Policiales

Operación Cambalache

Expertos en mandar cocaína a Europa y en lavar activos: desbaratan al clan Loza

Se trata de una compleja organización narco que compraba droga en Perú o Bolivia para enviarla al Viejo Continente y manejaba grandes cantidades de dinero en euros y dólares que eran introducidos al país mediante organizaciones del sistema financiero ilegal. Autos de alta gama, entre lo confiscado


Una compleja organización narco que compraba cocaína en Perú o Bolivia para enviarla a Europa y que estaba liderada por un clan de hermanos de apellido Loza fue desbaratada con la detención de 37 miembros que tenían montado un sistema financiero para lavar activos millonarios.

“Fue una operación que duró siete años. La droga iba hacia Europa desde los países de origen, como Perú y Bolivia. Entre España, Italia y Argentina estaba el método de entrada del dinero, con la compra de más de 100 bienes y plata en efectivo, un circuito del blanqueo ilegal de dinero, en propiedades, hoteles y autos de alta gama”, explicó la ministra Patricia Bullrich en una conferencia de prensa en la que brindó detalles de la denominada Operación Cambalache.

Foto: Ministerio de Seguridad de la Nación

 

En la Argentina se hicieron 47 allanamientos en Buenos Aires, Capital Federal, Mar del Plata, Córdoba, Salta y Entre Ríos que culminaron con la detención de 14 integrantes de la banda, algunos de nivel jerárquico y otros de nivel medio en la estructura criminal.

Bajo las órdenes del juez Pablo Yadarola, se secuestraron 26 autos (entre ellos algunos de colección, dos Ferraris y un Chevrolet Camaro y 21 de uso normal), seis camiones y maquinaria agrícola y vial y se confiscaron dos departamentos, tres hoteles, dos garajes y un campo a través de los cuales generaban un flujo ficticio de dinero.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También se encontraron documentos que confirman la vinculación económica y criminal entre las empresas y los imputados, equipos informáticos, armas y dinero (alrededor de 360.000 dólares, 80.000 euros y 150.000 pesos).

En España se hicieron 26 allanamientos en los que se detuvo a 19 sospechosos en la ciudad de Málaga, tres en Barcelona y uno en Madrid, se secuestraron doce autos y tres motos y se bloquearon 200 cuentas bancarias.

Durante abril de 2011, el juez federal Sergio Torres ordenó una investigación para descifrar el accionar de esta banda narco, conocida como el clan Loza, liderada por los hermanos Erwin y José Gonzalo Loza, oriundos de Salta. Los involucrados compraban la cocaína en Perú o Bolivia para luego llevarla a España, Italia, Holanda, Bélgica y otros países de Europa, según la investigación.

Para ello, empleaban la modalidad conocida como gancho ciego, es decir, que una vez que la Aduana controlaba el contenedor, un infiltrado de la organización realizaba la apertura para introducir la droga y lo cerraba utilizando precintos mellizos a los originales.

De las tareas de campo se llegó a la conclusión de que Erwin Loza, uno de los presuntos jefes de la organización, era el encargado del transporte de la cocaína de un país al otro, mientras que su hermano, el otro jefe, la recibía y la comercializaba en España.

Erwin terminó arrestado en la localidad bonaerense de Martínez por Gendarmería Nacional Su hermano mayor José, que había sido detenido en otra causa narco a cargo del Juzgado Federal Nº1 de La Plata hace 18 años, fue arrestado en Madrid.

Hace un año, el tercer hermano de los Loza, Valdemar, alias el Tío, fue detenido en la operación Ave Rapaz, realizada por Gendarmería Nacional y la Policía Federal en el partido bonaerense de La Matanza, donde se incautaron 1.166 kilos de cocaína valuados en más de seis millones de dólares.

Las fuentes explicaron que a medida que pasaba el tiempo, el clan Loza adquiría mejores técnicas de transporte, ocultamiento, comunicaciones, exportación y una mayor habilidad en el lavado de activos.

Siempre según la investigación, esta banda narco manejaba grandes cantidades de dinero en euros y dólares que eran introducidos al país mediante organizaciones del sistema financiero ilegal que contaban con una estructura dedicada exclusivamente a la colocación de las ganancias del narcotráfico en cualquier lugar de mundo.

Dadas las condiciones de la organización criminal, la investigación tuvo que tomar un enfoque internacional, por lo que se recibió apoyo de la Policía Nacional de España, la cual detectó vínculos del clan Loza en ese país.

Con la asistencia de la fuerza internacional, se pudo identificar una importante transacción de dinero con destino a Argentina a partir de las investigaciones de la Unidad de Información Financiera (UIF) y de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), lo que permitió develar la estructura de dicha organización en su totalidad.

Efectivos de Gendarmería Nacional y funcionarios de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), la AFI, la UIF y la Dirección General de Aduana (DGA) de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), comprobaron que los integrantes de la familia Loza encabezaban la pirámide funcional de la organización.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios