Edición Impresa, Política

Resistencia

“La CGT y los gobernadores son cómplices del ajuste de Macri”

Nicolás del Caño consideró que el FIT es “la única expresión que se opuso” a las políticas del gobierno de Cambiemos

nicolas del caño

El ex candidato presidencial por Frente de Izquierda (FIT) Nicolás del Caño visitó Rosario el miércoles pasado y, en diálogo con El Ciudadano, manifestó que los trabajadores están sufriendo un ajuste que no sólo atribuyó al gobierno de Mauricio Macri, sino que consideró que hay complicidad de la CGT, los gobernadores y del resto de los partidos de la oposición.

Del Caño, quien fue diputado nacional por Mendoza y en las elecciones legislativas de este año buscará retomar su banca por la provincia de Buenos Aires, llegó a la ciudad para apoyar a sus compañeros del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) que competirán en la interna del FIT. Ellos son Octavio Crivaro, precandidato a diputado nacional, y Virginia Grisolía, candidata a concejala de Rosario.

El ex candidato presidencial indicó que “bajo el gobierno de Macri hubo un duro ataque a los trabajadores”, pero consideró que el presidente logró su objetivo “con la complicidad de la CGT, los gobernadores y los partidos de la oposición como el Frente para la Victoria, el Frente Renovador y el Partido Socialista”.

“Macri no tiene mayoría en el Congreso de la Nación, pero logró el consenso de las otras fuerzas políticas y de la CGT para aplicar el ajuste. El Frente de Izquierda es la única expresión que se opuso, manteniendo una coherencia”, analizó el ex diputado nacional, reafirmando lo expuesto en la campaña presidencial de 2015: “En aquel momento, planteamos que tanto en un gobierno de Macri, (Daniel) Scioli o (Sergio) Massa a la crisis la iban a pagar los trabajadores y se venía el combo de pago a los fondos buitre, tarifazos, despidos, devaluación y represión”.

En ese marco, Del Caño consideró que, si bien “el ataque a los trabajadores se profundizó” durante el gobierno de Cambiemos, la situación ya venía desde antes “con sueldos bajos, precarización e impuestos al salario”.

Por otra parte, el dirigente trotskista valoró el crecimiento del FIT en los sindicatos, ante “el descontento de los trabajadores con las conducciones sindicales”.

“La izquierda viene creciendo en los gremios a paso firme. Es una tarea difícil, porque las conducciones hacen política dentro de las distintas variantes del peronismo, pero hemos logrado avanzar ante el descontento de los trabajadores con una conducción que garantiza la gobernabilidad de Macri e intenta mantener sus privilegios”, disparó.

Además, señaló que el paro nacional del 6 de abril pasado se realizó por la presión ejercida por las bases del movimiento obrero, ya que la conducción de la CGT “no quería hacerlo”.

“Fue un paro dominguero, sin una continuidad de lucha, porque la CGT también es cómplice del ajuste de Macri”, analizó.

 

Elecciones y estrategias

Del Caño fue diputado nacional por Mendoza entre 2013 y 2015, año en que logró una resonante victoria en la interna del FIT frente al histórico dirigente del Partido Obrero (PO) Jorge Altamira, obteniendo la candidatura a presidente por la coalición izquierdista.

En las legislativas de este año, el dirigente trotskista decidió ser precandidato nuevamente a diputado nacional, pero esta vez por la provincia de Buenos Aires, donde el PO tiene importantes dirigentes como Néstor Pitrola.

Del Caño consideró que esta situación no debería afectar a la unidad del FIT, porque esa fuerza política tiene un sistema de rotación de bancas que permite que los tres partidos que la integran (PTS, PO e Izquierda Socialista) puedan llegar al Congreso nacional, las legislaturas provinciales y los concejos.

“Se trata de discutir cuales son las mejores estrategias para que el FIT pueda dar pelea en un escenario difícil y no caiga en una postura infantil. En la pasada interna, con Altamira, se vio que no hay candidatos eternos”, expresó Del Caño.

 

“REDUCIR LA JORNADA LABORAL PARA CREAR EMPLEO”

Para hacer frente a la crisis de empleo, el PTS propone la reducción de la jornada laboral a 6 horas, 5 días a la semana. Además, que el salario mínimo sea igual a la canasta básica familiar. Del Caño comentó que esa propuesta busca que “los trabajadores que están sobreocupados tengan tiempo para estar con sus familias, acceder a la cultura y al arte, y no dejar la vida en sus puestos laborales”.

En tanto, señaló que el objetivo es que las otras horas puedan ser cubiertas por quienes actualmente están desocupados, siempre manteniendo el salario. El ex candidato presidencial justificó su postura al señalar que “los avances tecnológicos, en lugar de reducir la jornada, redujeron los puestos de trabajo para que las ganancias se la sigan llevando siempre los grandes capitalistas”.

Comentarios