Policiales

Drogas de diseño y cocaína

La hermana de Estaban Alvarado a juicio oral por drogas

La Justicia Federal dispuso que el 21 de febrero se hará el debate oral de la causa que tiene a la mujer de 37 años como coautora de tenencia de estupefacientes para la comercialización. Su pareja está acusado como jefe de la banda. Su hermano está prófugo de la Justicia provincial por una ejecución


La hermana y el cuñado de un hombre sospechado por narcotráfico –quien está prófugo en una causa por una reciente ejecución y le faltaban unos meses para cumplir una condena por robo de autos de alta gama– irán a juicio por comercialización de estupefacientes, luego de estar cuatro años detenidos.  La Justicia federal determinó que el debate oral se realizará el 21 de febrero próximo en los Tribunales federales de bulevar Oroño al 900.

El 20 de junio pasado, el Tribunal Oral Federal 3 de Rosario (TOF3) –integrado por los magistrados Osvaldo Facciano y Eugenio Martínez Ferrero con la excepción del juez Mario Gambacorta ya que fue el fiscal de la causa– había prorrogado por seis meses las prisiones preventivas de siete de los diez procesados en el expediente, entre ellos Fabricio Germán Lorincz, de 35 años, y Yanina Carina Alvarado, de 37, cuñado y hermana de Esteban Lindor Alvarado. En ese marco y luego de demoras que surgieron ya que se frustró la posibilidad de arribar a un proceso abreviado, el TOF3 fijó fecha para el próximo 21 de febrero para el inicio del juicio oral contra la banda acusada de montar una organización dedicada a la tenencia y comercialización de estupefacientes.

Según la resolución, por esa causa iniciada en 2013 hay diez procesados, cinco de ellos con prisión preventiva desde entonces, que se suman a la hermana de Esteban Alvarado y la otra mujer en la causa Natalia Scarcelo, de 41 años, la cumplen en su domicilio.

De acuerdo a la investigación, la banda tenía dos líneas de comercialización de estupefacientes: una destinada a consumidores más selectos a los que le proveían drogas sintéticas según las 1700 dosis de LSD y unas 50 de éxtasis que hallaron en los 18 allanamientos que hicieron el 20 de diciembre de 2014 , y otra que vendía cocaína y marihuana. En esos operativos solicitados por el entonces fiscal Mario Gambacorta y autorizados por el juez federal Carlos Vera Barros, los investigadores incautaron 10 kilos de marihuana y unos dos kilos y medio de cocaína en los domicilios allanados por orden de Vera Barros.

El 15 de enero de 2015, Vera Barros dictó el procesamiento de Miguel Ángel Lotufo, de 33 años; Gustavo Ariel Ramírez, de 45, y Fabricio Germán Lorincz por los delitos de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización en forma organizada y en calidad de organizadores. En tanto, Natalia Scarcelo y Yanina Alvarado fueron procesadas como coautoras de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravada por haber sido cometido en forma organizada.

Según dijo a Télam un vocero judicial, la causa no pudo resolverse mediante un procedimiento abreviado por el vínculo de dos de los procesados con Esteban Alvarado, un hombre de 41 años sindicado como narco pero sin condenas por este delito.

Esteban está prófugo desde hace dos semanas como sospechoso de ser el instigador del crimen del prestamista Lucio Alvarado, cuyo cuerpo apareció el 13 de noviembre pasado –tras 48 horas de desaparecido– a unos 300 metros de la colectora de bulevar Oroño y avenida Circunvalación con un cartel entre sus ropas que decía: “Con la mafia no se jode”.

Al hombre de 41 años le faltaban unos meses para cumplir una condena de seis años y seis meses de prisión como líder de “La Banda de los Rosarinos”, una organización sentenciada en San Isidro por robo de autos en el norte del conurbano, que se desarmaban en esta ciudad santafesina.

El nombre de Alvarado volvió a cobrar notoriedad pública a fines de noviembre pasado cuando en uno de los 14 allanamientos ordenados por dos fiscales rosarinos que investigan el asesinato del prestamista Maldonado encontraron en uno de los domicilios del exclusivo edificio frente al shopping Alto Rosario a un subjefe de Inteligencia antinarcóticos de la Policía santafesina. El Ministerio de Seguridad de Santa Fe decidió pasar a disponibilidad al oficial Javier Makhat, quien en su defensa mostró una escritura de compra en la que no figuraba el nombre de Alvarado.

Los pesquisas habían llegado luego de allanar el día anterior una casaquinta en el paraje conocido como Los Molinos en la localidad de Piñero que está a nombre de Alvarado, donde encontraron recibos de expensas y de servicios del departamento donde reside el comisario Makhat.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios