Ciudad, Edición Impresa

Recorte universitario

Habrá más de 17 mil becas menos para estudiantes

El presupuesto que está próximo a votarse prevé una reducción del 33 por ciento en este rubro en la UNR.


En el marco del reclamo contra el recorte presupuestario en la universidad pública, docentes, investigadores y estudiantes denunciaron la reducción en un 33 por ciento de la cantidad de becas estudiantiles. Agrupadas en tres categorías: para estudiantes de bajos recursos, carreras prioritarias e incentivos de finalización de carreras, la pérdida implica un total de 17.443 becas que se perderán el año próximo, en un universo de 80 mil estudiantes. El caso más emblemático son las becas designadas para la finalización de carreras en Ingeniería, que actualmente comprenden un cupo de 2 mil becarios, y se estima que dejarán de otorgarse para 2017.

Tras numerosos reclamos y actividades en contra del recorte de presupuesto y en defensa de la universidad pública de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), los docentes e investigadores denuncian una reducción que se materializa en la pérdida de un 33 por ciento de las becas estudiantiles destinadas a personas de bajos recursos.

En números concretos, sobre un total de 52.728 becas otorgadas durante este año, sólo seguirán vigentes 35.285. Las becas para estudiantes de bajos recursos descenderán de 19.334 a 14.350, mientras que las otorgadas a carreras prioritarias (ingeniería, medicina, agraria, veterinaria, bioquímica) bajarán de 31.394 a 20.935. En tanto, los incentivos para la finalización de carreras de ingeniería, que en el 2016 contaban con 2 mil cupos, se cancelarán para el año próximo.

Inginiería

“En Ingeniería se reciben alrededor de 100 alumnos por año, por lo que las becas alcanzaban a todos aquellos que cumplieran los requisitos. Representaban distintos tipos de ayuda económica, algunas vinculadas al transporte, otras al comedor, pero colaboraban a mejorar la situación de personas con bajos recursos”, señaló Laura Ferrer, secretaria general de Coad.

El gremio, junto con científicos e investigadores autoconvocados, centros de estudiantes de ciencias médicas, psicología, humanidades y arte, y agrupaciones estudiantiles se convocaron en la mañana de anteayer, en la plaza San Martín, para manifestar una vez más en contra del recorte presupuestario.

“Es un presupuesto que está totalmente reducido frente a lo que hubiéramos necesitado para el año 2017 por la devaluación y la inflación. Congelan la planta docente y no docente, reducen la beca para estudiantes, reducen el fondo para construcción y equipamiento. Están sacando la plata a la educación pública para llevarla a otro lado. Creemos que este gobierno no quiere la educación pública, no quiere la ciencia y tecnología en manos del Estado o por lo menos del pueblo, la quieren en manos privadas y de sus empresas”, sostuvo Ferrer, en el marco de la movilización.

Otros de los reclamos en relación con el presupuesto tiene que ver con el recorte de un 70 por ciento en los fondos para obras edilicias e infraestructura. Sobre ese aspecto, Ferrer señaló que algunas de las principales falencias que se registran actualmente es la falta de culminación de la segunda etapa del edificio de ingeniería, obras en psicología, falta de gas y techos en el politécnico, obras en Agrotécnica, la habilitación de un comedor en Medicina y la falta de agua potable en veterinaria.

“Venimos con un presupuesto bajo desde hace bastante, lejos de lo que sugieren las Naciones Unidas. En ciencia y técnica corresponde al 0,57 del PBI, mientras que en educación es cerca del 0,80. Es decir, por debajo de cualquiera de las expectativas que necesitamos para desarrollarnos. Necesitamos un salario acorde con las necesidades de todos los trabajadores, que contemple las formaciones a todo nivel. Este presupuesto no lo contempla. Nos proveen un aumento del 17 por ciento para la partida el año que viene: con eso no paliamos nada entre inflación y tarifazo. Vamos a seguir peleando, tanto docentes como estudiantes para defender la universidad pública inclusiva y gratuita para el pueblo y no para empresas privadas”, concluyó Ferrer, al tiempo que no descartó volver a movilizarse la semana próxima cuando el presupuesto se vote en Senadores.

Comentarios