El Hincha, Newell's Old Boys

Liga Profesional

La Lepra visita a Godoy Cruz con la intención de encontrar algo de paz

Newell's juega este sábado, desde las 13.30, en Mendoza con el firme objetivo de revertir la imagen que dejó en la fecha pasada cuando perdió con Huracán en el Coloso. El Negro Gamboa mete mano en el equipo y dispondrá los ingresos de Giani y Cristaldo por Comba y Sordo. Televisa la TV Pública


Juan José García

La polémica por la no inclusión de Maxi, con ausencia en Mendoza por una supuesta sobrecarga muscular sobrevolará el partido de Newell’s ante Godoy Cruz, es inevitable. Pero Gamboa deberá ser impermeable a las críticas y por un rato enfocarse en un choque que en la previa pinta complicado.

Enfrentar al Tomba hace algunas semanas parecía una buena chance de victoria para cualquiera. Pero hubo un cambio de DT, y Diego Flores -discípulo de Marcelo Bielsa- parece haber estudiado y aprendido bien los dogmas del Loco.

El Tomba es un equipo agresivo, que ataca con mucha gente, triangula rápido en zona de gestación y, al menos en las últimas presentaciones, llega mucho al gol. Anotó 13 tantos en cuatro partidos, todo un desafío para la defensa leprosa que se muestra vulnerable ante equipos que atacan mucho.

Gamboa sabe que debe cambiar nombres. Si bien no le sobra plantel, el DT debe revolver y encontrar variantes, algo distinto que provoque en cancha justamente “algo distinto”. Y la decisión es remover los extremos. Maxi Comba y Ramiro Sordo corren mucho, pero su generación en ofensiva es casi nula. Por eso no está mal el ingreso de Jonatan Cristaldo y Justo Giani, dos que marcan menos pero se enfocan mucho más en el arco rival.

Y mientras sufre la ausencia de Julián Fernández, en la rotación para conformar el doble cinco ingresa Mateo Maccari por un apagadísimo Jerónimo Cacciabue. Juan Sforza tampoco deslumbra, pero Gamboa cree que puede dar mejor el “primer pase”.

Está claro que el problema de Newell’s no pasa sólo por los nombres, pero gestionar cambios al menos es un intento de mover un poco la estructura. Ser más parecido al equipo que jugó con Estudiantes, Talleres, Lanús o River; diferenciarse del que perdió en el Coloso con Atlético Tucumán y Huracán, o afuera con Racing y Defensa.

Newell’s necesita una buena presentación en Mendoza. Y si es posible ganar. Seguramente la presencia de Maxi en el banco no hubiera garantizado ninguna de estas premisas, pero su ausencia expone aún más al entrenador, y en la previa de volver a jugar con hinchas en el Coloso (el próximo viernes ante Vélez), no será lo mismo llegar cuestionado por  el maltrato al ídolo, que sumarle críticas al juego y a la falta de resultados. Es demasiado. Por eso hoy la Lepra necesita una victoria, para calmar un poco las aguas.

Comentarios