Ciudad, Edición Impresa, Últimas

En octubre sortean y entregan viviendas de la Zona Cero

Son 1.443 de un total de 4.500. Montan puntilloso proceso de adjudicación para garantizar transparencia.

La ciudad se prepara para inaugurar en octubre un nuevo complejo de viviendas: se trata del plan Zona Cero, con base en el sector Noroeste de Rosario. En paralelo, mientras se ingresa en el tramo final de la construcción de viviendas, la provincia comenzó a capacitar a unos 100 pasantes que se encargarán de actualizar los datos de los inscriptos en la Dirección Provincial de la Vivienda y Urbanismo: la base se instalará desde el 21 en el predio de la ex Sociedad Rural para depurar la base de datos y dar la oportunidad a nuevos inscriptos que buscan concretar el sueño de la casa propia, sumándolos a los 30 mil que ya forman parte de las listas. La inversión total superará los 300 millones de pesos para la construcción de 1.443 viviendas y 40 locales comerciales.

La directora provincial de Vivienda, Alicia Pino, señaló a El Ciudadano que este plan es en la historia de la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo el más importante de las últimas décadas: “Hacía 15 ó 20 años que desde el gobierno nacional no enviaban una partida de esta importancia”, dijo. Y celebró que el plan esté en su etapa final: “Es un proyecto muy positivo que renueva el compromiso de la Dirección”, dijo en referencia al área que comanda.

Y fue por más: “Si la Nación realiza la devolución de nuestros pagos en tiempo y forma, permitirá la creación de nuevos planes de vivienda”, arriesgó. “Sobre todo teniendo en cuenta que ya contamos con el terreno para un nuevo proyecto”, completó la funcionaria. A la par Pino deslizó que el gobierno nacional debe ya “varias cuotas” de los gastos de la provincia en este complejo.

Claro como el agua

A más de seis meses de la fecha prevista para la inauguración, la funcionaria aclaró: “Se garantizará la total transparencia de las entrevistas con los inscriptos y los nuevos registrados, además del sorteo de las mismas viviendas”, remarcó. “Sabemos que estamos en un año electoral y eso puede despertar todo tipo de sospechas, que no vamos a alimentar”.

Está claro que por la cantidad de familias inscriptas –superan las 30 mil– y la suma de otras inscripciones que se implementará en  cuestión de días, no se podrá satisfacer la demanda de viviendas. Y  por ello la funcionaria hizo hincapié, además de la continuidad de la política de construcción, en la transparencia del procedimiento de adjudicación. “La idea es tener un operativo complejo por la cantidad de familias que esperan su hogar, pero a su vez lo haremos con la transparencia que implica, sobretodo teniendo en cuenta que estamos en un año electoral. Esto no tiene que ver con las elecciones”, ratificó.

Para garantizar en la práctica lo que afirma la funcionaria, el sorteo será realizado por medio de la Lotería de Santa Fe. Además será transmitido en vivo por televisión e internet, con posibilidades de que también tenga lugar en los medios radiales. A su vez, los ganadores serán publicados en los medios gráficos. “Todo esto es para dar la mayor transparencia del sorteo, sería alrededor de junio o julio, dado que las primeras viviendas serán entregadas en octubre”.

Pino indicó que en breve se comunicará sobre la convocatoria a los interesados, nuevos o no. “Hasta el momento estamos previendo convocar por finalización de DNI o por orden alfabético, pero lo definiremos en los próximos días”, adelantó.

Actualización y nuevos inscriptos

Por la ley Nacional de Administración de Fondos, debe realizarse antes de cada sorteo de viviendas una actualización de los inscriptos en cuanto a su situación laboral, familiar y si desde que se anotaron han tenido la posibilidad de ser propietarios de una vivienda o no. De allí en más se abre la convocatoria a otros inscriptos. Precisamente para ello, la actualización de datos y la bienvenida a otros demandantes, se comenzó a capacitar a unos 100 pasantes, explicó Alicia Pino.

Los que deban actualizar sus datos en el registro lo harán con la presentación del carné de inscripción (Ruip) otorgado por la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo, último recibo de sueldo o de las últimas quincenas del mismo mes, monotributo pago y/o recibo de pago al régimen  autónomos o caja profesional, y DNI.

En tanto, aquellos que vayan por primera vez a integrar este listado, deberán presentarse en el predio de 27 de Febrero y Pueyrredón con DNI, acreditación de ingresos estables, suficientes y demostrables que permitan el pago de la cuota. Por otra parte, los miembros del grupo familiar solicitante no deben ser propietarios de otra vivienda, ni poseer bienes patrimoniales que les permitan resolver su problema habitacional, o bien que hayan sido beneficiados por viviendas estatales de ningún tipo.

Este operativo especial tendrá dos etapas: una dedicada al reempadronamiento, del 28 de este mes al 19 de abril, y otra para las nuevas suscripciones, del 25 de abril al 20 de mayo, en ambos casos de lunes a viernes de 8.30 a 12 y de 12.30 a 16.30.

Según Pino, uno de los mayores objetivos de este operativo será “que la gente no tenga que esperar por su trámite, que éste no dure más de quince minutos”. En tanto, aclaró que los nuevos inscriptos deberán presentarse en dos oportunidades: una para retirar el turno de entrevista y la segunda para dejar sus datos en el sistema.

También se explicó que entre los pasantes se cuentan estudiantes universitarios encargados de asesorar a quienes lleguen por vez primera. “La atención será ágil, contaremos con 50 boxes de doble turno,  habilitados para atender un promedio de 480 personas diarias. También habrá mesas de información general para evacuar todo tipo de dudas”, explicó Pino.

Ladrillo por ladrillo

Pino lamentó que desde hace 15 o 20 años no se emprendía desde la Dirección Provincial de Vivienda un proyecto de esta envergadura: “Han sido planes mucho más pequeños, focalizados en un determinado barrio, inclusive otros de cooperativas que no han estado abiertos a la comunidad, a un registro de inscriptos, sino algo más delimitado. Esto se debió  a que hace muchos años que los programas a nivel nacional no tenían una escala importante. Si bien alguno ha sido impactante en todo el país, en la provincia se ejecutaron más de 10 mil viviendas, y en los últimos 4 años no han llegado fondos para hacer complejos de esta escala en toda Santa Fe”, explicó.

Por ello, Pino no se privó de demostrar su entusiasmo por el proyecto: “Es un proceso muy positivo; cuando asumimos la coordinación de la Dirección había contratos ya firmados sin financiamiento y con una discusión a nivel urbanística. Esto es muy fuerte y creímos válido empujar la ejecución de las viviendas y un compromiso de trabajo con el municipio en el diseño urbano de las viviendas, para que sea una zona integrada a los proyectos de la ciudad y no un sector separado. Hay mucho trabajo en la zona, en las extensiones de red, lo cual permite que tengan garantizados todos los servicios; este será un nuevo barrio en la ciudad”.

Cabe señalar que a este plan, acceden rosarinos que no llegan a un crédito hipotecario, ni a ninguno de los planes de ahorro ya conocidos. O bien no calificaban por ingresos o, cuando han superando esa traba, no tienen trabajo formal.

Precisamente, la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo otorga la posibilidad de transitar hacia la vivienda propia con requisitos diferentes al de las ofertas bancarias. Si bien una vez por año se actualizan los datos de los registrados, la renovación en esta instancia será clave dada la proximidad de la inauguración del complejo de viviendas que, se espera que culmine –por lo menos esta primera etapa de casi 1.500 hogares– en el último trimestre de este año.

Comentarios