Espectáculos

68ª Festival internacional de cine

Film nacional sobre diversidad sexual llega a Berlín

El cineasta Martín Rodríguez Redondo estrenará el lunes su ópera prima, "Marilyn", una película que aborda la violencia que sufren las personas con elecciones sexuales diversas en zonas rurales argentinas.


El cineasta argentino Martín Rodríguez Redondo estrenará el lunes en la edición número 68 del Festival Internacional de Cine de Berlín su ópera prima, Marilyn, el drama de un joven gay que revela la violencia física y psicológica que sufren las personas con elecciones sexuales diversas en zonas rurales argentinas.

En la película Rodríguez Redondo expone las penurias de un adolescente homosexual que trabaja en el campo junto a sus padres y un hermano como peones para un terrateniente y desarrolla, a escondidas, su preferencia sexual y su gusto por vestirse y sentirse mujer.
“Estamos muy contentos porque creemos que el Festival de Berlín es el mejor espacio donde estrenar mundialmente la película. Se trata de un festival con una fuerte militancia en relación con los derechos LGBTQ y con una fuerte política Queer en su programación”, afirmó a la agencia de noticias Telam el cineasta que competirá en la sección Panorama por el Premio Teddy a la mejor película con temática gay.

El film comenzó a rondar en la cabeza de Rodríguez Redondo en 2009 cuando el realizador estaba escribiendo un guión basado en un recuerdo de su infancia: “Era una historia trágica que involucraba a mi familia. Y mientras trabajaba en esa primera versión leí una noticia que me impactó. Un hecho trágico y violento que había sucedido en un campo y enseguida me interesó. Quizás porque conecté con cuestiones de mi infancia que me permitían hablar de temas similares sin la necesidad de recurrir al pasado y con la urgencia de hablar del presente”, explicó.

“Mi padre es cazador y siempre fue muy fanático de las armas –recordó Rodríguez Redondo– A los cinco años me llevó a cazar como parte de un ritual de acceso a la masculinidad. Uno se «hacía hombre» a través de un acto violento, que era matar a un animal. Y el que no podía era un maricón. Ese recuerdo lo relato en mi cortometraje Las liebres. Cuando empecé a trabajar el guión de Marilyn también apareció, pero fueron las propias experiencias de Marilyn, la protagonista real de la historia en la que nos inspiramos, las que me influyeron. Ella me facilitó un diario íntimo donde narraba la hostilidad diaria que recibía de parte de su familia y de otras personas del pueblo”.

El realizador leyó sobre distintos casos de personas trans de pueblos del interior que habían sido abusadas o incluso asesinadas. “Casos realmente escalofriantes que desconocía”, contó quien también recibió ayuda de la actriz trans Lucía Romina Escobar que lo ayudó a “entender el proceso emocional por el que pasa una persona que desea cambiar su identidad de género”, puntualizó el realizador.

“Seguimos viviendo en una sociedad machista que odia la diferencia”

“Las noticias que leemos a diario demuestran que los gays y las personas trans siguen siendo violentadas no sólo en el interior sino también en la ciudad de Buenos Aires. Estas cosas pasaban y siguen pasando. Pero no creo que sean exclusivas de los pueblos, atraviesan a toda la sociedad. Lo que pasa en el interior es que el diferente no puede pasar desapercibido y el ambiente se vuelve más opresivo y hostil. Seguimos viviendo en una sociedad machista que odia la diferencia”, concluyó el realizador.

Solanas denuncia en un film el flagelo de los agrotóxicos

Si te gustó esta nota, compartila