Economía, Política

Haciendo seña

Funcionarios de Transporte pasaron por Diputados con la tarjeta Sube y los subsidios como ejes

El secretario nacional del área, Diego Giuliano, hizo una exposición en la Cámara baja en la que pidió a los legisladores que impulsen la Sube en sus provincias. Los diputados hablaron del boleto en Buenos Aires y en el resto del país. y los proyectos para hacer más igual el reparto de fondos


El secretario de Transporte de la Nación, Diego Giuliano, la subsecretaria del área, Laura Labat, y el subsecretario de Política Económica y Financiera de Transporte, Carlos Vittor, expusieron ayer ante la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados, donde dieron detalles del Fondo Compensador al transporte público de pasajeros y pidieron los legisladores que aceleren en sus provincias el pasaje a la tarjeta Sube.

Los funcionarios nacionales asistieron al Congreso convocados por la Comisión del Transporte, y respondieron preguntas sobre los fondos para el interior. “No podemos seguir soportando una situación que nos estaba conduciendo a un deterioro progresivo de un servicio público como es el transporte, y a su vez observando una situación de absoluta disparidad con el Amba. Creo que hay una necesidad de producir y avanzar hacia una igualación en cuanto al nivel de los subsidios”, reclamó desde el Comité Federal del Transporte Osvaldo Miatello, secretario de Transporte de Santa Fe.

Los legisladores de las distintas provincias se hicieron eco del desigual reparto de subsidios entre el Área metropolitana de Buenos Aires y el resto del país. Como consecuencia, el boleto mínimo en la ciudad de Buenos Aires es de $18 y no se toca desde 2019, Y en el interior el boleto cuesta desde $24 a $80.

Hay varios proyectos para remediarlo, y el titular de la comisión de Transporte, el diputado radical Jorge Rizzotti, busca  unificarlos en un mismo dictamen.

El oficialista Marcelo Casaretto presentó la iniciativa que cuenta con el aval de gobernadores de todos los signos políticos y del Ministerio de Transporte: plantea la continuidad del Fondo Compensador del Transporte Automotor del Interior, aunque financiado a través de dos vías: fondos del Tesoro Nacional, partiendo de un piso de $35.000 millones. A eso se le suman una pauta estimada del 50% de los ingresos del impuesto al gasoil.

Otro de los proyectos lleva la firma del radical Víctor Romero, y busca ampliar las partidas presupuestarias para el Interior de los $46.000 millones actuales a $62.000 millones. Pero además contempla un ajuste por inflación hasta llevarloi a $70.000 millones a fin de año.

Una de las llaves de equilibrio, que se planteó formalmente la semana pasada, es el traspaso a la ciudad de Buenos Aires de 32 líneas de colectivos que circulan dentro de Capital Federal.

La segunda reunión para tratar el tema será en dos semanas, pero ayer los funcionario de la cartera de Transporte marcaron a los diputados que una ley nacional vigente plantea que esas líneas son competencia exclusiva de la ciudad de Buenos Aires.

Comentarios