El Hincha

Novedoso proyecto

Fútbol Net, jugar e incluir

En La Florida no hubo árbitros, ni suplentes y fueron los propios jugadores quienes acordaron las reglas. Jugar al fútbol incluyendo algunas normas que tienen que ver con la convivencia, el trabajo en equipo, el respeto y la solidaridad


Sonó el silbato, y la pelota comenzó a rodar en la arena del balneario La Florida. Detrás de ella cientos de chicos y chicas convivieron, compartieron y disfrutaron de una jornada de fútbol diferente. No hubo árbitros, ni suplentes y fueron los propios jugadores quienes acordaron las reglas del juego.

Al finalizar cada partido todos juntos evaluaron si esas normas fueron cumplidas. De esta manera, el puntaje final no sólo contempló el virtuosismo deportivo y los goles de cada equipo, sino que además incluyó aspectos como el compañerismo y la equidad dentro de la cancha.

En este escenario se desarrolló un nuevo encuentro de Fútbol Net, un proyecto basado en la metodología Fútbol 3, donde a través del diálogo, los participantes entran en una relación de respeto y entendimiento mutuo, en la cual adquieren un sentido de responsabilidad que luego pueden trasladar a la vida cotidiana.

Si bien el proyecto comenzó en dos espacios deportivos, hoy se encuentra presente en barrio Las Flores, La Tablada, el Polideportivo Garzón, el club Sportivo de Villa gobernador Gálvez y Nueva Aurora. Allí cientos de niños, niñas y adolescentes encuentran un refugio y son incluidos por medio del deporte.

Según explicó Javier Barraza, Profesor de Educación Física en el Polideportivo Las Flores: “Jugamos al fútbol incluyendo algunas normas y reglas que tienen que ver con la convivencia, el trabajo en equipo, el respeto y la solidaridad. Los propios chicos se arman sus equipos, ponen sus propias reglas y tratan de respetarlas lo que más se pueda, al finalizar la jornada o la actividad planteada se hace una reflexión sobre lo que sucedió y lo que se puede mejorar para la próxima”.

“Hoy en día vemos que los chicos suelen pasar su tiempo libre en las calles o en lugares que no son adecuados para su edad, por ese motivo este proyecto los acerca a un lugar en donde pueden divertirse sanamente y bajo cuidado de adultos, además de enseñarles valores mediante el deporte y brindarles contención en todo momento”, concluyó el docente, demostrando que en Rosario el deporte no es sólo una actividad recreativa, es por sobre todo, un derecho y una herramienta de inclusión social para los más vulnerables.

Que suene el silbato, y la pelota comience a rodar.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios