Ciudad, Edición Impresa

Un poco de oxígeno para el cordón industrial

Empresa se instala en Beltrán y promete 100 puestos de trabajo

La intendenta de Fray Luis Beltrán, Liliana Canut, y el gobernador Miguel Lifschitz asistieron en la sede de Gobernación al acto de presentación de Brimax, la planta de elaboración de ladrillos y paneles de hormigón celular curado en autoclave (HCCA) que en agosto de 2017 pondrá en marcha su actividad productiva en Fray Luis Beltrán.


La intendenta de Fray Luis Beltrán, Liliana Canut, y el gobernador Miguel Lifschitz asistieron en la sede de Gobernación al acto de presentación de Brimax, la planta de elaboración de ladrillos y paneles de hormigón celular curado en autoclave (HCCA) que en agosto de 2017 pondrá en marcha su actividad productiva en Fray Luis Beltrán. La inversión de dicha empresa –conformada en un proyecto integral entre Brayco, Pecam y Aircrete– asciende a 20 millones de dólares y permitirá la generación de 100 puestos laborales de manera directa para trabajadores beltranenses y otros 100 de forma indirecta para la construcción de dicho complejo industrial.

“Los socios gerentes de Brimax pudieron explicar todos los beneficios que traerá la fabricación de este producto en Beltrán, mientras que el gobernador Lifschitz ofreció todo el apoyo al proyecto. Beneficios no sólo en sí mismos por lo que representará para la industria y para la construcción de viviendas, sino también para nuestra ciudad”, destacó la intendenta Canut a la salida del acto en Gobernación.

Mariano Brajkovic, uno de los representantes de Brimax, reconoció que “Fray Luis Beltrán era una de las localidades que competía con otras ciudades del país para que se instalara la planta industrial. Y la elección recayó acá por la historia que tiene mi familia en Beltrán. Mis abuelos y mis padres vivieron allí. Inclusive nuestra empresa estuvo muchos años radicada en la ciudad”.

En ese sentido, Brajkovic agradeció las gestiones de Canut para que el desembarco de Brimax a Fray Luis Beltrán pudiera convertirse en realidad. “Hicimos esfuerzos para que se construyera en esta ciudad y hasta la intendente luchó desde el día cero para que así fuera. Después de lo que pasó con el cierre de AR Zinc, la ciudad necesitaba la instalación de una industria y para ello tuvo mucho que ver la intendente Canut, que nos apoyó con todos los trámites que precisábamos realizar en distintos ámbitos del Estado”.

Mientras se desarrollaba la instancia de elaboración del proyecto, Canut solicitó al directorio de Brimax que se utilice mano de obra calificada y se ocupen puestos laborales a través de trabajadores beltranenses. “Todo el mundo conoce la situación de nuestra ciudad después del cierre de AR Zinc. Inicialmente se tomarán 100 empleados de manera indirecta, a través de empresas contratistas para la construcción de la planta. Y luego otros 100 trabajadores que realizarán tareas en tres turnos, ya que la empresa trabajará durante las 24 horas”, indicó.

Iván Brajkovic, otro de los integrantes del directorio de Brimax junto a Jop van Boggelen y Ricardo Griot, precisó que “se va a construir una nave industrial cercana a los 10 mil metros cuadrados, junto con bases, estructuras de hormigón, maquinarias y silos. Incluyendo el capital de trabajo, el monto de inversión asciende a 300 millones de pesos”.

Comentarios