Mundo

Se hizo justicia

La familia de Pinochet debe devolver parte de lo robado

La Corte Suprema cerró el caso Riggs, que investigó la corrupción en el Estado durante la dictadura. El tribunal ordenó el decomiso de 1,6 millones de dólares de sus bienes, que fueron los que escaparon a los plazos de prescripción. La fortuna del dictador alcanza los 21,3 millones de igual moneda


Luego de 14 años de investigación y a casi 12 años de la muerte de Augusto Pinochet, la justicia chilena cerró el caso Riggs, que investigó la malversación de fondos públicos realizada por el dictador en los 17 años de su régimen (1990-1973).

Aunque el patrimonio total de Pinochet ascendía a 21,3 millones de dólares, de los cuales 17,8 millones tenían un origen ilícito, la Corte Suprema chilena ordenó el decomiso de 1,6 millones de dólares de sus bienes, que fueron los que escaparon a los plazos de prescripción, según informa la AFP.

El máximo tribunal, adicionalmente, condenó a tres ex oficiales del Ejército que ayudaron a Pinochet a depositar dinero en un centenar de cuentas bancarias ocultas en el desaparecido Riggs Bank de Estados Unidos a su nombre, a nombre de parientes y con la utilización de seudónimos, como Daniel López o John Long.

El monto de ese modo el delito de que la Corte Suprema ordena devolver fue extraído de los gastos reservados del Estado chileno durante la dictadura. Los ex militares Gabriel Vergara Cifuentes, Juan Ricardo Mac Lean Vergara y Eugenio Castillo Cádiz –que fueron condenados a cuatro años de presidio, con el beneficio de la libertad vigilada– eran funcionarios públicos cuando “tomaron parte en su sustracción en favor de Pinochet Ugarte o sus familiares, en perjuicio del erario nacional, configurándose malversación de caudales”, señala la sentencia.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios