Mundo

Infierno en Italia

Explotó un camión cisterna en una autovía de Bolonia

Dos personas murieron y 68 resultaron heridas cuando el transporte con combustible embistió a una fila de vehículos que estaban detenidos por un accidente. Varios de los lesionados, algunos de gravedad, son policías y personal de emergencias que se encontraban en el lugar para regular el tráfico.


Dos personas fallecieron y más de 60 resultaron heridas –14 de ellas están en estado grave–, tras la explosión de un camión en la autovía A14 de la ciudad italiana de Bolonia. Las autoridades no descartan que este balance provisional de víctimas mortales aumente en las próximas horas.

Las autoridades consideran que una de las personas muertas sería el chofer, que hasta este lunes estaba desaparecido.

Aproximadamente a las dos de la tarde de este lunes un camión cisterna cargado de productos inflamables colisionó contra una hilera de vehículos detenidos –aparentemente el camión no frenó– en la autovía de Bolonia, lo que provocó una violenta explosión del pesado vehículo que generó un fuerte estruendo y una gran bola de fuego que se divisó desde toda la ciudad.

El accidente se produjo a la altura de Casalecchio, cerca del aeródromo de Bolonia, en la zona del barrio Borgo Panigale. En este tramo de la autopista A14 se enlazan varias vías que cruzan el país de este a oeste y de norte a sur, por lo que la circulación es muy intensa. De hecho, antes de que se produjera el choque fatal, había un embotellamiento en la zona a causa de una colisión de menor gravedad. Varios de los heridos son policías y personal de emergencias que se encontraban en el lugar para regular el tráfico.

Las autoridades informaron que el aeródromo no se ha visto afectado y los vuelos continuaron operando con normalidad durante todo el día.

Algunos testigos que se encontraban en la zona contaron a los medios italianos la situación de pánico y confusión que se vivió en el lugar. “Con la explosión, el techo de cristal del restaurante se empezó a desplomar. La gente empezó a escapar; estábamos sentados y en un momento dado se sintió un estruendo muy fuerte y todo empezó a venirse abajo”, explicaba Marco Rosadini al diario La Repubblica y hablaba de siete u ocho minutos de explosiones. “Cuando miré fuera me pareció ver toda una pared de fuego”, añadió.

La magnitud de la detonación fue tal que un puente cercano al lugar en el que se produjo el choque se derrumbó parcialmente y se produjeron varias explosiones en cadena en los vehículos que quedaron atrapados detrás del camión. Incluso estallaron los cristales de varios edificios cercanos.

El aeropuerto de Bolonia informó que la infraestructura no fue dañada y que los vuelos operan regularmente, pero aconseja salir con mucha antelación por el intenso tráfico.

En las inmediaciones del lugar hay numerosos edificios de viviendas que sufrieron destrozos que aún están por cuantificar. Algunos de los heridos se encontraban en esta zona aledaña y fueron alcanzados por escombros y cristales de las ventanas que habían explotado.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios