País

Dictadura militar

Francia extraditará a un represor de la Esma tras siete años de reclamos

El ex policía Mario “Churrasco” Sandoval está acusado de haber participado en la desaparición en octubre de 1976 del estudiante de Arquitectura Hernán Abriata, militante de la Juventud Universitaria Peronista. El genocida tendría vinculación directa en más de 500 casos de muertes y torturas


“Churrasco” Santillán tendría vinculación directa en más de 500 casos de secuestros, torturas y desapariciones.

El ex policía Mario “Churrasco” Sandoval, acusado de haber participado en la desaparición de un estudiante durante la última dictadura cívico militar, será extraditado desde Francia, luego de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechazara un recurso presentado por el acusado para suspender la medida, reclamada por la Justicia argentina desde 2012.

De este modo, ya no quedan obstáculos para que Sandoval sea juzgado en Argentina por la desaparición del estudiante de Arquitectura Hernán Abriata, militante de la Juventud Universitaria Peronista, el 30 de octubre de 1976. En ese momento, Sandoval era miembro de la Policía Federal e integraba la patota de la Esma.

El Consejo de Estado Francés desestimó este jueves la demanda del ex policía al considerar que entregarlo a la Argentina no lo privaría de un juicio justo ni de la presunción de inocencia.

Desde 2012 Argentina reclama la extradición del ex policía de 66 años, quien huyó a Francia en 1983 con el retorno de la democracia, y obtuvo esa nacionalidad en 1997.

Tras el dictamen, que significó la validación definitiva del decreto de extradición firmado en agosto por el primer ministro de Francia, Édouard Philippe, Sandoval fue detenido en su domicilio de la ciudad de Nogent sur Marne, a las afueras de París, y luego encarcelado.

La hermana de Hernán, Laura Abriata comentó a la prensa francesa: “La noticia la estábamos esperando con mucha ansiedad. Y hoy (por ayer) se confirmó después de tantos años. Fue un camino muy arduo, con muchos altibajos, pero ya queda poquito para que pueda llegar a Argentina y sea juzgado con todas las garantías constitucionales que son las que no tuvieron todos los desaparecidos argentinos”.

“Churrasco” Santillán tendría vinculación directa en más de 500 casos de secuestros, torturas y desapariciones, según el expediente que investiga los crímenes de lesa humanidad que tuvieron lugar en aquel centro clandestino de la Armada, de donde desaparecieron unas 5.000 personas.

Juzgado por un solo caso

Sin embargo, el juez de primera instancia Sergio Torres se basó en un solo caso para exigir a Francia la extradición del represor: el secuestro y la desaparición de Abriata, a quien sacó de la casa familiar en Buenos Aires el 30 de octubre de 1976 bajo la excusa de llevar a cabo “un procedimiento de rutina”.

El represor resistió durante siete años y de todas las maneras posibles su extradición. Es un hombre con muchos recursos. Fue funcionario del gobierno de Nicolás Sarkozy, y dispuso de la protección necesaria para eludir cualquier requerimiento de la Justicia argentina.

En Francia estudió temas de seguridad e inteligencia económica. Trabajó como asesor de los paramilitares colombianos, como colaborador de varias empresas y dio clases en las Universidades de La Sorbonne Nouvelle, en la Universidad de Marne-la-Vallé Sandoval, y en el Instituto de Altos Estudios de América Latina (Iheal).

Comentarios