Ciudad, Edición Impresa

Sustentable

El Sol los salvó del tarifazo

Una familia que produce energía eléctrica con paneles fotovoltaicos cuenta a El Ciudadano cuánto gastaron y cual es el beneficio que los decidió a sumarse al programa Prosumidores, que reconoce y premia la generación limpia en los hogares.


La casa de Mónica Dupleix es cómoda pero no es del futuro: tiene un aire acondicionado, varios ventiladores y una bomba para la pileta que disfrutan con su marido y dos hijos chiquitos. Pero a diferencia de otros hogares, tiene dos medidores de luz. Uno registra cuánto toma de la red eléctrica de la EPE. El segundo muestra cuánto producen los cinco paneles fotovoltaicos que transforman el Sol de cada día. Gracias a un programa impulsado por el gobierno de Santa Fe, llamado Prosumidores, ambas redes están interconectadas y el Estado les reconocerá cuatro veces el valor de la energía sustentable (solar o eólica) producida para descontarla de la tarifa de la EPE. Y lo que sobre, de ser así, quedará a cuenta de los Dupleix.

El programa, que incentiva métodos alternativos y “limpios” de generación de energía eléctrica, se lanzó a mitad de año y ya, además de los Dupleix, viene sumando interesados. En ese marco, esta semana incorporará a cooperativas eléctricas, para ofrecerlo. Y en el corto plazo comenzarán a ofrecérselo a empresas.

Sale para todos

Como una postal del balotaje de hace casi un año, Mónica jugó con un recuerdo en la mano al hablar con El Ciudadano. Con su pareja estaban interesados en la energía solar pero la inversión, de entrada y como en gran parte de las iniciativas alternativas, era más alta que las tradicionales. Mínimo 50 mil pesos, más instalación. Con rumores de devaluación y aumento de los servicios si ganaba uno de los dos candidatos presidenciales, apostaron a abaratar costos. Y les salió bien. El equipo que compraron en noviembre hoy cuesta un 30 por ciento más y los costos de la luz se dispararon con un tarifazo disputado en la Justicia. A fin de año, los Dupleix iniciaron trámites y en febrero montaron el equipo fotovoltaico de un kilovatio por hora.

Calcularon que ahorrarían la mitad de lo que pagaban por bimestre a la EPE. Lo pusieron en marcha y en abril se sumaron al programa Prosumidores, donde el gobierno toma la energía generada por la familia y la computa más de cuatro veces lo que cuesta para cualquier usuario por apostar a la energía alternativa. Y ahora lo sienten en el bolsillo: “Aún con el tarifazo pagamos lo mismo que en 2015. Producimos 230 kilovatios por bimestre mientras que el consumo normal es de 400. Así que la mitad la generamos nosotros. Vamos a ver cómo produce cuando sea verano, cundo aumenta la cantidad de horas de sol”, explicó a El Ciudadano Mónica.

Con lo que pasó hasta ahora, la familia evalúa sumar dos paneles más al equipo. Así llegarán a tener un sistema solar con capacidad de producir 1,5 kilovatio por hora. No es azaroso: ése es el tope marcado por el gobierno para los Prosumidores.

Como explicaron autoridades, la iniciativa busca alentar a pequeños usuarios a hacer el esfuerzo y no darle el negocio a algún “vivo” que quiera sacarle dinero al Estado montando un extenso equipo y produzca miles de kilovatios que no consumirá. En Prosumidores si el usuario genera más que lo que consume tendrá saldo a favor en la próxima factura de la EPE. Y más, ese kilovatio por hora será computado por 5,50 pesos mientras el promedio pagado por cualquier residencial es 1,60. El esfuerzo e incentivo es de la Empresa Provincial de la Energía de Santa Fe, que compra la energía en el Mercado Mayorista Eléctrico.

Almacén

La ventaja de que los usuarios estén conectados es ahorrar energía y no perder nada de lo producido. Los equipos solares tienen una batería que funciona como reserva y representa el 30 por ciento del costo total. “Antes del protocolo de interconexión, como nuestro equipo no tenía batería (reservorio), lo que producía y no consumía se desperdiciaba. Hoy todo lo que producimos va a la red. La inversión inicial cuesta. Hay que tener conciencia de querer utilizar otra energía y saber que vas a recuperar la inversión en nueve años”, argumentó Mónica.

Consultada por cómo podría mejorar el programa, la usuaria apuntó al asesoramiento en la EPE. “Puede haber mucha gente interesada y en las oficinas deben estar al tanto de los protocolos y programas”, señaló Dupleix.

Prosumidores nació del protocolo de interconexión entre sistema alternativo y la red de media y baja tensión creado en 2013 por la EPE.

Por más

Prosumidores tiene un cupo limitado de 100 usuarios e incorporarán 100 más en 2017. Según contaron desde la Secretaría de Energía, tres están en marcha. Uno en Roldán, otro en la capital santafesina y el tercero en El Trébol. Otros 10 lo tramitan mientras también reciben consultas de Las Rosas, Totoras, Rafaela y Coronel Bogado. El beneficio para los 200 durará 8 años.

Esta semana autoridades reunieron a integrantes de la Federación Santafesina de Cooperativas de Electricidad, de Obras y Servicios Públicos (Fescoe) y de la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas y Otros Servicios Públicos (Face). En total, nuclean a 63 entidades. Convocadas por la secretaria de Energía, Verónica Geese, y el subsecretario de Energías Renovables, Maximiliano Negri, formaron dos equipos de trabajo, uno técnico y otro administrativo, para la implementación del programa.

El programa contribuye a sumar energías renovables a la red eléctrica y cumplir con los objetivos previstos por las leyes nacionales y provinciales. “Utilizar energías renovables en casa tiene gran valor. Y cuando la energía sobra, ya sea porque la familia no se encuentra en el hogar o está de vacaciones, puede inyectarse a la red. La EPE reconocerá monetariamente esa energía. La compensación permite la amortización de equipos a clientes que se adhieran”, destacó Geese.

El Estado da el ejemplo

La energía solar abastece parte de los edificios gubernamentales de Rosario. La Franja Joven (CEC y Centro de la Juventud) y la sede de gobierno provincial. La Municipalidad prepara incorporar también a los centros municipales de distrito. También hay estaciones solares que ofrecen calentar agua para el mate y conectar dispositivos USB, en la Ciudad de los Niños, el Estadio Municipal Jorge Newbery, y la Granja de la Infancia. Son ocho y se están ejecutando otros 16 en el territorio santafesino.

Facilidades

En la reunión del miércoles con las cooperativas, el gobierno destacó medidas de protección frente a la complicada situación financiera por la compra de energía. En particular, el cambio de fecha de pago de las boletas de la EPE pasó del día 7 al 10 de cada mes. “El monto puede ser desdoblado dentro de los 30 días, con el 9 por ciento de interés anual. Además, se concretó una importante reducción de intereses para todos los grandes clientes”, explicaron desde la provincia.

Comentarios