El Hincha

Un poco de historia

La curiosa historia del empate en la final del Argentino Juvenil entre Rosario y Tucumán en 1987

El Ñandú Junior y Los Naranjitas protagonizaron un hecho no muy frecuente en el deporte. En 1987 igualaron en la final del Argentino Juvenil, del reglamento y como desempatar nadie lo tuvo en claro. El Hincha dialogó con protagonistas de la historia que se revolvió con declarar a ambos campeones


Plantel de Rosario M19 que se consagrió campeón Argentino Juvenil en 1987, compartiendo título con Tucumán. Crédito: Libro "Tiempo y Espacio" de Pablo Mihal

La segunda estrella de Rosario en torneos en divisiones formativas organizado por la Unión Argentina tiene una historia curiosa. Primero porque se comparte el título con Tucumán y segundo por la forma en que se decidió que la final, que terminó empatada en 28 puntos, no tuviera un desenlace de suplementario. Un Campeonato Argentino Juvenil que contó con la presencia de muchos jugadores que tiempo después no sólo llegarían a Los Pumitas, sino que jugarían en Los Pumas.

La fase de clasificación se jugó en Santa Fe, en cancha de Lasalle Jobson. Ahí el 11 de julio Rosario le ganó a Entre Ríos, en el debut por 16 a 3 y un día después derrotó a Córdoba por 21 a 13.

El partido de cuartos de final, se disputo en cancha de Los Caranchos, Rosario goleó al seleccionado de Cuyo por 33 a 12 y sacó pasaje para la definición en Santiago del Estero, del Argentino Juvenil.

En semifinales, el Ñandú Junior se topó con el combinado local, aunque paso algunos sobresaltos, se impuso con comodidad por 31 a 15.

En la final, Trevisan y Ciuffoli eligieron a estos 15 para disputarle mano a mano a Tucumán el título: Carlos Valdez,  Marcelo Negroni, Jorge Nogués,  Mario Méndez, Nicolás Hancevick, Marcelo Carmona, Gustavo Baldacci, Franco Rossi, Rodrigo Crexell, Santiago Casiello, Ernesto Gabutti, Carlos Arce, Federico Juckic, Andrés Caffaro Rossi y Pablo Oria.

Según cuentan los periodistas de la época, Tucumán tenía y llegaba mejor a la definición, pero Rosario tuvo mejor planteo táctico y además a un Peto Crexell ‘intratable’. El medios scrum formado en Jockey Club, tuvo una destacada actuación, manejando los hilos del encuentro durante gran parte. A 10 minutos del epilogo, Rosario ganaba 28 a 19, y Los Naranjitas se despertaron y logrando poner el marcador a tiro de penal para empatar. En esos minutos finales, Santiago Mesón erró dos penales pero en la última jugada, cuando Pedro Gauna la pide para patear, Mesón expresó “esta la meto” y el futuro Puma, no falló, lo que significó el empate en 28 puntos.

Con tiempo cumplido, aparece la llamativa forma en que se llegó a decidir cómo se resolvía la situación. En las memorias de la Unión Argentina se publicó: “Se resolvió no desempatar, considerando a ambos equipos como campeones juveniles de 1987”.

Pero lo curioso fue que una vez concluido el partido con igualdad en 28 puntos; los managers de ambos seleccionados se acercaron al árbitro para preguntar como seguía. Según cuentan protagonistas de las charla, “nadie conocía a ciencia cierta el reglamento. El árbitro tenía pasaje de avión para ese día a las 20 horas y si lo perdía no tenía como regresar a Buenos Aires. El referí era de Olvidos, creo, si la memoria no me falla”.

Al no haber tiempo para jugar suplementario y desempatar, el árbitro resolvió que ambos seleccionados fueran campeones, los managers se abrazaron en el medio de la cancha y los chicos (que hoy peinan canas) festejaron por el título.

Para ambas Uniones era la segunda vez en su historia que se consagraban campeones en un torneo de divisiones formativas organizado por la Unión Argentina. Los Naranjitas habían ganado en 1986 y el Ñandú Junior en 1972.

El plantel de Rosario M19 campeón del Argentino Juvenil en 1987 lo integraron:

Carlos Arce, Federico Jukic, Mario Méndez y Pablo Oria (Atlético del Rosario); Gustavo Baldacci,  Marcelo Carmona, Hugo Céspedes, Marcelo Negroni y Silvio Pietrobón (Duendes); Jorge Beltramo, Andrés Caffaro Rossi, Santiago Casiello, Luis Barrandeguy, Rodrigo Crexell (capitán), Jorge Benvenuto, Martín Bianco, José Ivancich, BrunoMascetti, Nicolás Ponte, Sebastián Salvatierra y Nicolás Hancevic (Jockey Club); Ernesto Gabutti (GER); Carlos Valdez, Diego Giavarini y Julián Zanni (Logaritmo); Jorge Nogués (Universitario de Rosario); Franco Rossi (Old Resian). Los entrenadores fueron el gran Jorge Trevisán y Carlos Ciuffoli, entrenador formado en Duendes, que siempre estuvo presente en los distintos seleccionados juveniles de Rosario. Completaron la delegación: Alejandro Dotta y Jorge Telleria.

MVP de Rosario

Otra anécdota de ese torneo fue que en la charla previa a la final, Carlos Ciuffoli pidió la palabra para nombrar al mejor jugador de Rosario del torneo. Fue algo que asombró a todo el grupo, el experimentado entrenador formado en Duendes, nombró como mejor jugar a “Julián Toto Zanni” de Logaritmo.

Zanni no había jugado y no jugó ni un minuto en todo el campeonato. El jugador del matemático nunca faltó a un entrenamiento, siempre fue el primero, llevó agua a sus compañeros durante los partidos y siempre tuvo la mejor actitud para sumarle al grupo.

Para la Naranjita también fue la segunda estrella

El seleccionado juvenil de Tucumán se consagró por segunda vez en su historia campeón del Argentino de la categoría M19, cuya fase final se disputó en Santiago del Estero. Allí venció en el cotejo semifinal a Buenos Aires (34-12) y empató en el encuentro decisivo con Rosario (28-28), compartiendo ambos equipos el título.

A Los Naranjitas la fase de clasificación le tocó jugarla en Posadas, Misiones. El debut fue el 18 de julio con goleada sobre los locales (Misiones) por 60 a 4 y un día después otra goleada pero sobre Noreste por 87 a 4. En semifinales en Santiago del Estero, en semifinales a Tucumán le tocó enfrentar al siempre poderoso Buenos Aires, fue triunfo para los del NOA por 34 a 12. El equipo ya mostraba buen juego.

En la definición ante el Ñandú Junior, los dirigidos por Carlos Zelarayán y Oscar Merlini, formaron de la siguiente manera: Andrés Romano, Sebastián Paz Posse, Mirkin, Pablo Majul, Squiarano, Sergio Muntaner, Pablo Toll, Santiago Taboada, Tomás Burke, Patricio Mesón, Fabián Terán, Santiago Mesón, Pedro Gauna, Martín Terán y Fabián Elías. En tanto, en el complemento ingresó Francisco Aráoz  por Fabián Terán.

Mientras que los puntos de Tucumán M19 los aportaron, tries: Martín Terán, Muntaner y Paz Posse; y el mejor jugador del torneo para Los Naranjitas, Santiago Mesón acertó dos conversiones y cuatro penales.

Buenos Aires tuvo un gran plantel

El plantel de Buenos Aires M19 de 1987 contó con la presencia de jugadores que jugarían en Pumitas y luego en Los Pumas: Hernán Bidegain, Carlos Masson, Sergio Scarabino y Matías Corral San Isidro Club); Pablo Menéndez (Pucará); Christian Oets (Capitán), Leonardo Rosati y Matías Rosati (Belgrano); Mariano Lombardi y Sebastián Fauve (Alumni); Enrique Camerlinckx (Regatas Bella Vista); Germán Llanez, Jorge Hiriart, Gastón Defelitto, Fernando Maffia La Plata RC); Ignacio Mori, Pablo Rodríguez Genta, Federico Klein (Pueyrredón); Alejandro Diez y Diego Poggi (Newman); Matías Allen y Federico Williams (Casi); Javier de la Arena (Cuba); Diego Morales (Los Matreros); Mariano Castro (San Andrés); Juan José Larocca y Mariano Lertora (San Cirano); Ricardo Zanero y Juan Manuel Ulfe Banco Nación) y Marcelo Righentini (San Fernando).

Comentarios