El Hincha, Francia 2019

Dueñas del Mundo

Estados Unidos derrotó a Holanda en la final y sumó su cuarto título mundialista

Estados Unidos tendrá que hacer lugar en su vitrina de trofeos para poder poner una nueva Copa del Mundo. Otra más del plantel femenino, que en lo que va de la historia mundialista gritó campeón en cuatro de las ocho ediciones


Son leyenda. Las dueñas del mundo, nunca mejor utilizado. Estados Unidos tendrá que hacer lugar en su vitrina de trofeos para poder poner una nueva Copa del Mundo. Otra más del plantel femenino, que en lo que va de la historia mundialista gritó campeón en cuatro de las ocho ediciones.

Hace apenas unos meses, el 8 de marzo, fecha en la que se conmemora el Día Internacional de la Mujer, fueron las mismas jugadoras que este domingo alzaron la copa quienes presentaron en una corte federal de Los Ángeles una denuncia contra su federación por desigualdad de género. A tan sólo tres meses del Mundial.

“A pesar del hecho de que estos jugadores femeninos y masculinos deben realizar las mismas tareas y tienen las mismas responsabilidades para su único empleador común, la USSF, las jugadoras han recibido constantemente menos dinero que sus contrapartes masculinas”, afirmaban en la demanda, que fue firmada por 28 jugadoras de la selección.

“A pesar de que su desempeño ha sido superior al de los hombres (…) convirtiéndose en campeonas mundiales”, agregaba. Y este domingo, esta vez en suelo francés, fueron esas mismas jugadoras las que consiguieron levantar una nueva Copa del Mundo.

Las norteamericanas, con goles en el segundo tiempo de Megan Rapinoe, de penal y de Rose Lavelle, le ganaron a Holanda por 2-0 en la final.

Lyon se vistió de gala para presenciar el cierre mundialista. Con las dos hinchadas más coloridas del Mundial en un estadio que acogió a 57.900 personas, la igualdad en las tribunas no se trasladó al césped, con un equipo estadounidense que fue netamente superior.

El primer tanto del partido llegó de penal. La central holandesa Stefanie Van der Gragt, elevó su pie izquierdo tocando el hombro de la delantera Alex Morgan y la árbitra francesa señaló la falta, con ayuda del VAR, que también fue protagonista del Mundial. Rapinoe fue la encargada de transformar la falta en gol.

La co-capitana estadounidense ya había marcado dos tantos desde los doce pasos, ambos en octavos de final contra España (2-1). Con el de este domingo sumó su sexto grito, y empató en el primer puesto de la tabla de goleadoras con su compatriota Morgan, aunque fue Rapinoe la que se llevó la Bota de Oro al haber disputado menos minutos que su compañera. También se quedó con el Balón de Oro.

El gol hacía justicia a los méritos de las estadounidenses, que dominaban el encuentro. Tras ese tanto, a Holanda solo le quedaba atacar, ya que hasta ese momento solo habían apostado por los contragolpes. Y al verse obligadas a abrirse, dejaron los espacios que Estados Unidos necesitaba para extender el marcador. Ocho minutos después apareció Rose Lavelle, con una jugada personal. Condujo el balón por el centro, se metió en el área y puso el 2-0 con un disparo cruzado.

Tras ese segundo tanto, se sucedieron las ocasiones de Estados Unidos, aunque el poco acierto y el gran partido de la arquera holandesa, Sari Van Veenendaal, elegida Guante de Oro, impidieron un marcador más abultado.

Y en el medio de la alegría por conseguir los objetivos trazados, mientras las jugadoras levantaban la Copa y los papelitos volaban en el centro de la cancha, en las tribunas el reclamo continuaba: “igualdad salarial”, se escuchaba desde los cuatro costados del estadio de Lyon.

Porque los hinchas estadounidenses no sólo apoyan el reclamo de sus jugadoras, sino que también lo pidieron a gritos, ante la presencia del presidente de Francia, Emmanuel Macrón y de Gianni Infantino, presidente de la Fifa. Habrá que esperar a ver cómo reacciona la Federación con una nueva conquista de las jugadoras, que no se cansan de ganar.

Comentarios