Ciudad, Edición Impresa

La CCC decide si levanta el corte en calle San Lorenzo

La provincia se comprometió a dar puestos provisorios hasta que lleguen los que prometió la Nación.

El acampe podría terminarse hoy si la asamblea acepta la propuesta de la provincia.
El acampe podría terminarse hoy si la asamblea acepta la propuesta de la provincia.

“Si no intervienen la Municipalidad o la provincia no nos van a escuchar”, dijo el líder de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Eduardo Delmonte, cuando se lo consultó por las posibles salidas al corte que llevan adelante en San Lorenzo al 1000 en reclamo por los puestos del plan Argentina Trabaja, anunciado por la presidenta Cristina Fernández en agosto del año pasado.

“Ahora la pelota la tiene la provincia. Las soluciones van a llegar en la medida de que haya quien lo pida”, insistió Delmonte, quien llevó el lunes cerca de mil personas a manifestar frente a la delegación de Desarrollo Social de la Nación con carros tirados por caballos. “Esto es David contra Goliat –agregó Delmonte– porque tenemos que plantear un reclamo a trescientos kilómetros del gobierno nacional, que cierra la oficina en Rosario y nos deja un problema entre vecinos. Un problema entre los vecinos de los barrios, que tenemos derecho a reclamar, y los vecinos del centro, que tienen derecho a desarrollar su actividad comercial”.

El pase que hizo Delmonte del problema a las autoridades provinciales tiene que ver con que el programa Argentina Trabaja necesita para poder concretarse un convenio marco entre Nación y provincia que hasta el momento no se ha rubricado. “Nosotros no nos queremos ir con los puestos de trabajo en la mano, pero queremos tener una fecha cierta donde sepamos que se puede firmar el acuerdo entre la provincia y la Nación”, indicó Delmonte.  “Si queremos lograr trabajos para los desocupados de Santa Fe las autoridades municipales y provinciales deben exigir a la Nación que se cumpla con los anuncios de la presidenta”, agregó.

Sobre este tema también habló con El Ciudadano el delegado en Rosario del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Hugo Burgués, quien aclaró que “hasta febrero no hay ninguna posibilidad de tener una respuesta”, aunque apeló a la comprensión de los manifestantes al aclarar que “el programa va a llegar al interior del país, si no no se llamaría Argentina Trabaja, sino Buenos Aires Trabaja”.

Lo que argumentan los miembros de la CCC es que hasta el momento los únicos beneficiados del programa fueron los trabajadores desocupados del Gran Buenos Aires, a lo que Burgués responde diciendo que “es sólo una primera etapa y a partir del 2010 se ampliará a todo el país, tal como se prometió. Hasta el momento –insistió el funcionario– la única provincia que firmó el convenio con la Nación es Tucumán”.

Sobre el cierre de esta edición, Delmonte recibía laz respuesta por parte del Ministerio de Desarrollo Social de Santa Fe, comandado por Pablo Farías, quien ofreció puestos provisorios hasta que las gestiones con la Nación den resultado positivo (ver recuadro). Mañana analizarán todo en asamblea y se podría terminar con el corte de calle.

Los comerciantes de la zona

Delmonte se refirió también a la relación con los comerciantes de la zona, quienes dicen haber sufrido una merma en sus ventas del orden del 20 por ciento: “Ellos están preocupados por la disminución de sus ventas, pero tuvimos una muy buena reunión en la que nos transmitieron que comprenden nuestro problema, en el marco de un mutuo respeto. Nosotros no queremos afectar la vida de nadie, pero cuando el gobierno no toma las decisiones que tiene que tomar se generan problemas entre rosarinos, algo que no debería pasar” agregó el líder de la CCC.

Otro que le pidió comprensión a los comerciantes fue Burgués: “Lamentamos la incomodidad de los vecinos y de los comerciantes pero por el momento ellos (por los manifestantes) me exigen una respuesta que yo no puedo dar. Quieren la fecha de la firma del convenio y yo no la tengo”.

Un fiscal pidió informes a la Policía

En referencia a los informes que solicitó a la Policía la fiscalía de turno número 7, a cargo de Marcelo Viena, sobre la organización y el acampe, Delmonte dijo: “Fuimos interrogados sobre el tema y les dijimos que la situación del corte de calle tiene que ver con la seguridad de los chicos. Nuestra intención no es generar caos ni molestar a los vecinos, porque si así fuera nos sería muy sencillo cortar más calles de la ciudad, con las mil personas movilizadas que tenemos reclamando oportunidades de trabajo” agregó.

Comentarios