción, es por «culpa» de un montón de gente que se fue olvidando cosas y no las volvió a pedir, no las reclamó”.

A diferencia del material debut del dúo donde convivían composiciones propias con otros clásicos de grandes autores reversionados, aquí, a excepción de uno de los cortes, los demás son todos de Vant. “Este es un disco que se balanceó distinto; fue una decisión que fuimos  tomando a dúo en el transcurso de este tiempo en general, en todos estos años. Es decir: nos planteamos esta idea de meternos más con lo propio desde que empezamos a presentar Quinta pata, o bien con cosas de amigues. De hecho, hemos transitado canciones de colegas que quizás no son tan conocidos, pero la idea de las canciones propias es fundacional de este disco”, contó Vant.

Y Pistono aportó: “El de las canciones propias fue un proceso que se fue dando y después lo terminamos poniendo sobre la mesa y lo charlamos, pero desde el comienzo a mí siempre me gustó cantar canciones de él. En Quinta pata hay cuatro canciones de Mati, pero es un disco de doce canciones que tiene, sobre todo, más repertorio de compositores. En cambio éste tiene sólo canciones de él salvo una, de un compositor mexicano”.

Vant y Pistono, tanto con La Perilla como en otros proyectos, son parte de una generación que saludablemente se ha corrido del lugar de los rótulos y eso en la música genera cosas nuevas de verdad, alternativas, diversas, no sólo en lo sonoro sino en el campo de una diversidad incluso más política. “Yo creo que eso también es parte del concepto del disco y está en el nombre; todos esos factores fueron una influencia, incluso con la banda, donde algunos vienen más del funk, otres del jazz o del tango clásico. Incluso son músicos más de otro palo, quizás más académico. Pero es como que todo se reúne ahí más allá de que viene de distintos lugares y tiñe todo de esos colores que no tienen nada que ver entre sí y a la vez tienen un montón que ver y marcan la impronta de La Perilla”, contó Pistono acerca de la fusión en varios aspectos que supone el material y el recorrido del dúo.

Y profundizó: “La diversidad es algo que está en la música que hacemos porque está en nosotres; así vivimos. La diversidad es un reflejo de nosotres, de cómo nos vinculamos y de cómo pensamos cada cosa de la vida diaria. Y entonces, la perspectiva de nuestra música es leal a lo que somos”.

Respecto del mundo que encierra el armado del disco, con sus particularidades, marcadas por distancias y viajes, invitados e invitadas, arreglos y más arreglos, ambos artistas coincidieron en que ese recorrido también estará presente de algún modo este domingo en la Lavardén, con muchos de los que grabaron y otros que también serán parte de la movida. “«A mí como a vos», que es la canción que abre el disco, surgió con Mati camino a Uruguay. Componía una estrofa y me la mandaba y después, quizás a la semana, me mandaba otra, y así salió. Es un proceso del que me gusta ser parte porque le voy metiendo la cuchara”, contó Pistono.

Y Vant aportó: “Me pasaba que sentía que había encontrado algo que estaba bueno, que me gustaba, pero no lo tenía terminado. Así fue saliendo, como parte de un viaje en el que me estaba yendo a Uruguay y de hecho es una canción que la terminé estando allá”.

El referido disco debut del dúo, Quinta pata, es un proyecto de la serie Neptunia, ganador de la convocatoria 2017 de Espacio Santafesino, y cuenta con la participación de grandes artistas invitados. El material fue reconocido como mejor disco de folclore de 2018 en los premios Rosario Edita, al tiempo que al año siguiente realizaron una Live Session desde La Casa del tango y en 2021 presentaron el videoclip de “Tan literal”, que contó con la producción musical de Mariana Paraway y cuya producción audiovisual estuvo a cargo de JTM Producciones con la dirección de Juan Marciano Ferrero. Pero la historia de La Perilla arrancó bastante antes.

Respecto del primer encuentro, Pistono recordó finalmente: “Nos conocimos en 2013, hace diez años; entré a cantar a La Eulogia Coral, recién había terminado la secundaria el año anterior y me había vuelto a vivir a Rosario. Mati ya cantaba en ese coro hacía unos años, y la verdad es que no pegamos onda de entrada (risas). Estaba todo bien, pero yo era muy chica, tenía 18 años. Me invitaron a cantar, y dado que yo no tenía otro proyecto armado, una amiga me dice que le pida a Mati que me acompañe. Le pregunté, me dijo que sí, y fue para Alumbrando el canto; ahí sí pegamos onda y así comenzó esta historia. Primero fue en formato trío, junto con Pato Mazzoni, en 2014. Y en enero de 2015, con Pato ya viviendo en Uruguay, decidimos que seguiríamos como un dúo con dos voces, con esta idea de potenciar nuestro interés por la música vocal que es una marca de La Perilla”.

Para agendar

El dúo La Perilla presentará su nuevo disco, La Perilla y La Caja de los Objetos Perdidos, este domingo desde las 20.30, en la sala Lavardén (Sarmiento y Mendoza). Las entradas se pueden adquirir en la boletería del teatro en horarios habituales o anticipadas en https://entradaslavarden.com/detalle/La-Perilla-y-la-caja-de-los-objetos-perdidos/

Comentarios