Economía

Otra alternativa

El patrimonio offshore podría aportar 4.000 millones de dólares al Fisco

Tras la propuesta de Alberto Fernández de realizar cambios al impuesto de Bienes Personales, la consultora de la diputada Fernanda Vallejos estimó que si se aumentara la alícuota para los fondos argentinos depositados en el exterior se podría recaudar un punto del PBI


Un informe de Proyecto Económico, el equipo de economistas que lidera la diputada opositora Fernanda Vallejos, aseguró que en el país “hay margen” para recaudar hasta un punto del PBI más por impuestos a la riqueza y planteó la posibilidad de obtener hasta 4.000 millones de dólares extras por aumentar Bienes Personales para el patrimonio offshore de los argentinos.

“La propuesta de reforma sobre el impuesto a los Bienes Personales establece la mejora de las alícuotas y la penalización de la tenencia de riqueza en el exterior, lo cual permitiría aumentar sustancialmente la recaudación, contribuir al repago de la deuda, y fomentar la desdolarización y una mayor igualdad distributiva”, señalaron en un informe.

El análisis tomó los últimos datos de tributación en Afip del 2017 y actualizó los patrimonios con un dólar a 60 pesos para 2019. Así, se plantearon estimaciones de recaudación en tres distintos escenarios: el actual, el de las alícuotas de 2015 y un tercero donde se grava de manera diferenciada la riqueza offshore.

“Si observamos la evolución del peso de Bienes Personales respecto del PBI, podemos ver que la Argentina, con 0,83% del PBI recaudado por impuestos a la riqueza, se encuentra por encima del promedio simple de América Latina (0,58%), pero por debajo del promedio de los países desarrollados de la Ocde (1,89%). Sin embargo, la serie en los últimos 30 años es creciente tanto para América Latina como para la Ocde, a diferencia de la Argentina”, dijeron.

“Las modificaciones que se analizan avanzan hacia un esquema más progresivo y menos distorsivo de la actividad, contrario al camino escogido en los últimos años”, aclararon. Según Proyecto Económico, el gobierno actual profundizó “el sesgo regresivo del sistema al tomar una serie de medidas que limitaron el alcance de los tributos igualitarios, fomentaron los desigualitarios y redujeron aquellos que financian gastos progresivos como la seguridad social”.

En relación a este tema, esta semana el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, consideró que Argentina debería “cambiar el sistema impositivo y gravar los bienes personales” como hizo Uruguay, aunque opinó que esta modificación no debería caer sobre los sectores de clase media, “que tienen un auto y una casa”, sino en los “más altos y grandes fortunas”.

Tras el comentario de Fernández, los economistas liberales salieron a decir que la suba de Bienes Personales fomentará la desinversión, porque consideran que reduce la expectativa de rentabilidad de la riqueza. Pero el estudio de la consultora sostiene que atender la situación fiscal con impuestos regresivos quita capacidad de consumo a los sectores de menores ingresos y mayor propensión a consumir y reduce la demanda. “Que el peso recaiga con mayor fuerza sobre los impuestos progresivos, permite pensar que se puede financiar la política fiscal expansiva que genera demanda, crecimiento, e inversión”, afirmaron.

El patrimonio offshore de los argentinos para la Afip es de 73.000 millones de dólares. El blanqueo fue de 93.000 millones de dólares y según el Indec son 163.000 millones de dólares. “Hay que combinar una serie de políticas tributarias progresivas con una segmentación que favorezca las transacciones y el ahorro en moneda local, y el mantenimiento de la riqueza en el país”, finalizaron desde Proyecto Económico.

Fernández consideró que el impuesto a bienes no debe caer sobre la clase media

Comentarios