El Hincha, Rosario Central

Copa Diego Maradona

Hizo muy poco y se llevó mucho: Central jugó un flojo partido y empató con Unión

El Canalla repitió errores del pasado, sobre todo en defensa, donde lo complicaron muy seguido. La experiencia de Rinaudo y el oportunismo de Marinelli (lleva 3 goles en dos partidos) fue lo mejor del equipo del Kily en un partido que arrancó perdiendo, lo dio vuelta y no supo cuidar


Fotos: Franco Trovato Fuoco - Pool Argra

Paso atrás. Estuvo más cerca de perderlo que de ganarlo. Se pareció mucho al equipo que jugó la fase de grupos inicial y no ratificó casi nada lo que había hecho una semana atrás ante Patronato. La presentación del equipo del Kily ante Unión dejó más dudas que otra cosa: jugó mal en gran parte del primer tiempo y terminó de mala manera el complemento. Además, no pudo llegar al objetivo de quedarse con la cima de su zona y el 2-2 final dejó muchísima tarea para el cuerpo técnico.

En la primera parte del Central de Cristian González se pareció mucho al del arranque del torneo. Muchos errores individuales, retrocediendo de mala manera, endeble defensivamente y sin juego asociado. Eso desde el vamos fue aprovechado por Unión, que tuvo en un inspirado Gastón González al jugador que volvió loco en cada corrida a la defensa canalla. Una de ellas, en el amanecer del partido, terminó en un golazo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Franco Trovato Fuoco

La visita pudo haber lastimado más, pero no estuvo fino para aprovechar los varios pasajes de desaciertos que mostró el dueño de casa. Sin embargo, la primera parte terminó en ventaja para Central. Es que el rival defendió mal la superioridad en el marcador, se hizo un gol en contra insólito y el arquero dio un mal rebote para que el rapidito de Marinelli exponga la lentitud de los defensores tatengues y marque el segundo.

Tras el descanso la visita salió decidida a buscar el empate. Los espacios para Central comenzaron a aparecer y la movilidad de Marinelli y Gamba complicaron a la defensa del Vasco Azconzábal, aunque sin llegar a crear peligro. El encuentro entró en una meseta rápidamente y se llenó de imprecisiones de uno y otro lado.

Unión, con poco, comenzó a buscar el arco de Romero con remates desde fuera del área y en uno de ellos encontró el merecido 2-2. Cabrera remató fuerte desde lejos y la pelota fue a la red sin resistencia de Romero. En la cancha quedó la sensación de que el arquero pudiera haber hecho algo más. Inmediatamente el Kily mandó a López Pissano en lugar de un confundido Lo Celso pero nada pudo hacer.

Central dio un paso atrás. Mostró errores viejos y no lo perdió porque el rival no tuvo puntería. Así el Canalla se quedó con las ganas de quedar como único líder de su zona y no refrendó lo que había mostrado ante los de Paraná.

El Kily tendrá mucha tarea, como revisar las posiciones de Villagra p la labor de Lo Celso como un primer ítem de cara al duelo con Aldosivi en Mar del Plata del próximo martes. Pero en el medio deberá también repasar algunas viejas falencias y que ayer se hicieron presente como la inseguridad defensiva.

Comentarios