Ciudad, Edición Impresa

reclamo docente

La Escuela Itinerante se despidió de Rosario

Más de 40 mil personas se acercaron para sumarse al reclamo por la paritaria nacional.


“Estamos muy emocionados. La recepción fue importantísima; me conmovió mucho. Hubo compañeros de otras provincias que se fueron impactados por la calidez de Rosario y de la gente que pasó que fue muy respetuosa, vino a conocer y a recorrer cada una de las actividades”, señaló la secretaria general de Amsafé y Ctera, Sonia Alesso, en la última jornada de la escuela itinerante en Rosario.

Por la estructura móvil instalada en la Plaza Montenegro pasaron docentes, músicos, murgas, gremios, organizaciones sociales y público en general. Durante cuatro días brindaron talleres, charlas educativas y espectáculos culturales a más de 40 mil personas que se acercaron a la escuela y acompañaron la lucha docente por un mayor presupuesto educativo.

Pedagogía de la itinerancia

Después de cinco semanas de conflicto, los docentes nucleados en la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) montaron las primeras estructuras de la carpa itinerante frente al Congreso de la Nación, en la ciudad de Buenos Aires, donde 20 años antes se instaló la mítica carpa docente. La original iniciativa para reclamar mejores salarios y más fondos para la enseñanza fue repudiada por el gobierno de Cambiemos y el Ministerio de Esteban Bullrich con una brutal golpiza a los docentes que incluyó palos y gas pimienta. Pese a la represión, la escuela comenzó a funcionar el 9 de abril dando lugar a diversas actividades y expresiones del arte y la cultura. De la ciudad de Buenos Aires, pasó por el Litoral y llegó a Rosario el jueves pasado. Ahora partirá rumbo a Córdoba y La Pampa, para continuar después del receso invernal por las provincias del Noroeste y la Patagonia.

“Es un símbolo que remite a la carpa blanca pero tiene características distintas. El profesor Miguel Duhalde dijo en una de sus charlas que ya podemos hablar de una pedagogía de la itinerancia. Se trata de un reclamo muy federal, tomado en cada rincón de la patria, donde cada región le agrega su particularidad”, señaló Alesso.

“En todas las provincias se evidencian las particularidades regionales y culturales. Eso también enriquece. Cada sindicato y cada provincia aporta sus demandas: algunas son comunes a todos y otras distintas”, agregó la titular de Ctera.

Reclamo vigente

El llamado a paritarias nacionales y el cumplimiento de la ley de Financiamiento Educativo fueron los ejes del reclamo docente que viene recorriendo cada provincia del país. “Creo que el gobierno va a tener que escuchar porque la demanda es muy grande. Tienen encuestas donde el 80 por ciento de la población está a favor de los maestros y saben que cada día que pasa es un problema para el gobierno”, expresó Alesso y mencionó que aun hay tres conflictos en todo el país sin solución: el de los docentes de Santa Cruz, de la provincia de Buenos Aires y de Chaco.

“La ley dice que si el conflicto no se puede resolver a nivel provincial, el gobierno nacional es co responsable del financiamiento de la educación y tiene que aportar fondos. Esperamos que así sea”, agregó Alesso.

La secretaria general de Amsafé y Ctera celebró el acuerdo que consiguieron algunas provincias (San Luis, Misiones, Santiago del Estero, Salta, Jujuy y Tucumán) donde el porcentaje de aumento salariañl superó el 18 por ciento ofrecido por el gobierno.

“Quedó claro con los números del Indec y de otras consultoras –incluidos nuestros datos– que ese porcentaje estaba muy por debajo de la inflación anual. La preocupación para la segunda etapa del año es qué va a pasar si efectivamente los tarifazos que vienen anunciando se llevan adelante”, cuestionó Alesso y destacó la presencia de la multisectorial contra el tarifazo, de la que forma parte el gremio docente.

“Es el miedo que se tiene a la gente que se manifiesta”

La secretaria de Ctera cuestionó el protocolo dispuesto para el acto por el Día de la Bandera, que prevé la presencia del presidente Mauricio Macri y un cuidado vallado que excluye los tradicionales desfiles ceremoniales.

“Me parece terrible vedar a la ciudadanía. Es el tercer operativo al que asistimos en la ciudad donde se procede de esta forma. Cuando el presidente vino a la facultad de Derecho, marchamos con la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y era una ciudad sitiada. No entiendo que en una conmemoración tan importante para los rosarinos la gente no pueda acceder. Creo que es el miedo que tiene el presidente a la gente que se manifiesta libremente”, explicó Alesso y aseguró que marcharán junto con la multisectorial como el año pasado.

Comentarios