Ciudad, Edición Impresa, Últimas

El puerto cultural y productivo que ahora empieza a asomar

Hermes Binner presentó el Plan de Reconversión y oficializó la adjudicación de la obra a tres empresas locales.

Con la impronta del brasileño Oscar Niemeyer, las obras estarán a cargo de las empresas locales Pêcán, Obring y Milicich.

Por : Agustín Aranda

El gobierno de Santa Fe realizó la presentación del Plan de Reconversión del puerto Rosario y oficializó la adjudicación de la licitación para comenzar las obras del Puerto de la Música a las empresas constructoras rosarinas Pecán, Obring y Milicich. Se trata de la cesión de terrenos portuarios a cambio de la construcción de un nuevo muelle para el puerto rosarino. Binner valoró la obra del arquitecto brasileño Oscar Niemeyer y exaltó la necesidad de activar todos los puertos de la provincia para poder abaratar el traslado de productos y cereales.

El acuerdo entre el gobierno provincial, Ente Administrador Puerto Rosario (Enapro) y la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación consiste en la cesión de uso de un predio costero de 5,1 hectáreas que estaba dentro de la concesión de Terminal Puerto Rosario (TPR) en la zona de Pellegrini y Belgrano para levantar allí el Puerto de la Música. En compensación por la pérdida de este espacio, que incluye 385 metros del principal muelle de cargas generales que tiene el puerto, la provincia financiará la construcción de un nuevo muelle al sur de espejo de agua de cerca de 350 metros de largo en 6 hectáreas. Además de darle 7 años por compensación por el traslado, la administración provincial se encargará de los accesos que hay que levantar y la inversión en energía será mixta.

Según indicaron fuentes del gobierno provincial, la obra necesitará de al menos 25 millones de dólares, para lo cual, el gabinete provincial firmó una carta de compromiso de inversión plurianual de 60 millones de pesos.

El acto tuvo lugar en el salón Cordiviola de la Bolsa de Comercio, ubicada en la esquina de Corrientes y peatonal Córdoba, y contó con la presencia del casi todo el gabinete del gobierno provincial encabezado por el gobernador Hermes Binner y el ministro de Gobierno Reforma del Estado, Antonio Bonfatti más legisladores nacionales y provincial y locales. También participó el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, parte de su gabinete, el presidente del Enapro, Ángel Elías, y representantes de las empresas rosarinas que ganaron la licitación por la primera etapa del Puerto de la Música.

El presidente del Enapro se encargó de detallar las modificaciones que integrará el plan de reconversión, incluido, según indicó Elías, en el Plan Estratégico Municipal y Provincial. “Se necesita garantizar una obra cultural sin socavar la operatividad del Puerto. Esto significa mejorar infraestructura no para el concesionario sino para la región, el conjunto de los santafesinos”, sostuvo en su exposición, Elías. De acuerdo con el presidente del Enapro, el Puerto de la Música obligó a buscar el lugar adecuado para el mismo y esto desató un nudo operativo en la zona del puerto de Rosario.

Cabe destacar que como parte de la presentación se incluyó una imagen del proyecto del arquitecto Ángel Guido –arquitecto del Monumento a la Bandera– del año 1935, en el que, según Elías, imaginó una obra ubicada en la intersección de avenida Pellegrini y el río que vinculara cultura y producción. Al compartir las bondades del proyecto arquitectónico de Oscar Niemeyer –capacidad del auditorio, escuela de música, centro de exposición– concluyó: “Será la amalgama entre cultura y producción”.

A su turno, el intendente Miguel Lifschitz recordó la gesta que significó el Monumento a la Bandera, que finalizara en 1957, tras 15 años de proyecto y ejecución, para hacer referencia a la celeridad con la que el Puerto de la Música llegó a su primera etapa de construcción. “Es producto del esfuerzo de articular entre Estado, organizaciones de trabajo y empresas haber encontrado el lugar indicado y el punto de equilibrio para modernizar un puerto que había quedado desactualizado”, explicó el titular del Ejecutivo local.

Puertos productivos

En tanto, el gobernador Hermes Binner se mostró satisfecho por el anuncio y destacó tres hechos de relevancia para la región. “El avance sobre la creación de una zona franca de Villa Constitución, la construcción del espacio para Feria Internacional de la Alimentación (Fiar) –a pocos de días de anunciarse la licitación– y el desarrollo económico a partir de los puertos santafesinos”, detalló. Además, el mandatario santafesino enfatizó en revalorar la hidrovía Paraná-Paraguay –alrededor de 900 kilómetros– y extenderla hasta Bolivia y Brasil, dragado de la cuenca de por medio. “Esto sería una solución mucho más económica que los camiones, disminuyendo el costo y aumentando la riqueza de la región”, aseguró Binner, que deslizó sus ganas porque la presidenta Cristina Kirchner realice el puente Goya-Reconquista, integrador de Santa Fe y Entre Ríos.

Sobre el puerto de Rosario en particular, el gobernador insistió con su deseo de concretar el plan la Circunvalar, que descongestionaría todo el tránsito de la región y aumentaría la capacidad de cargas de la zona portuaria de los actuales 100 millones de toneladas a 150 en un plazo menor a 5 años.

“Todo es cultura. No se puede excluir la cultura y el trabajo. Esto es el Puerto de la Música”, apuntó Binner al recordar también las comunicaciones y vaivenes entre el gobierno nacional y el provincial por la cesión de los terrenos a cambio de las obras anunciadas.

Comentarios