Ciudad, Coronavirus

Pandemia

Habilitaron las visitas a los geriátricos, pero desde la Asociación que los nuclea piden esperar

Bajo estrictas medidas de seguridad y control, el gobierno santafesino dio el visto bueno. Luis López, presidente de la agrupación de residencias santafesina, dijo que "no es un buen momento para flexibilizar medidas que pueden traer problemas"


El avance del coronavirus no da tregua y es sabido que las personas mayores de 60 años son más frágiles al contagio y las posibles consecuencias si contraen Covid-19. Luego de tres meses de no tener contacto con familiares, y con estrictas medidas sanitarias de prevención, el gobierno de Santa Fe habilitó desde el 8 de este mes las visitas a los geriátricos: sólo pueden verse a través de vidrios, mamparas, cortinas o acrílicos.

Luis López, presidente de la Asociación de Establecimientos Geriátricos de Santa Fe, dijo a El Ciudadano que “todavía no es un buen momento para que los adultos mayores reciban visitas, por el crecimiento de contagios de estos últimos días en diferentes localidades”.

“La provincia registró varios casos en Carreras, Ceres y Venado Tuerto, entre otros lugares. El panorama fue cambiando. Esto es el día a día. Santa Fe está complicada con nuevos brotes y, como asociación de geriátricos que represento, considero que no es el momento de flexibilizar esta medida porque nos puede traer problemas”, explicó López.

En Rosario hay habilitados alrededor de 100 geriátricos: afortunadamente, por ahora, no se registró ningún caso de coronavirus.

Las personas mayores de 65 años son consideradas el mayor grupo de riesgo de contraer el virus. Algunas de las recomendaciones para prevenir el contagio en los hogares para adultos mayores es colocar en la entrada afiches con información y consejos sobre el Covid-19, tener en la puerta la proporción de 70% alcohol y 30% agua, y alcohol en gel en los espacios comunes, entre otras medidas.

“Nuestra preocupación es que vengan varias personas a visitar a un familiar, esperen en la puerta y no sabemos si están infectadas. Es una prevención también para los familiares. Hay excepciones, algunos se acercan hasta la puerta y los saludan a una distancia prudencial. Hoy no es momento de flexibilizar nada que nos traiga problemas a futuro”, advirtió el titular de geriátricos de Santa Fe.

López contó que los adultos mayores se sienten contenidos y protegidos en las residencias, aunque claro que, a veces, los invade un poco la tristeza: “Ellos saben que los estamos cuidando. También está la posibilidad de que los familiares los puedan llevar a sus casas”.

El presidente de la Asociación de Geriátricos de Santa Fe hizo hincapié en que no es “caprichosa” la decisión que tomaron de extender las visitas para más adelante. “Se lo planteamos a los familiares y nos manifestaron que están de acuerdo. Cada institución y cada caso es diferente. Si alguien está muy mal y triste, la institución analizará qué hará para establecer vínculos”, cerró López.

Se entretiene y se contiene

Para nadie es fácil entender que de un día para el otro no pueden ver, abrazar, ni besar a sus familiares y amigos. Por eso, para mitigar la distancia social, los adultos mayores usan la tecnología para mantener el contacto con sus familiares: hacen llamadas telefónicas y videollamadas por Zoom y Skype.

En referencia a las actividades recreativas que se hacen diariamente en las instituciones, López contó que los profesionales envían todo de manera virtual: “Mandan dibujos para pintar mandalas, juegan al bingo, a la tómbola, a las cartas, al jenga, hacen crucigramas y hasta pororó”.

Y siguió: “Un grupo de mujeres dedica una gran parte de su tiempo al tejido. Hacen escarpines y mantas, y todo se dona a la Maternidad Martin y al hospital Roque Sáenz Peña. Los hombres son más de los juegos y el café”.

Según los últimos datos de la Encuesta Permanente de Hogares del Indec, en Argentina, el 15 por ciento de la población tiene más de 65 años, es decir, unos 6 millones de personas.

Un permanente cambio

Lucas Raspall, subsecretario de Desarrollo Humano de la Municipalidad, dijo a El Ciudadano que el protocolo de la provincia de Santa Fe autoriza a los geriátricos a hacer lo que antes no estaba permitido. “Cada uno como privado tiene la posibilidad de definir si hacerlo o no, y preocupa que algunos adultos mayores estén privados de poder ver a sus afectos”, señaló.

“En la medida en que cada residencia cumpla la letra de las especificaciones del protocolo, la exposición al riesgo no sería significativa. Sí entiendo que cualquier apertura que se haga insinúa un mayor riesgo. Siempre hay un juego entre riesgo y beneficio”, aseguró el funcionario.

Raspall explicó que hay situaciones puntuales como, por ejemplo, que algunos adultos mayores tengan una enfermedad avanzada y necesiten ver a su familia.

“Si uno se pone en el lugar, es una situación difícil. No hay que poner en riesgo a los otros. Es una responsabilidad inmensa la del geriátrico y la de quien visita a sus familiares. Si ambos cumplen, el riesgo sería bajo. Ahora se puede hacer, dentro de 15 días no lo sabemos. Es un permanente cambio”, advirtió el funcionario.

En referencia a los contagios que se vienen dando en la provincia, Raspall dijo que hay que estar atentos: “El protocolo de visitas data con fecha de principio de mes. Por ese motivo, debería revisarse de manera sistemática, con una periodicidad corta. Los cambios en la curva epidemiológica son muy sensibles y hay que evaluar si habrá que modificarlos durante las sucesivas semanas”.

Protocolo de visitas:

* Sólo podrá acceder un familiar por vez

* Cada institución deberá disponer de un espacio adecuado para asegurar la distancia mínima de 2 metros entre las personas

* Deberá estar ubicado en un sector de la residencia alejado del lugar donde circulan o se encuentren el resto de los residentes

* La duración será de media hora por residente debiendo fraccionarla si concurre más de un familiar, y tendrán un intervalo entre visitas de 30 minutos para permitir la higiene del lugar

* El residente debe tener tapaboca y/o mascarilla facial

* La extensión horaria será de 8.30 a 10.30, y de 15 a 18 en días laborables. Los feriados, sábados y domingos se podrá extender el horario hasta las 11 y hasta las 19

Protocolo de salida

* Se permitirán las salidas recreativas alrededor de la residencia que no superen los 500 metros, y deberán ser acompañados por personal

* La duración será de hasta 30 minutos, de 15 a 17, siempre y cuando se respeten las medidas necesarias para prevenir contagios

* Al regreso deberán entrar por la puerta de acceso del personal, lavarse las manos y limpiar el calzado

Comentarios