País, Policiales

crudo relato de las hijas de la víctima

Femicidio en Córdoba: la mató porque iba a dejarlo

Una mujer de 47 años fue asesinada de un tiro en la cabeza y por el femicidio fue detenida su pareja, quien posee un crematorio e intentó incinerarse en uno de los hornos.


Una mujer de 47 años fue asesinada de un tiro en la cabeza y por el femicidio fue detenida su pareja, quien posee un crematorio e intentó incinerarse en uno de los hornos, en la ciudad de Córdoba, informaron hoy fuentes policiales y familiares de la víctima.

El hecho, que trascendió este miércoles, sucedió el viernes alrededor de las 20, cuando Silvina Mónica Merlo, de 47 años, mantuvo una fuerte discusión con su pareja, Miguel Ángel Steritemberg, de 69, dueño del crematorio De La Merced, situado en el kilómetro 11 del camino a Capilla de los Remedios, una localidad distante 45 kilómentros de la ciudad capital, dijeron voceros policiales.

Según declararon empleados del crematorio, la pareja mantuvo en el lugar una fuerte discusión, en medio de la cual el hombre extrajo un revólver calibre 32 y le efectuó un disparo en la cabeza.

no la dejaba tranquila

Una de las hijas de Merlo, Luz Bello, relató a la prensa local que desde hacía unas semanas su madre había decidido terminar la relación con Steritemberg porque “era celoso”, aunque él “siguió llamándola y enviándole mensajes” a pesar de que ella “le pedía que la dejara tranquila, que le diera su espacio”.

“Ella tenía decidido no volver con él”, añadió la hija.

Según Bello, el viernes último el hombre le envió un mensaje a su madre, en el que le dijo que no la iba a molestar más y le pidió que fuera hasta el crematorio para hablar sobre una librería que tenían en común.

“Ella fue confiada y nunca se imaginó lo que le esperaba. Al llegar al lugar se ve que pelearon”, agregó la hija de la víctima, quien explicó que Steritemberg “tenía la idea de que ella estaba con otra persona”.

Según uno de los empleados del crematorio que declaró en la causa, cuando ambos estaban en el crematorio, comenzaron a escucharse gritos y pedidos de auxilio de la mujer, por lo que llamó por teléfono a la hija de ella.

“Fui hasta el lugar y cuando llego no se escuchaba nada, por lo que entro gritando, llamando a mi mamá y nadie me contestaba… creo que ya la había matado”, expresó Bello.

“Veo a este hombre (por Steritemberg) que sale de la zona de los hornos y cuando abre la puerta veo que estaban los tres hornos abiertos, prendidos al máximo, por lo que yo le grité: «¿Dónde está mi mamá?»”, agregó la hija de la víctima.

De acuerdo con su relato, Steritemberg primero le dijo que estaba en el sector de hornos y luego se encerró en otro sitio, por lo que ella se retiró del lugar para alertar a la Policía.

“Me contaron que cuando la Policía llegó, este hombre había querido suicidarse metiéndose adentro de uno de los hornos, pero el único empleado que estaba ahí se lo impidió”, contó la mujer.

El jefe de la División Homicidios de Córdoba, comisario inspector Fernando Jones, dijo esta mañana a la prensa que intervino en el hecho al ser notificado por la Policía de Seguridad sobre un homicidio en el crematorio.

“Nos enteramos por empleados del crematorio que llamaron al servicio de emergencias del Hospital de Urgencias, donde la mujer es trasladada y fallece”, describió el jefe policial.

Según Jones, la pareja llevaba “cerca de ocho o nueve meses de relación y además compartía algunos negocios”.

“El hombre, dueño del crematorio, la había convocado a su lugar de trabajo por tema de negocios. En el lugar había empleados que le avisan a la Policía cuando escuchan la discusión y luego el disparo”, agregó.

El comisario dijo que hay elementos probatorios suficientes, entre ellos testigos y el secuestro del arma de fuego y que ahora se aguardan los peritajes balísticos y los estudios forenses completos.

El dueño del crematorio quedó acusado de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y calificado por el vínculo, en el marco de la causa que lleva adelante la fiscal especializada en Violencia Familiar, Mercedes Balestrini.

Con este ya son al menos 25 los femicidios cometidos en 2017 en Córdoba, la segunda provincia con mayor cantidad de hechos de este tipo, detrás de la de Buenos Aires.

Con información de la agencia Télam