Policiales

Apremios y vejaciones ilegales

Un uniformado fue imputado por golpear a un preso

Estaba a cargo de su traslado a Tribunales. Cuando lo regresó a la Unidad Penitenciaria Nº 6, lo golpeó en el interior de su celda. Este lunes fue imputado y el juez dispuso un arresto domiciliario por 15 días.


El preso fue trasladado este domingo a Tribunales por el Servicio Penitenciario. Allí fue agredido.

El penitenciario estaba encargado del traslado de un detenido hasta Tribunales. Llegaron al edificio y el preso quedó alojado en la “leonera”, como se conoce el penal transitorio del subsuelo del lugar. El reo pidió fuego y el uniformado contestó con insultos. Hubo gritos y golpes. Al finalizar la audiencia imputativa el muchacho fue nuevamente trasladado a la Unidad Penitenciaria Nº 6, donde permanece alojado. Pero no todo terminó ahí. El subayudante del Servicio Penitenciario con el que había tenido problemas lo llevó hasta su celda. Al ingresarlo, lo golpeó frente al celador, quien debió intervenir para frenar la agresión. Este lunes el joven uniformado enfrentó una imputación por apremios y vejaciones ilegales y, a pedido de la Fiscalía, quedó en prisión domiciliaria hasta el 19 de febrero mientras se concretan algunas medidas investigativas en trámite.

A Alexis R. lo detuvieron por un robo simple y el domingo lo trasladaron desde la Unidad Penitenciaria N° 6 hasta los Tribunales para imputarlo. El encargado de su traslado era Alexis C. junto a un compañero. El sospechoso fue alojado en el penal transitorio del subsuelo de Tribunales conocido como la “leonera”. Según declaró, se armó un cigarrillo y le pidió fuego al uniformado que le contestó de mala manera. El detenido le retrucó la contestación y hubo insultos e incluso algunos golpes. Otro preso que estaba cerca dijo escuchar gritos pero no vio la secuencia.

Cuando fue la hora, Alexis R. fue llevado a la sala de audiencia donde se llevó adelante la imputación por robo. Cuando terminó fue derivado nuevamente a la leonera y de allí a la Unidad Penitenciaria. Cuando llegó al penal, fue revisado por un médico. Un trámite de rigor ante cada salida de la Unidad donde no se constataron golpes. De allí el uniformado Alexis C., junto a su compañero que no tuvo participación en el hecho, lo llevaron a su celda. Cuando lo ingresaron, y según la imputación fiscal, el policía entró junto al preso a la celda y lo golpeó. El celador a cargo del sector intervino y evitó que la golpiza continuara.

El hecho fue informado al fiscal José Luis Caterina, quien dio intervención a Asuntos Internos, quienes a su vez le tomaron declaración al detenido, al celador, su ayudante y a otros testigos. El celador corroboró que el uniformado golpeó al interno cuando lo introdujo en la celda y el ayudante dijo que Alexis R. tenía sangre cuando llegó al lugar. El fiscal mandó a detener al uniformado, lo que se produjo en su vivienda de una localidad cercana.

Este lunes Alexis C. fue imputado por apremios y vejaciones ilegales. Se constató que la víctima tenía dos cortes en el rostro que debieron ser suturados (2 y 4 puntos respectivamente) y algunos golpes en el abdomen. Por lo que le prescribieron antibióticos y analgésicos por 7 días.

El defensor oficial Diego Villar hizo todo lo posible por lograr la libertad del uniformado aunque el juez Hernán Postma hizo lugar a la postura fiscal y dispuso un arresto domiciliario por 15 días a los fines de formalizar en Fiscalía los testimonios de internos y compañeros de trabajo de Alexis C. que estuvieron presentes durante el hecho.

Si te gustó esta nota, compartila