Ciudad

Gambeta al fisco

Facturas truchas y defraudación millonaria: nuevo detenido en Rosario

La investigación se inició con una denuncia de AFIP a mediados de 2017. A los 8 detenidos que tenía la causa se sumó uno más que estaba declarado rebelde en la causa que ya cuenta con 20 procesados. Estiman que el defalco rondó los 2500 millones de pesos


A mediados de año se realizaron 31 allanamientos, algunos de ellos en Rosario: se detuvo a 5 personas sospechadas de liderar la maniobra. Foto: Juan José García.

Una defraudación millonaria con facturas truchas tuvo un nuevo detenido en Rosario. La delegación local de AFIP detectó la estafa y denunció penalmente el hecho a medidos de 2017, lo que derivó en una serie de allanamientos en el que se recopiló material de interés para la causa. En este tiempo de investigación hubo 8 detenidos y 20 personas fueron procesadas por participar en la maniobra que incluyó contadores, informáticos, escribanos y hasta prestanombres.

Uno de los sospechosos cayó recientemente. Fue arrestado los primeros días del año por Gendarmería Nacional y quedó detenido tras la declaración indagatoria a la que fue sometido en el Juzgado Federal N° 3 a cargo del juez Carlos Vera Barros.

El sospechoso estaba en rebeldía y efectivos de Gendarmería Nacional lograron detenerlo los primeros días del año. El hombre fue trasladado al Juzgado Federal N° 3 donde fue indagado por el hecho y quedó detenido a disposición del magistrado.

La causa inició en junio de 2017 tras una denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que detectó una estafa millonaria con facturas apócrifas. Las maniobras consistían en fraguar facturas con titulares inexistentes o fantasmas o tickets clonados de empresas reales. Según la pesquisa la maniobra involucró a 72 sociedades fantasmas y a más de 6.500 comercios y empresas de todo el país que compraron facturas truchas, explicó la denunciante en un parte de prensa.

A mediados de año se realizaron 31 allanamientos, algunos de ellos en Rosario: se detuvo a 5 personas sospechadas de liderar la maniobra. Estiman que la organización funcionaba en Rosario y Buenos Aires desde el 2015.

Según se pudo determinar los pedidos de facturas truchas llegaban a través de correos electrónicos o WhatsApp y el pago se hacía en diversas cuentas bancarias creadas con ese fin. Había un entramado de vendedores y revendedores de facturas apócrifas.

“Se falsificaban venta de servicios y de bienes. Eran una especie de polirubro. Encontramos incluso tickets de empresas de combustible que no sabían que los habían duplicado”, explicó al momento de los allanamientos Carlos Vaudagna, de la Afip.

El dinero a su vez se investía en construcción, compra de inmuebles y vehículos. Al momento de los allanamientos también se secuestró gran cantidad de dinero en efectivo, moneda de curso legal y extranjera, además de gran cantidad de dispositivos electrónicos y celulares.

La pesquisa arrojó unos 1.500 casos entre personas físicas y jurídicas involucradas en el hecho y constataron la participación de unas 150 personas, quienes estuvieron involucrada en la maniobra en distintos roles como: organizadores, escribanos, contadores, informáticos, vendedores y revendedores de facturas truchas, reclutadores de prestanombres y prestanombres, explica el comunicado. Si bien se estima que la defraudación ronda los 2500 millones de pesos Afip informó que logró recuperar unos mil millones de impuesto evadidos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios