Edición Impresa, Espectáculos

El Soldado del new Folk

Por Daniela Barreiro. Rodolfo Luis González, ex plomo de los Redondos, repasará todos sus discos solistas.


Con nueva formación El Soldado tocará por primera vez en Willie Dixon.

Enmarcado en el new folk, Rodolfo Luis González, más conocido como El Soldado, llega a Rosario para tocar un compendio de sus mejores composiciones, esta noche, a partir de las 22, en el Willie Dixon (Suipacha y Güemes), espacio que se dispone a visitar por primera vez.

Según se adelantó, el show se desarrollará en formato eléctrico-acústico y con nueva banda integrada por Juan Moro en batería, Martín Aloé en bajo y contrabajo, y Federico Goglia en guitarra eléctrica y acústica.

“El año pasado después de mucho tiempo volvimos a tocar en Rosario y ahora a tan sólo un año de ese show regresamos. El repertorio va a tener que ver con todos mis discos, canciones elegidas para dar un paneo de todo lo que hice”, adelantó Rodolfo Luis González en diálogo con El Ciudadano.

Compositor, cantante y guitarrista, El Soldado comenzó su acercamiento a la escena del rock nacional como plomo de los Redonditos de Ricota, un rol que cumplió durante algunos años antes de lanzar su carrera solista. “Esa fue una etapa de mucho aprendizaje pero después vinieron otras cosas”, aseguró consultado sobre qué siente con la constante asociación de su carrera con su participación en el staff de los Redondos. “Fue significativo pero también hubo otros eventos que me marcaron. Fue importante pero no lo más importante”, sentenció y explicó: “Lo más importante es estar, permanecer, tener la posibilidad de grabar un disco y que, de alguna manera, tenga importancia”.

En la actualidad el músico, elogiado por la poética de sus composiciones, se encuentra en pleno proceso de grabación de un nuevo disco, un material que según confirmó será de larga duración, a diferencia de sus materiales anteriores que salieron a la venta en formato EP.

“Los EPs tienen cierta dinámica de novedad, es un formato más rápido y más accesible, porque cuestan menos plata. Por eso suelo elegir ese formato. Ahora vamos a editar un disco, que, como formato y como presentación de la obra, es un símbolo, dejó de ser un negocio pero sigue siendo el vehículo de nuestro trabajo”, explicó González.

“El rock tiene auges, vaivenes, picos y mesetas”, dijo sobre la escena de un género al que está relacionado desde muy joven. “En lo artístico no hay nada preestablecido –continuó–, son cuestiones más estéticas, hay cosas que te gustan y cosas que no o cosas que te gustaban más como eran antes. Yo creo que antes y ahora es lo mismo. Pueden salir cosas buenas y cosas malas, a veces se piensa que antes era todo bueno y no es así. Se va renovando la escena con gente que sale de lo estándar y con gente que se mantiene en lo preestablecido. Pienso que salvo alguna tendencia de géneros la música se maneja siempre igual. Hoy en día hay muchos grupos. Lo que sí cambió es la llegada que tiene el rock, porque está en todos lados, antes eso no pasaba. Se transformó en algo así como un referente, pero en realidad el rock no tiene que salvar a nadie”.

En bateas

El año pasado El Soldado había llegado a la ciudad para mostrar las composiciones de su último EP titulado Luna en el espejo, un material que, editado en 2009, había sucedido a En marcha,  también un EP que salió a la venta un año antes, en 2008. Otros de los discos de este singular artista son Tren de fugitivos, con el que debutó en bateas en 1997, Alas rotas (1999), De Cardo y clavel (2000), De catálogo (2004) y Visiones de un rompecabezas (2006), su último disco larga duración. En la actualidad se espera la salida del octavo disco de El Soldado.

Comentarios