Ciudad

Rumbo al Congreso

La Marcha Federal se hizo sentir en Rosario

En un acto que se realizó en Sargento Cabral y Avenida Belgrano, referentes sindicales y de movimientos de organizaciones del pueblo cuestionaron las políticas del gobierno nacional y pidieron por cinco leyes que defiendan los intereses del pueblo


Producción fotográfica: Pablo Soria

Rumbo al Congreso de la Nación, en donde mañana se celebrará el acto unitario, la Marcha Federal por Pan y Trabajo pasó y se hizo sentir en Rosario. En un acto que se desarrolló en Sargento Cabral y Avenida Belgrano, que según los organizadores convocó a 10 mil personas, referentes de la CTA Autónoma, CTEP, Barrios de Pie, Corriente Clasista y Combativa, Frente de Organizaciones en Lucha, Frente Popular Darío Santillán y un gran movimiento de organizaciones del pueblo, tomaron la palabra, cuestionaron las políticas del gobierno que encabeza Mauricio Macri y pidieron por la consagración de cinco leyes que salvaguarden los intereses de los trabajadores.

Hugo Cachorro Godoy, secretario general de ATE a nivel nacional, partió con una delegación de trabajadores desde la localidad jujeña de La Quiaca y fue el primero de los oradores en Rosario. “El padre Jesús Olmedo nos decía en La Quiaca que nos une el espanto contra las políticas de entrega y de hambre del presidente Macri. A lo que yo le agregaría que también nos une la esperanza de nuestras propias fuerzas y la confianza de saber que si peleamos hombro con hombro, además de resistir, podemos abrir las puertas de una Argentina en donde se gobierne para la mayoría del pueblo”, enfatizó.

“No sólo marchamos para resistir, sino también para proponer. Proponemos cinco leyes que tienen que ver con las necesidades de nuestro pueblo. A la sociedad argentina le proponemos la certeza de que la democracia se encuentra en los espacios públicos: en las calles, en las organizaciones libres del pueblo, en la capacidad de los trabajadores de construir nuevas y más poderosas organizaciones populares, en los barrios, en las cooperativas, en los nuevos sindicatos, en los sectores del campesinado y de la urbanidad, en el estudiantado y en el pequeño y mediano sector de la producción”, consideró Cachorro Godoy.

El acto unitario de mañana frente al Congreso Nacional representará “el fueguito del paro nacional, que va a llegar más temprano que tarde. Son los miles de compañeros que forman parte de esta marcha en cada lugar del país, los que están construyendo para que se aprueben las cinco leyes y para decir ‘Pará Macri, hay un pueblo que quiere construir otra Argentina. No para el FMI, sino para el pueblo argentino'”, concluyó.

Diego Menéndez, coordinador nacional del movimiento Barrios de Pie, sostuvo que “necesitamos pan y trabajo para nuestro pueblo. No aceptamos una democracia en la que lo que se consensúa en defensa de los intereses de los trabajadores, se vete de manera antidemocráctica. El veto no es sólo el rechazo a una medida, sino que pone en riesgo a la democracia en sí misma. Nos van a llevar a un escenario de violencia, en el que tendremos que estar todos juntos. No vamos a permitir que gobiernen a espaldas de nuestro pueblo. Como dice el Gringo (Esteban) Castro (NdR: secretario general de la CTEP), nos mueve y nos motiva el amor por el pueblo”.

Juan Carlos Alderete, coordinador nacional de la Corriente, Clasista y Combativa, señaló que “esta movilización nos ha hermanado más que nunca. O son ellos; o somos nosotros. Primero está nuestra familia. Tenemos que demostrar que somos capaces de frenar las políticas de este gobierno. Vengo desde Posadas. Allí le están sacando ese apoyo técnico a los agricultores. Hoy a modo de burla, Macri les dice que vayan a producir el monocultivo porque es sustentable. Quiere mandarnos a producir otra cosa que no tiene nada que ver con los alimentos de los argentinos y de nuestras familias”, cuestionó.

En Rosario, distintas organizaciones recorrieron las calles del centro y culminaron en Sargento Cabral y Avenida Belgrano. Las columnas partieron a inicios de semana desde La Quiaca, Misiones, La Rioja, Ushuaia y Bariloche.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios