Policiales

Ciudad de Buenos Aires

Gatillo fácil: caen ocho prefectos por el crimen de un joven

Los ocho uniformados fueron detenidos este miércoles por el crimen de Cristopher "Bocha" Rego, quien murió de dos balazos el fin de semana en la intersección de Ancaste y Monteagudo, cuando iba en una camioneta por el barrio porteño de Parque Patricios


La víctima de 26 años había sido padre por primera vez hace apenas 40 días.

Ocho prefectos fueron detenidos acusados por el asesinato a balazos de un joven de 26 años ocurrido el domingo pasado en el barrio porteño de Parque Patricios y este miércoles el Ministerio de Seguridad de la Nación decidió separarlos de la fuerza.

Los prefectos fueron detenidos este miércoles por la mañana considerados sospechosos del crimen de Cristopher “Bocha” Rego, quien murió de dos balazos el pasado domingo por la madrugada en la intersección de Ancaste y Monteagudo, cuando iba en una camioneta.

Por medio de un comunicado, el director de Violencia Institucional, Daniel Barberis, junto a la conducción de la Prefectura Naval Argentina, encabezada por el Prefecto General Eduardo Scarzello, informaron la determinación de retirar del servicio a los ocho prefectos que están detenidos e incomunicados por la justicia.

Además, voceros de la cartera de Seguridad de la Nación señalaron que se inició el proceso de exoneración de la fuerza, que es la más alta sanción aplicable.

Los prefectos involucrados fueron identificados oficialmente como Guevara Díaz; Jaqueline Acosta; Javier Fernández; Pablo Brítez; Cristina López; Lucila Carrizo; Rubén Viana; y Mariano Paredes.

El cuerpo sin vida de Rego fue encontrado por efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires dentro de la camioneta chocada contra otro auto por lo que pensaron que la muerte había sido producto del choque. Luego notaron que el cuerpo y la camioneta tenían impactos de balas. El vehículo tenía dos disparos de arma de fuego en el lateral derecho y otro en la parte trasera.

Durante las primeras horas no había información acerca de los autores del crimen, pero luego, al fiscal Daniel Pablosky, a cargo de la causa, le llegó un video de las cámaras de seguridad de la zona, en el que se pudo advertir cómo los uniformados de la Prefectura Naval se acercaron a la camioneta, comprobaron que Rego estaba muerto, recolectaron las vainas y se dieron a la fuga.

Para el fiscal, la hipótesis es que uno de los prefectos disparó y el resto de sus colegas detenidos lo encubrieron.

Habló el padre del joven

Jorge, el papá de Cristopher “Bocha” Rego, aseguró que los prefectos le dispararon porque esquivó un control de tránsito y contó que además del registro de las cámaras de seguridad hay un testigo.

Según Jorge, su hijo manejaba su camioneta el domingo por la madrugada en la intersección de Ancaste y Monteagudo, cuando se cruzó con un control de Prefectura.   “Se asustó porque no llevaba los papeles del auto, porque la habíamos comprado hace dos semanas y los prefectos le dispararon a los 10 metros del lugar. Lo mataron como un perro, a sangre fría” aseguró el hombre ante el canal de noticias C5N.

Jorge agregó que un amigo de Bocha, que tomaba una cerveza en el balcón, fue testigo directo del hecho y declaró en la causa. A ese testimonio se sumaron las imágenes de seguridad que muestran además que los prefectos “se llevaron las vainas del lugar”.

La víctima, de 26 años, había sido padre por primera vez hace apenas 40 días y la noche en la que fue asesinado estaba yendo a buscar a su pareja a un cumpleaños.

Bullrich pidió máxima pena

En tanto la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, se refirió en su cuenta de Twitter al hecho: “El @minseg y @PrefecturaNaval decidimos la máxima pena: exoneración a los prefectos que participaron, sin informar, del episodio donde murió Cristopher Rego. Y estamos junto a la Justicia para conocer toda la verdad. Firmes cuando quebrantan la ley y la confianza de la sociedad”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios