El Hincha, Rosario Central

Panorama auriazul

“En un tiempo nos juntaremos con los dirigentes para ver cómo seguimos después de diciembre”

Cristian González termina su vínculo como técnico del Canalla a fin de año. Y, al menos hasta ahora, no hubo charlas formales de los directivos con el Kily para hablar sobre el futuro. Si hubo contactos informales entre las partes, pero todavía no hay certezas sobre el futuro el actual entrenador


Cristian González termina su vínculo como técnico de Rosario Central el próximo 31 de diciembre. Y, al menos hasta ahora, no hubo charlas formales de los dirigentes auriazules con el Kily para hablar sobre el futuro. Si hubo contactos informales entre las partes al respecto, algo que confió el propio DT canaya. Pero todavía no hay certezas sobre el futuro laboral del actual entrenador auriazul.

“Respecto a mi futuro algo está hablado”, confió el Kily, quien protagonizó la conferencia de prensa presencial que se desarrolló en Arroyo Seco tras el entrenamiento de este jueves. “En un tiempo nos juntaremos con los dirigentes y charlaremos para ver cómo sigue la cosa después de diciembre”, anunció el DT de Central. Y dejó en claro que le gustaría que su continuidad en el cargo “vaya más allá de clasificar o no para disputar la próxima Sudamericana”, a la vez que advirtió que serán “los dirigentes auriazules quienes decidirán si soy la persona indicada para continuar con este proyecto”.

—El 31 de diciembre termina tu contrato. ¿Ya hablaste con los dirigentes del club para charlar sobre una posible renovación?

—Respecto a mi futuro algo está hablado. Pero no es que me ponga un objetivo en sí de aquí al fin del torneo para definir la continuidad. Mi objetivo es el partido del sábado; y el del club es que este equipo se acostumbre a ingresar todos los años en torneos internacionales. En un tiempo nos juntaremos con los dirigentes y charlaremos para ver cómo sigue la cosa después de diciembre.

—¿Tu continuidad en el cargo no está ligada a la clasificación para jugar la Sudamericana 2022?

—A mí me gustaría que mi continuidad vaya más allá de eso, pero sabemos lo que es Central. Lo que está claro es que me siento orgulloso de las cosas que pasamos, en especial después de ver cómo arrancamos. Siempre digo que el proyecto de los juveniles en primera es importante. Pero también hay que recordar que por cuestiones arbitrales nos quedamos a las puertas de haber estado en la semifinal o la final de la Copa Sudamericana.

—¿Qué te dice el hincha de Central cuando te cruza en la calle?

—La gente no es que me agradece, pero siento que está identificada con lo que hace el equipo. Jugar en la forma que lo hacemos hace que muchas veces quedemos mal parados, pero todos intentamos dejar la vida en cada partido. Más allá de todo eso, los dirigentes decidirán si soy la persona indicada para continuar con este proyecto.

—Sos uno de los pocos técnicos que lleva más de un año al frente de un equipo de primera división.

—Sí, es así. Mirá, cuando ves que hay muy pocos equipos que mantuvieron el técnico, que son Lanús, River, Vélez, Talleres y Colón, y que todos están peleando el torneo, es algo que me pone contento. Que nosotros estemos acá más allá de los altibajos y cuestionamientos que tuvimos es importante, porque dejamos la piel en cada entrenamiento en busca de los resultados, que es lo que sostienen los proyectos. Tenemos una forma, una idea y el compromiso de los jugadores, y la gente Central sabe que el equipo busca siempre. Pero todo entendemos que tenemos cosas por corregir.

—Entre esas cosas por corregir, ¿cuáles priorizás?

—Vivimos una situación en la que siempre hacemos hincapié. Somos un equipo que tiene 24 goles a favor y 24 en contra, lo que marca que defensivamente cometemos errores como el resto de los equipos. Pero lo que no nos gusta es que cuando nos equivocamos lo pagamos caro. Crecer y mejorar en esa situación es el gran desafío que tenemos como equipo porque a veces nos quedamos con las manos vacías. Hacemos hincapié en eso y trabajamos para mejorarlo. Pero es fútbol, y hay desconcentraciones y errores puntuales, lo que no puedo es dejar de ser exigente con este tema. En algunas cosas estamos fallando y ojalá el sábado podamos estar más fuerte para afrontar estas situaciones. Lo que no podemos permitirnos es bajar la intensidad porque cada error lo pagamos caro. Los clubes del mundo buscan jugadores ganadores y nosotros tenemos que acostumbrarnos a eso, a ganar. Por eso me jode y me da mucha rabia que cuando tenemos que ganar un partido clave y no lo hacemos.

Comentarios