Ciudad, Edición Impresa

La CCC aportó lo suyo a la sensación térmica

Caos vehicular en el centro: piqueteros sumaron hasta carros a caballo en una protesta por los empleos en cooperativa prometidos.

Al malhumor, por el calor agobiante, de los conductores de vehículos que circulaban durante la mañana de ayer en la zona céntrica, se le sumó la complicación de una movilización de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) que esta vez incluyó hasta carros tirados por caballos. La agrupación de desocupados cruzó todo el casco céntrico y decidió acampar con ollas y carpas frente a la delegación del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, ubicada en San Lorenzo 1045,  lo que provocó un caótico congestionamiento de tránsito. El vocero de la CCC, Eduardo Delmonte, explicó que el reclamo era por la puesta en marcha a nivel local de los programas cooperativos de empleo que anunció la Nación.

La convocatoria de la CCC tuvo lugar en la plaza Sarmiento desde donde los manifestantes partieron a alrededor de las 11, y cruzaron el centro por San Luis, Maipú, Rioja, Mitre hasta llegar a San Lorenzo.

 “La presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) hizo un anuncio hace cinco meses de cien mil puestos de trabajo en cooperativas en todo el país de los cuales no llegó ni uno a Rosario”, se quejó Delmonte “Le reclamamos al gobierno nacional que deje de usar eso para el armado de estructuras políticas en la provincia de Buenos Aires y que se extienda a todo el país la universalización de este beneficio, que significarían unos 1.400 pesos por mes”, planteó.

El referente de la CCC contó además que se pide “el no pago de la deuda externa” .

“El programa se está transformando en un negociado político; se reparte a amigos intendentes del Gran Buenos Aires”, denunció y pidió “una respuesta de parte de las autoridades de Rosario y la provincia. Que tomen el tema y que busquen una respuesta para la ciudad.”

“Llegamos aquí (por la delegación de Desarrollo Social) y no quedó ningún funcionario para recibirnos”, dijo Delmonte entre los carros de cirujeo ubicados frente al nuevo Savoy, mientras un grupo de mujeres armaba las ollas para cocinar detrás de los vallados que se levantaron frente al edificio.

Comentarios