Policiales

Trama oscura

Esteban Alvarado, imputado como instigador del crimen mafioso de Lucio Maldonado

Cumplirá prisión preventiva hasta la fecha de inicio del juicio. La calificación que le cupo fue homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas en carácter de instigador, que prevé pena perpetua


La imputación de Esteban Lindor Alvarado se realizó con custodia extra.

El célebre ladrón de automóviles sospechado de tener vínculos con el narcotráfico Esteban Líndor Alvarado fue imputado este lunes por el homicidio del prestamista Lucio Maldonado, cuyo cuerpo fue hallado el pasado 13 de noviembre en inmediaciones de Oroño y Circunvalación. En la audiencia desarrollada en el Centro de Justicia Penal, el juez José Luis Súarez aceptó la formulación de la Fiscalía, que le atribuyó a Alvarado ser el instigador del crimen mafioso de Maldonado.

Ahora el Esteban, como se lo conoce a Alvarado, cumplirá prisión preventiva hasta la fecha de inicio del juicio. La calificación que le cupo fue homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas en carácter de instigador, que prevé pena perpetua.

Los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery expresaron que durante la audiencia “se detalló la evidencia, se hizo un detalle pormenorizado de todo lo que se fue recolectando”.

En ese marco, expusieron, “el vínculo más fuerte (para probar la acusación) es una persona que tiene vinculación con Maldonado y el lugar donde éste estuvo secuestrado. Y el seguimiento satelital que se le realiza al vehículo de Maldonado que lo ubica en una quinta que pertenece a Alvarado”.

“Tenemos varias tareas de investigación que vamos a seguir desarrollando”, dijeron los funcionarios.

Alvarado fue detenido en la tarde del sábado 2 de febrero último en un camping cercano a la localidad cordobesa de Embalse Río Tercero. Allí lo ubicó una comitiva de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), y lo arrestó mientras se encontraba con su pareja, sus dos hijos y un par de hombres. También le incautó un teléfono celular pese a que el prófugo lo tiró al lago, de donde los detectives pudieron recuperarlo.

Después de estar transitoriamente detenido en la seccional de Embalse fue llevado a la cárcel de Bouwer, de donde este sábado efectivos santafesinos lo trajeron de nuevo a Rosario.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios