Economía

Salario pulverizado

Inflación: en septiembre 6,5% y acumula 32,5% en el año

Los alimentos crecieron por encima, 7 %, y el total de 2018 llega al 35,8%. Es la más alta desde abril de 2016, aunque en ese momento el índice (6,7%) todavía no era medido por el Indec, sino por un promedio de consultoras


La inflación en supermercados acumulada entre enero y octubre de 2018 alcanza el 59,27%.

Los precios minoristas subieron 6,5% en septiembre, informó este miércoles el Indec, en lo que constituye la suba más alta de los precios minoristas desde abril de 2016. En el año, los precios acumulan un alza del 32,5% y en los últimos doce meses llegan al 40,5%.

La inflación más alta se había registrado en abril del 2016, con 6,7%, pero según la denominada “inflación Congreso”, ya que hasta ese mes los precios no eran medidos por el Indec, por la declaración de la “emergencia estadística” ocurrida cuando asumió Mauricio Macri en diciembre de 2015.

La nueva medición de precios oficial comenzó en mayo de ese año, cuando se pudo reorganizar el organismo, que venía siendo objeto de denuncias por manipulación de las estadísticas. El costo de vida de los últimos doce meses a septiembre último se ubica apenas por debajo de la inflación de 1992 (40,9%) y 2002 (41%).

El rubro alimentos y bebidas experimentó en septiembre una suba del 7%, acumulando en el año un incremento del 35,8%. La suba más fuerte fue en el rubro transporte, con 10,4%, seguido de prendas de vestir y calzado, 9,8%, y equipamiento y mantenimiento del hogar, 9,7%.

Le siguieron el rubro “otros bienes y servicios” con un aumento en septiembre del 7,9% y los precios de recreación y cultura con un aumento del 6,8%. El resto de los rubros que registraron incrementos se ubicaron por debajo del nivel general del 6,5% como los precios de “restaurantes y hoteles” con un 5,7%, el de “salud” con 4,5%, “bebidas alcohólicas y tabaco ” con 4,4%, el de “vivienda, agua, electricidad y otros combustibles”, 2,3%, “comunicación”, 2,1% y “educación”, 1,6%”.

Para encontrar un indicador oficial medido por el Indec, superior al de septiembre último, hay que remontarse a abril del 2002, cuando el país salía de una seria crisis económica con un alza de precios que llegó al 10,4%.
La denominada “inflación núcleo”, que mide la variación de precios sin impactos estacionales, se ubicó en septiembre en 7,6%, por encima del nivel general.

Este registro siempre impacta en la definición de los índices de los próximos meses, que para los consultoras privadas se ubicaría entre un 3 y un 4 por ciento, por el aumento en las tarifas de gas, la medicina prepaga y el transporte, mas la devaluación que todavía no concluyó su pase a precios y es siempre más gradual.

Entre los alimentos, en varios artículos se superaron los dos dígitos de suba, y entre los incrementos más altos figuraron el de el kilo de batata (31.6%), de bananas (24,9%), las hamburguesas congeladas (20,4%), fideos para guiso (20,1%), aceite de girasol (17,0%), arroz blanco (16,3%) pan francés 16,7%). Compensaron las subas las únicas dos bajas en alimentos que fueron la del tomate redondo (23,5%) y lechuga (20%).

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios