Mundo Laboral

La construcción del enemigo sindical

Los medios de comunicación, sobre todo los hegemónicos, han jugado un papel preponderante en la estigmatización de los sindicatos, de las y los dirigentes sociales y de las luchas sociales


Los medios de comunicación, sobre todo los hegemónicos, suelen tener una efectiva potencia a la hora de constituir imaginarios sociales, es decir, de atribuir de manera maniquea ciertas características a determinado grupo social. En este sentido, han jugado un papel preponderante en la estigmatización de los sindicatos, de las y los dirigentes sociales y de las luchas sociales.

Inconscientemente (o no) los medios llegan, en general, para lo que se conoce como “la foto final” de una protesta, el corte de calle o la movilización, muchas veces corolario de una serie de demandas y peticiones que no son mediatizadas. Así, se asienta en el sentido común que la única instancia de protesta social que se utiliza es el corte o la movilización.

Una cifra cercana al 90 por ciento de la población entrevistada durante el periodo 2004-2015 para la <Encuesta de la Deuda Social Argentina< tenía una imagen negativa a los sindicatos, entre los factores que consolidaban esa desconfianza hacia el sector se encuentran las representaciones sociales elaboradas por los grandes medios de comunicación.

Para dar cuenta de cuáles son los mecanismos y dispositivos que los medios utilizan en pos de la demonización y estigmatización sindical, la Defensoría del Público, elaboró un informe titulado Análisis de la cobertura periodística para un tratamiento responsable sobre trabajadores, trabajadoras y organizaciones sindicales, en el cual se analizan las menciones y los tratamientos mediáticos de los principales portales de noticias y sitios web (Infobae, Clarín, La Nación, El Cronista y El Destape; Todo Noticias, A24, Canal 26, Crónica TV y C5N, entre otros), entre mayo y agosto de 2022.

El periodo seleccionado estuvo marcado por fuertes huelgas que tuvieron un gran impacto social y mediático, entre ellas el conflicto entre el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna) con las empresas Fate, Pirelli y Bridgestone, el plan de lucha de docentes universitarios y las medidas de fuerza de las y los trabajadores de prensa.

Valoraciones negativas de las organizaciones sindicales

El informe relevó 172 noticias relacionadas con la temática, de allí se desprende que la mayoría de ellas fueron contextualizadas de manera correcta y que se menciona a la totalidad de las partes involucradas (organizaciones sindicales, representantes, empresarios o cámaras, gobierno nacional), sin embargo, a la hora de su valorización, el estudio releva que las sólo ocho menciones que se hicieron del sector empresarial fueron principalmente positivas; en tanto que de las 43 valoraciones sobre las organizaciones sindicales, 23 fueron negativas y 20 positivas. Y de las 39 menciones a personas sindicalistas, la mayor parte fueron negativas.

En cuanto a la estigmatización, el informe da cuenta de que la cobertura mediática suele responsabilizar a las organizaciones sociales del conflicto social generado y la consecuente afectación a terceros que se desprende de este, haciendo del derecho a la protesta un delito de tintes extorsivos. Asimismo, se coloca al sector empresarial y sus cámaras como víctimas.

En cuanto a la identificación de los roles de género, el informe da cuenta de que existe una invisibilización de las mujeres, lesbianas, travestis y trans dentro de las organizaciones sindicales: sólo seis de las 172 noticias analizadas mencionan algún tema vinculado al género.

Es vital para los sindicatos utilizar y actualizar todas las herramientas comunicativas que tienen a mano, publicaciones, participación en programas o espacios radiales, páginas de internet, redes sociales y sitios web, todas ellas deberían estar al servicio de poder disputar el sentido forjado por los grandes medios, que conscientemente o no, contribuyen a la conformación de discursos, narrativas e imaginarios que estigmatizan y demonizan a las organizaciones sindicales.

Comentarios