El Hincha, Newell's Old Boys

Juega Newell's

La Lepra va por la segunda victoria frente a un Patronato diezmado por contagios de coronavirus

En el Rojinegro no podrá contar con Manuel Capasso, que fue positivo de Covid 19, y su reemplazante podría ser Diego Calcaterra. El partido, que un principio se iba a disputar a las 14, por una cuestión de horarios arrancará a las 20.15 y con el arbitraje de Facundo Tello


El Covid-19 golpea. Al mundo, al país, y el fútbol no es la excepción. Y cada semana, los entrenadores deben sumar una preocupación más a la hora de armar el equipo: los hisopados. A veces complica, como le pasó a Burgos con el PCR positivo de Manuel Capasso, que lo obliga a cambiar en defensa. Pero enfrente también habrá un rival más golpeado, con seis jugadores aislados, cuatro de ellos titulares, que se suman a otros tres que ya estaban con coronavirus. Y entonces, Newell’s tiene ante Patronato una ventaja que debe aprovechar.

Llega bien la Lepra al partido. El segundo tiempo ante Lanús fue una muestra ideal de lo que pretende Burgos en esta primera etapa al frente del equipo. Y conseguir la victoria, sacarse de encima la pesada mochila de un año sin triunfos, fue un impacto anímico positivo que se debe aprovechar. El ciclo Burgos pasó de tres empates cuestionados por una forma mezquina de juego a “invictos y vamos por más”. Así es el fútbol, cambiante, condicionado por los resultados, con hinchas que modifican sus ánimos a partir de una pelota que entra o no en el arco. Y de pronto, hay algo de ilusión en el mundo Newell’s tras un final de ciclo Kudelka que había dejado las expectativas por el piso.

Patronato, con muchos suplentes por el problema del Covid-19, es una chance para que el Newell’s de Burgos reafirme ideas, potencie lo bueno de estos primeros cuatro partidos del ciclo, y se potencie anímicamente de cara al inicio de la Sudamericana que será en tres días. Y ese es otro punto que tuvo que poner en la balanza el Mono: ir con titulares o guardar algunos jugadores pensando en Goianiense.

No hay confirmación del equipo, pero todo indica que Burgos va a guardar poco y nada. El DT hoy apuesta más a consolidar el ánimo con victorias que a resguardar físicos. Y eso que ese aspecto, el de la preparación, es sin dudas el punto débil del equipo.

¿No sería un buen partido para darle minutos a Scocco? La pregunta surge espontáneamente. Burgos dijo que todos serán necesarios es cierto, pero tal vez frente a los suplentes de Patronato Nacho podrí reencontrarse con su juego, y en especial con un mejor ánimo tras dos partidos sin siquiera un minuto en cancha.

El entrenador no quiere modificar la idea táctica. El 3-5-2 o 5-2-3, como se lo quiera mirar, propone tres zagueros en cancha para liberar más a los dos laterales/carrileros. Y la salida de Capasso no hará cambiar la propuesta. Tal vez juegue Diego Calcaterra, aunque su puesto natural es volante central. Pero el juvenil tiene altura y es ordenado, mucho más que Juan Pablo Freytes, que por ahora Burgos lo prefiere como alternativa de lateral.

No es un capricho de Burgos no modificar lo táctico. Los mejores jugadores de Newell’s en su ciclo son Franco Negri y Jerónimo Cacciabue, laterales que van bien en ofensiva y se potenciaron con este esquema a punto tal de ser los goleadores leprosos. Negri lleva dos goles y además es uno de los que más llega al área rival. Y el Aviador anotó tres tantos en dos partidos. No hay dudas que eso no hay que tocarlo.

Newell’s recuperó confianza. No le sobra nada, no está para encarar a cualquiera con pinta de matón. Pero de a poco encuentra respuestas en medio de la oscuridad. Y el ánimo de los buenos resultados puede ser el contagio que necesite para encarar esta racha donde la Sudamericana y el Clásico son el objetivo, aunque parra Burgos todas sean finales. Mirando al Covid-19 de reojo, porque puede ser otro problema, aunque esta semana fue un guiño del destino que desarmó al rival.

Los concentrados

Los concentrados de Newell’s no trajeron demasiadas sorpresas, más allá de la ausencia de Fernando Belluschi, quien no tuvo minutos en el ciclo del actual DT.

Con la chance de que juegue Diego Calcaterra en lugar de Capasso, Burgos no citó otro zaguero juvenil, pero sí incluyó a Ramiro Sordo y Julián Marcioni, que la semana pasada jugaron en reserva. Y se repite la presencia de Martín Luciano, el lateral zurdo que ya estuvo en el banco frente a Lanús, y que muchos se sorprendieron cuando el Mono en las imágenes televisivas le pidió al profe que lo haga precalentar al decir: “Traeme a Flecha”.

Comentarios