Edición Impresa, Política

En rojo, intendentes del PJ buscan fondos contrarreloj

Se reunieron con legisladores justicialistas y criticaron duramente el veto de Binner al presupuesto.

En la reunión hubo quejas y críticas que apuntaron a la actitud de la provincia.
En la reunión hubo quejas y críticas que apuntaron a la actitud de la provincia.

Intendentes y presidentes comunales del justicialismo se reunieron ayer con representantes de su partido en ambas cámaras legislativas de la provincia para informarles de la difícil situación económica y financiera que están atravesando sus administraciones. El encuentro se realizó en la sede que la Legislatura provincial tiene en Rosario y allí se volvieron a repetir duras críticas contra el veto establecido por el gobernador Hermes Binner el mes pasado a doce artículos del presupuesto aprobado a fines de 2009. Los distintos titulares de municipios y comunas que participaron del cónclave coincidieron en la necesidad urgente de fondos para sus arcas frente a las obligaciones que tienen que enfrentar en este comienzo de año y con las paritarias para negociar incrementos salariales listas para comenzar.

Entre los intendentes que se acercaron a San Lorenzo al 800 se pudo ver a Ana María Meiners, de Esperanza; Darío Corsalini, de Pérez; Mario Decándido, de Carcaraña; José María Pedretti, de Roldán; Juan Carlos Baccalini, de Casilda; Mario Fisore, de Gálvez; Alejandro Fraga, de Fray Luis Beltrán; Alejandro Ramos, de Granadero Baigorria; Carlos De Grandis, de Puerto General San Martín, y presidentes comunales de distintos distritos. Los legisladores que acudieron al llamado fueron el senador y presidente del PJ santafesino, Ricardo Spinozzi, y los diputados Luis Rubeo, Jorge Lagna, Verónica Vucasovich, Marcelo Gastaldi, Mario Lacava y Oscar Urruti, entre otros.

Tras el encuentro que mantuvieron a puertas cerradas, un grupo compuesto por algunos de los intendentes fue el encargado de comentar a la prensa lo charlado en la mesa chica con las autoridades legislativas. “Nosotros venimos manteniendo contacto con los bloques de senadores y diputados del Partido Justicialista desde hace tiempo en función de que en cualquier momento va a quedar firme el famoso veto que hizo el gobernador con respecto a la reforma tributaria. Lo que vinimos a hacer es a manifestar nuestra preocupación y a evaluar cuáles serán los caminos a continuar habida cuenta de que los municipios con este veto se pierden 350 millones de pesos en un momento que es crítico para las municipalidades y comunas ya que estamos con dificultades para pagar sueldos y para atender la salud, entre otras cosas”, comentó Corsalini, quien fue el encargado de romper el silencio.

“A la ciudadanía no le sirve que nosotros seamos simples pagadores de sueldos. Honestamente, a mí me eligieron para otras cosas y estoy preparado para hacerlas al igual que mis colegas y ahora sencillamente lo único que estamos haciendo es pagar salarios”, continuó el jefe comunal de la vecina ciudad.

Acto seguido, el intendente de Carcarañá, Mario Decándido, apuntó a la intensa preocupación que les genera la proximidad de las paritarias. “Ahora hay una solicitud de incremento salarial que nosotros no tenemos manera de afrontar. Nosotros entendemos que una situación donde hay aumentos en los precios, hay inflación, hay que atender a las mejoras de los salarios, pero esto se hace con plata y nosotros venimos a plantearles a nuestros legisladores, quienes nos representan, qué alternativas de discusión hay en el marco de un diálogo profundo y que cada uno atienda sus responsabilidades y pueda dar respuestas”, remarcó.

“Nosotros nos vemos perjudicados con la distribución del fondo sojero, que es un recurso extrapresupuestario, sobre el cual pedimos un incremento en este sentido para atender las distintas cuestiones, y después otros recursos que son muy importantes como los de obras menores que se están atrasando y no se ejecutan en el ejercicio fiscal y son recursos que nosotros no disponemos para atender estas necesidades”, continuó.

Consultado sobre si los referentes comunales tienen diálogo con el gobierno provincial, Decándido respondió: “El diálogo con el gobierno provincial se puede establecer, el tema es que tienen que existir respuestas concretas. Nosotros venimos hace meses hablando de esto, hemos sido extremadamente respetuosos considerando que el tratamiento de estas leyes iban a incrementar recursos, que afectaban al bolsillo de los habitantes de la provincia de Santa Fe, pero nosotros tenemos una responsabilidad al estar al frente de los distintos Estados locales, estamos en el medio de esta puja, y tenemos que dar las respuestas. El diálogo significa respuestas concretas y éstas significan dinero que venga a las arcas municipales para poder atender las distintas cuestiones. El hilo se corta siempre por lo más delgado y eso somos nosotros”.

“A lo largo y ancho de toda la provincia hay situaciones de necesidad en todos los aspectos, de pago de salarios, de atender cuestiones esenciales, básicas, mínimas y no hay a dónde recurrir. Los municipios no podemos salir a pedir plata a los bancos y no creamos impuestos. Dependemos, en definitiva, de la coparticipación de los recursos provinciales y nacionales”, añadió.

Más adelante, el intendente de Carcarañá resaltó que no quieren ser “ni moneda de cambio ni variable de ajuste”. “Creo que cada nivel del Estado tiene su competencia y sus responsabilidades y en esto queremos ser claros: no queremos estar en el medio de una situación que incremente la conflictividad porque nuestra función es dar respuestas y le pedimos y le solicitamos al gobierno provincial que instrumente los mecanismos legislativos y ejecutivos para encontrar esa respuesta que hoy no se está dando. Ésta es la base de toda esta problemática. Estamos en febrero y ya hay paros en algunos municipios porque el trabajador tiene que llegar a fin de mes y nosotros, como municipio, tenemos que dar respuestas en ese sentido. Ésta es una situación que se va agravar si no cumplimos con nuestra responsabilidad”, indicó.

Finalizando, el intendente de Roldán, José María Pedretti, tuvo duras palabras contra el gobierno provincial en manos del socialismo. “Lo  primero que tiene que hacer la administración provincial es salir de este estado de autismo. Da la sensación de que son federales en la Nación pero son los más unitarios en la provincia. Prueba de esto es el veto que han cruzado a la ley de presupuesto. Nos extraña, porque el gobernador Binner fue intendente y conoce las realidades de los municipios, que tenga una actitud de este tipo por la cual, a corto plazo, vamos a estar en un grado de conflictividad extrema. Y me parece que, en vez de enfrentarnos con los gremios, vamos a estar con ellos luchando para que esos recursos puedan venir directamente a la provincia”, concluyó.

Comentarios