Política

Frente de frentes

Federico Tonarelli: “El Partido Socialista de Santa Fe está preso de un antiperonismo acérrimo”

Para el cooperativista que integra la Confederación Socialista Argentina, "sólo es posible explicar un acuerdo con organizaciones de derecha, como en este caso, desde la necesidad de sostener alguna representación institucional en la provincia"


El dirigente de la Confederación Socialista Argentina (CSA) Federico Tonarelli afirmó este viernes que “el Partido Socialista de Santa Fe está preso de un antiperonismo cerrado, acérrimo, que ha dejado de ser una posición política” para “pasar a ser una cuestión de ceguera que soslaya la etapa histórica en la que nos encontramos”.

Lo dijo al criticar la alianza entre ese partido y Juntos por el Cambio en un frente de frentes que busca unirse contra el peronismo que gobierna esa provincia.

El frente de frentes que se cerró la semana pasada en Santa Fe fue producto de un año de negociaciones entre once espacios que estarán encabezados por Juntos por el Cambio y el Frente Progresista, y que reúnen a la UCR, el PRO, la Coalición Cívica y el Partido Socialista, con el fin de “unir fuerzas” contra el PJ santafesino.

“Desde una mirada político-ideológica es inadmisible el acuerdo cerrado por el Partido Socialista en Santa Fe”, dijo Tonarelli, quien aseguró representar una fuerza que reivindica “la identidad histórica del socialismo argentino y sus luchas, y desde esa perspectiva trata de recuperar el espacio de una izquierda real”.

“No estamos en los 90, buena parte del programa que militamos en esos años se convirtió en política pública desde 2003 a 2015 y esto hace incongruente quedarse inmóvil y sin revisar posiciones, frente a lo arrolladora de la dinámica política argentina”, apuntó Tonarelli, titular del Partido Solidario y de Facta (Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadorxs Autogestionadxs) en declaraciones a la prensa.

Tonarelli sostuvo que el socialismo “ha retrocedido electoralmente luego de años de ser gobierno tanto en Rosario como en la provincia”, y afirmó que esa situación “los empujó a buscar acuerdos como el que acaban de cerrar”, en vista de “sostener” su estructura partidaria.

Sostuvo que “sólo es posible explicar un acuerdo con organizaciones de derecha, como en este caso, desde la necesidad de sostener alguna representación institucional en la provincia”, de cara al próximo turno electoral.

“Somos conscientes de la necesidad de la refundación de una corriente de izquierda socialista que sea capaz de interpelar a quienes sienten que no tienen en la actualidad quién los represente: trabajadores y trabajadoras, pequeños comerciantes, profesionales autónomos, jóvenes desocupados que librados a su suerte en la selva del mercado intentan ganarse el mango de cualquier manera, aún a sabiendas de la explotación a la que son sometidos”, remarcó.

Comentarios

10