Economía

La inflación no cede

La baja en el IVA no llega a las góndolas

Supermercados denunciaron que los frigoríficos se aprovecharon de la ley que rige desde el 1° de febrero –que llevó el impuesto de 21% a 10,55% para productos de pollo y cerdo– para incrementar sus ganancias a costa del consumidor.


El rubro alimentos y bebidas registró una suba del 6,1%.

A partir del 1° de febrero, el IVA se redujo del 21% al 10,55% en productos de pollo y cerdo. Con esta ley, el gobierno intentó reactivar un consumo golpeado y la medida fue bien recibida por productores y comerciantes. Sin embargo, supermercadistas denunciaron ayer que los proveedores –en este caso los frigoríficos– se están apropiando de esa diferencia y la rebaja no llega al consumidor.

Ayer, la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (Fasa) emitieron un comunicado en el que manifestaron su “sorpresa y alarma”, al comprobar que sus proveedores pretenden apoderarse de las rebajas del IVA implementadas por el gobierno nacional a través de la ley 27.430.

“Algunos productos de pollo y cerdo están alcanzados a partir del 1° de febrero por alícuotas del 10,5% en lugar del 21%, sin embargo, los precios de las empresas productoras no han descendido en el porcentaje equivalente a dicha reducción, a pesar de que en las facturas se hace constar la nueva tasa”, indicaron en el comunicado. Y agregaron: “Esto significa, lisa y llanamente, que los proveedores de los supermercados, en lugar de trasladar la reducción de costos a los consumidores, incrementan indebidamente sus ganancias”.

En Rosario

Los supermercados y almacenes de Rosario también advirtieron la misma práctica. En diálogo con El Ciudadano, el titular de la Cámara de Supermercados de Rosario, Mariano Martin, advirtió que pasa lo mismo con frigoríficos de la región: “La rebaja en el IVA no se ve trasladada al precio de góndola porque el margen se lo quedan los frigoríficos”.

Además, el representante de los supermercadistas rosarinos informó que se está negociando con los frigoríficos, pero avisó que si no se soluciona el problema se realizará una denuncia formal dese la Fasa, ya que el accionar de los frigoríficos perjudica las ventas.

“Estamos buscando mayor volumen de venta y hoy no lo estamos logrando”, se quejó el empresario rosarino.

“Para favorecer a unos vivos”

Por su parte, el titular del Centro Unión de Almaceneros de Rosario, Juan Milito, esperaba que esto suceda: “En una economía donde no se controla ninguna de las puntas de la cadena, los sectores concentrados utilizan la reducción del IVA como una toma de ganancia”.

El almacenero criticó al gobierno nacional por “promover la desregulación del comercio” y se mostró en contra de la medida que rebaja el IVA, ya que “sólo se desfinanciará al estado para favorecer a unos vivos que aumentarán su ganancia”.

“Desleal y egoísta”

CAS y Fasa repudiaron públicamente “esta actitud desleal y egoísta”. “Es un momento en el que todos debemos estar profundamente comprometidos en la lucha contra el flagelo inflacionario”, señalaron en el comunicado. Y cerraron: “Los súper argentinos reiteran su compromiso con los consumidores de todo el país para ayudarlos mantener y –de ser posible– incrementar el poder de compra de sus ingresos, a través de los productos que comercializan y de los servicios que brindan”.

Si te gustó esta nota, compartila