El Hincha Mundial, Opinión Mundial

Opina Franco Trillini

La ausencia de Dybala es inexplicable


A todo o nada. Otra no le queda. Luego del pálido 1-1 ante Islandia en el debut que golpeó con fuerza dentro del plantel de la selección argentina, Jorge Sampaoli decidió patear el tablero y jugarse las pocas fichas que le quedan con su libreto favorito: línea de tres en el fondo y carrileros que ocupen toda la banda.

Es que el jueves la Albiceleste tiene que salir a ganar como sea ante Croacia, que en cambio afrontará el compromiso en San Petersburgo con la tranquilidad que le dejó haber superado con autoridad 2-0 a Nigeria en su primera presentación mundialista.

El DT casildense limpió a tres históricos como Marcos Rojo, Lucas Biglia y Ángel Di María, de flojísima labor ante los nórdicos, para darle paso a Gabriel Mercado en el fondo, Marcos Acuña como carrilero por izquierda y Cristian Pavón bien abierto arriba. Además, Enzo Pérez podría ingresar por Maximiliano Meza, quien pasó de ser titular inamovible a estar en duda en lo que tardaría Sampaoli en decir “me equivoqué horrible en el debut poniendo un doble cinco ante un rival que sabíamos que iba a estar todo el partido metido atrás y ahora no me queda otra que jugármela o nos despedimos en primera ronda y yo no puedo volver nunca más al país”. ¿Bastante rápido no?

Y a todo esto… ¿Dybala fue a pasear a Rusia? ¿A dar apoyo logístico? Su ausencia ahora sí que es inexplicable. Únicamente Messi debe valer más que el cordobés, quien ni siquiera figura como posible alternativa. Raro.

En fin. Tres abajo. Cuatro volantes para pelearle la posesión a Modric; el capitán arrancando desde la derecha, el ligerito de Boca por el otro costado y el Kun Agüero arriba. Es lo que hay damas y caballeros. Esta vez sí que se la jugó Sampaoli. Tampoco es que tenía muchas opciones después de la tremenda pifia que significó jugarle con dos volantes de contención a Islandia.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios