Economía, Política

Mientras investigan vaciamiento

El Grupo Vicentin pide a la Justicia autorización para desprenderse de otro de sus activos

Tras la polémica autorización judicial para la venta del frigorífico Friar, la agroexportadora busca ahora desprenderse del 50% de las acciones de la firma catalana Emulgrain SA. La decisión la tienen el juez Lorenzini, a cargo del concurso, y la justicia penal que debe levantar la medida cautelar


Luego de que el Grupo Vicentin confirmara la venta del frigorífico Friar al fondo de inversión BAF Capital, no solo se abrió una polémica ante el no avance de la Justicia en la inhibición de bienes sobre el entramado societario que conforma la agroexportadora, sino que ahora la firma santafesina acordó la venta de su participación accionaria en Emulgrain SA, una firma dedicada a la producción y venta de emulsionantes naturales.

La intención de la agroexportadora concursada de desprenderse de otro activo necesita tanto el visto bueno de la Justicia tanto del fuero comercial como penal debido a las medidas cautelares presentadas por los acreedores para evitar que se desprenda de los activos.

De concretarse la operación, Vicentin obtendría aproximadamente un millón de dólares.

La oferta de compraventa fue presentada por los abogados de Vicentin al juez Fabián Lorenzini, en un escrito que ya forma parte del expediente concursal. Se la presenta por ahora como una “eventual transferencia” del 50% de las acciones, que pasarían a manos de la catalana Lasenor Emul SA, con quien la compañía santafesina había conformado un joint venture en 2007, según informó el portal Punto Biz.

El paquete accionario del grupo Vicentin es del 50% de Emulgrain que se integra de un 25% de la firma concursada y otro 25% en manos de la empresa Sir Cotton SA -parte del holding Vicentin Family Group-, radicado en Uruguay.

Los socios del Grupo Vicentin están frente a dos alternativas. Disolver y liquidar la sociedad o desprenderse del paquete accionario, plantearon sus abogados en el escrito elevado al juez Lorenzini.

Vicentin proveía materias primas (las lecitinas que obtenía de sus procesos industriales) y otros insumos a Europa hasta que los europeos comenzaron a desarrollar procesos que le permitieron alcanzar los niveles de calidad y comenzaron a disminuir las importaciones lo que afectó directamente el precio del producto.

“En los últimos 5 años Emulgrain no logra generar utilidades”, dice la concursada, y a renglón seguido plantea que “de no poder revertir esta tendencia la empresa ingresará en zona de pérdida de capital en el corto plazo”. Frente a ello, la catalana Lasenor Emul llegó a un acuerdo con un nuevo socio (Lekigos SA, radicada en San Lorenzo) para reformular el proyecto “a un tamaño y exigibilidad más acorde a la realidad”, según lo publicado por Punto Biz.

Dos vallas deberá sortear Vicentin para lograr la venta de acciones de Emulgrain. En primer lugar, el juez Fabián Lorenzilni, a cargo del concurso de acreedores, autorice la venta dentro de los términos de la ley de Concursos y Quiebras. Por otro lado debe esperar que la justicia penal levante la medida cautelar prohíbe modificar su composición accionaria.

Pese a los planteos de la Afip y el Banco Nación, avalaron la venta de Friar por parte de Vicentin

Comentarios