Espectáculos

La actriz habló de “Macorina”

Gisela Bernardini: “Hoy ninguna mujer sigue siendo la misma”

La actriz Gisela Bernardini habló de “Macorina”, espectáculo que se conoce este viernes y que ella protagoniza bajo la dirección de Mónica Toquero, a partir de un texto de Graciela Ballestero


Un encuentro hace unos cuantos años cuando compartían escenario en la inolvidable versión de Canillita, de Florencio Sánchez, que el Teatro Municipal La Comedia estrenó en 2010 sirvió como antesala de un sueño: estrenar un espectáculo inspirado de alguna manera y por algún lugar con la cantante Chavela Vargas, sin siquiera imaginar que dos años después la gran referente de la canción de Latinoamérica, redescubierta por muchos a partir de las películas de Pedro Almodóvar, dejaría este mundo convertida en un emblema del colectivo feminista, ante todo, por su actitud combativa y rebelde cuando la sororidad ni siquiera era un tema de discusión.

Fue así que las actrices Gisela Bernardini y Mónica Toquero dejaron de lado por un tiempo aquel sueño hasta que la vida las volvió a juntar en otros momentos y escenarios y aquello tomó forma a partir de la pluma de otro talento local: la escritora Graciela Ballestero, que le puso palabras y nombre al sueño y lo llamó Macorina, como la inolvidable canción que escribió y tanto cantó Chavela acerca de la mítica cubana María Calvo Nodarse, a quien vio una vez y la deslumbró.

Ahora, Gisela Bernardini es Macorina en el espectáculo teatral homónimo que se conoce este viernes, una obra de teatro y música inspirada en la inmanente Chavela, “donde pasado y presente se unen para contar una historia de amor aniquilada por el prejuicio, pero que hará posible la libertad de pensar en todos los amores”, según adelanta la actriz junto con el equipo que lleva adelante este espectáculo.

La génesis

“Con el teatro pasa un poco eso: las cosas se dan cuando se tienen que dar porque éste es un momento muy especial en relación con lo que pasa con el colectivo de mujeres, pero es un proyecto que venimos gestando hace más de siete años. Un día llego al ensayo de Canillita y le cuento a Mónica que tenía ganas de hacer algo con Chavela Vargas. Y ella me responde: «No lo puedo creer… estoy pensando lo mismo; yo te dirijo y ya tengo quien nos escriba el texto». A los diez días nos encontramos en un bar con Graciela Ballestero para charlar acerca de qué nos pasaba a cada una de nosotras con Chavela y con su historia de vida tan singular, y al mes teníamos la obra escrita”, rememoró la actriz.
“De aquellos primeros trabajos de mesa hasta ahora tuve a mis dos hijos, pasaron muchas cosas, hubo muchos cambios en la obra y ahora estamos en condiciones de estrenar; éste es el momento más oportuno”, adelantó Bernardini acerca de esta propuesta cuyo staff se completa con la voz en off y la asistencia de dirección de María Rosa Vazzano, música de Facundo Abdo, vestuario y asesoramiento escenográfico de Cristian Ayala, luces de Christian Álvarez y maquillaje y objetos de Yanina Bernardini.

Acerca del relato

En la obra, que está libremente y de modo evocativo inspirada en la extraordinaria Chavela, quien además de ser única en su estilo como cantante ha sido un referente social por su historia de vida, aparecen algunas de sus canciones más conocidas como “Macorina”, “Amanecí otra vez” y “Piensa en mí”.

Pero la Macorina de la ficción es una muchacha criada por su abuela, muerta hace poco tiempo. Ése es el momento en el que ella decide cumplir con lo prometido: buscar una caja donde encontrará un secreto. Hurgando en sus recuerdos encuentra una carta y un diario que le harán entender no sólo el origen de su nombre, sino una nueva forma de transitar la vida y sobre todo el amor.

“El de la obra es un personaje en el que parecieran convivir otros; Chavela no aparece, es sólo una inspiración. De todos modos, también hay canciones de Chavela, y cuando las canto, no sólo son cantadas, porque llegan para contar dramáticamente parte de la historia, como pasa con «Macorina» la emblemática canción que da nombre a la obra. Mi personaje empieza estando en un lugar de su casa donde acaba de morir su abuela que es quien la crió y contribuyó al armado de ese mundo en el que vive, pero también es la antesala de esa etapa de la vida en solitario: su abuela le dejó un secreto que ella desentraña, es así como en Mocorina aparece la figura de su abuela para cerrar algunas cuestiones, y en el final, vuelve a ser ella pero ya no la misma del comienzo, porque se convierte en otra mujer por todo lo que descubre, algo que le permite repensar su vida y el amor de una manera diferente, algo que ella no se había permitido antes”, relató la actriz.

Tiempo de sororidad

“Este momento de militancia del colectivo de mujeres apareció y se metió en la obra por todos lados”, expresó la actriz, de quien también están presentes sus aportes a los dos montajes de Bondi Colectivo Teatral: una versión de Antígona Vélez, de Marechal, y el más reciente Grotesca. Suit Criolla, un valioso homenaje a la impronta de los personajes de Armando Discépolo.

“La militancia del colectivo de mujeres está en el cuerpo y en la voz de todas; creo que incluso aquellas mujeres que no eligen militar o no se animan a transitar algunas cuestiones de la militancia, se han visto modificadas después de todo este proceso. Hoy ninguna mujer sigue siendo la misma y eso es maravilloso y conmovedor”, dijo la actriz.

Y completó finalmente: “Muchas de nosotras nos preguntamos en qué momento se hizo tan potente todo este movimiento, esta enrome oleada de los pañuelos verdes del debate por la Ley de Despenalización del Aborto. Y la respuesta es que es algo que venimos gestando entre todas desde hace mucho tiempo con mayor o menor grado de compromiso, pero con el sufrimiento de muchas”.

Para agendar

La obra teatral Macorina se conocerá este viernes, a partir de las 21.30, en La Manzana, de San Juan 1950, donde seguirá en cartel los restantes viernes del mes con entradas populares

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios