Economía

Crisis laboral

En Rosario hay 23.000 desocupados más que en 2017

Según un relevamiento de Ceso, la tasa se ubicó en 13,89% en el tercer trimestre de 2018, lo que representa un aumento significativo comparado con el mismo período del año pasado (9,77%). Se estiman en casi 70.000 las personas desempleadas, con jóvenes y mujeres como principales afectados


Se estiman en casi 70.000 las personas desempleadas, con jóvenes y mujeres como principales afectados.

La crítica situación económica pega fuerte en el empleo rosarino. Según un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortíz (Ceso), la tasa de desocupación en Rosario se estima en 13,89% para el tercer trimestre de 2018, cuando en el mismo período de 2017 fue de 9,77%. Mientras que la subocupación está en el orden del 13,27%.

Según el informe, en el tercer trimestre de 2018 se estiman 69.790 desocupados en Rosario. Esto significa 23.187 personas más que en el mismo período de 2017. Se considera desocupada a una persona que no tiene empleo y lo está buscando, por lo que el crecimiento de la tasa se explica no sólo por la destrucción de puestos de trabajo, sino también por hogares donde no alcanzan los ingresos y otro miembro de la familia sale a buscar empleo.

En jóvenes de hasta 29 años la situación es aún peor. En el período relevado alcanzó la cifra de 23,08%. Al compararlo con el mismo trimestre de 2017 se observa que la problemática se ha profundizado: mientras que un año atrás el desempleo en jóvenes de explicaba un 56% de la desocupación total de Rosario, actualmente representa el 60%.

También las mujeres son las más perjudicadas, ya que la tasa asciende al 14,77%, un aumento de 6,49 puntos porcentuales con respecto al 8,28% registrado en el tercer trimestre de 2017. Actualmente, la tasa de desempleo de las mujeres es 11,7% superior al de los hombres.

Dentro de la población desocupada, el 91,11% aseguraron que perdieron su empleo durante los seis meses anteriores al momento que se realizó la encuesta. Este dato da indicio de una ralentización económica a partir del primer trimestre de 2018, potenciada a partir de la crisis cambiaria.

El desempleo es mayor para las personas con menores niveles de educación. La tasa en personas activas que a lo sumo han completado el secundario no solo está por encima del promedio rosarino, sino que además es un 55% superior a la tasa de desempleo de los niveles terciarios o universitarios.

Fuerte caída de la industria

La actividad económica presentó variaciones interanuales negativas entre abril y julio de 2018 con una caída máxima en el mes de junio de 6,8%. En julio el comercio disminuyó un 6,4%, la industria manufacturera un 5,1% y la agricultura, ganadería, caza y selvicultura 10,1%. La destrucción continua de puestos de trabajo en el sector industrial generó un hecho histórico en junio de 2018: por primera vez el comercio concentró un número mayor de trabajadores registrados que la industria.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios